Celulitis

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una infección de la piel causada por bacterias. Es una infección común, pero puede convertirse en una afección grave si no se trata. La mayoría de las veces, la celulitis afecta la piel de la parte inferior de las piernas. Pero puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluso en el rostro. La infección comienza en la superficie de la piel, pero también puede afectar las capas subyacentes de la piel. Si no se trata, la celulitis puede incluso propagarse a los ganglios linfáticos o causar una infección en la sangre (sepsis).

Síntomas de la celulitis

La celulitis suele ser dolorosa. El área afectada estará roja y posiblemente inflamada (hinchada). También puede sentirse caliente al tacto.

Otros síntomas comunes incluyen:

  • La piel en el área afectada puede verse brillante o parecer “estirada”.
  • Una llaga que crece rápidamente, especialmente en el primer día. Puede tener líquido o tener pus.
  • Sensación general de estar enfermo.
  • Sensación de estar cansado.

Síntomas más graves que podrían significar que la infección se está propagando:

  • fiebre o escalofríos;
  • náuseas y vómitos;
  • estrías rojas alrededor del área;
  • pérdida de energía o sensación de cansancio o sueño;
  • aumento del dolor.

Si tiene alguno de estos síntomas, debe comunicarse con su médico inmediatamente o buscar atención de emergencia.

¿Qué causa la celulitis?

La celulitis es causada por bacterias. Es normal que las bacterias vivan en la piel. Cuando la piel se lacera, esas bacterias pueden entrar y causar una infección. Muchas cosas pueden provocar una laceración en la piel. Puede suceder cuando se rasca la piel seca, cuando un insecto lo pica, o si accidentalmente se choca contra algo que raspa la piel.

¿Cómo se diagnostica la celulitis?

Es muy probable que el médico pueda decirle que tiene celulitis al observar la piel. También le palpará las glándulas para ver si están inflamadas. Es posible que el médico quiera ordenar algunos análisis de sangre para asegurarse de que la infección no se haya propagado a la sangre. También podría recolectar líquido del área afectada para analizarlo.

¿Se puede prevenir o evitar la celulitis?

La celulitis no siempre se puede prevenir. Puede reducir su riesgo de celulitis hidratando y cuidándose la piel. También debe lavarse las manos con frecuencia y mantener las uñas cortas.

Si tiene una herida en la piel, asegúrese de mantenerla limpia. Debe lavarla diariamente o usar una crema antiséptica o antibiótica para mantenerla limpia. Obsérvela todos los días para detectar posibles signos de infección. Si ve que la herida está creciendo o se está volviendo más dolorosa, consulte al médico.

Ciertas enfermedades o afecciones pueden aumentar el riesgo de contraer celulitis. Si tiene diabetes o enfermedad vascular, es posible que tenga más laceraciones en la piel en forma de úlceras. Un eccema también puede causar más laceraciones en la piel. También puede correr un mayor riesgo si toma medicamentos que podrían suprimir el sistema inmunológico, como los corticosteroides. La obesidad también puede aumentar el riesgo de celulitis.

Tratamiento de la celulitis

Es muy probable que el médico le recete antibióticos orales para tratar la celulitis. También puede ofrecerle medicamentos para el dolor, si fuera necesario.

Si la infección es más grave, el médico puede recomendarle que vaya al hospital para recibir antibióticos por vía intravenosa (IV). Los antibióticos por vía intravenosa son medicamentos líquidos que se administran directamente en la vena (generalmente una vena del brazo) con una aguja. Otras razones por las cuales el médico puede recomendar este tratamiento incluyen:

  • los antibióticos orales no funcionan;
  • la celulitis cubre un área grande de la piel;
  • tiene fiebre alta;
  • usted es muy joven o muy mayor;
  • usted tiene otras enfermedades o afecciones.

Vivir con celulitis

En la mayoría de los casos, la celulitis desaparece con un tratamiento antibiótico. Es poco frecuente que se propague al torrente sanguíneo, pero puede suceder. Por eso es importante estar atento a los sarpullidos y las heridas. La celulitis puede reaparecer si tiene una enfermedad o afección que lo hace propenso a las heridas o cortes en la piel. Un buen cuidado de las heridas y lavarse las manos pueden ayudar a evitar que la infección se propague.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo contraje esta infección?
  • ¿Cómo puedo prevenir esta infección en el futuro?
  • ¿Estoy en mayor riesgo de desarrollar celulitis?
  • ¿La celulitis es contagiosa?
  • ¿Qué puedo hacer para aliviar mi dolor?