Adicción al tabaco

Adicción al tabaco

el índice de contenidos o tabla de contenidos

No es ningún secreto que fumar o mascar tabaco es peligroso para su salud. Muchas personas tratan de dejar de fumar y tienen éxito. Sin embargo, muchas otras tratan de dejar de fumar y fracasan. Esto puede ser debido a la naturaleza adictiva de fumar o mascar tabaco. Estos hábitos ocasionan cambios en su cuerpo y en la forma de actuar. Los cambios en su cuerpo son causados por una adicción a la nicotina. Ese es el principal ingrediente en los productos de tabaco. Los cambios en la forma de actuar se desarrollaron con el tiempo, a medida que compraba cigarrillos, los encendía y los fumaba o a medida que comenzaba a masticar tabaco. Estos cambios se han convertido en hábito.

No es ningún secreto que fumar o mascar tabaco es peligroso para su salud. Muchas personas tratan de dejar de fumar y tienen éxito. Sin embargo, muchas otras tratan de dejar de fumar y fracasan. Esto puede ser debido a la naturaleza adictiva de fumar o mascar tabaco. Estos hábitos ocasionan cambios en su cuerpo y en la forma de actuar. Los cambios en su cuerpo son causados por una adicción a la nicotina. Ese es el principal ingrediente en los productos de tabaco. Los cambios en la forma de actuar se desarrollaron con el tiempo, a medida que compraba cigarrillos, los encendía y los fumaba o a medida que comenzaba a masticar tabaco. Estos cambios se han convertido en hábito.

Cuando usted tiene el hábito del tabaco, muchas cosas parecen ir de la mano con fumar, mascar o consumir tabaco. Éstas podrían incluir tomarse una taza de café o una bebida alcohólica, estar estresado o preocupado, hablar por teléfono, conducir, estar con amigos, o querer hacer algo con sus manos o su boca.

También puede que deba enfrentarse a las presiones de los amigos que consumen productos de tabaco. No deje que nada ni nadie lo convenzan de que está bien fumar o mascar tabaco. Si necesita ayuda para decir no, hay personas que pueden ayudarle. Hable con alguien de confianza, como un maestro, un consejero de la escuela, o el médico de su familia.

Camino hacia un mayor bienestar

Querer dejar de fumar es un buen primer paso. Va a tener más posibilidades de dejar si hace lo siguiente:

  • Prepárese.
  • Obtenga apoyo y estímulo.
  • Aprenda a manejar el estrés y la ansiedad de consumir tabaco.
  • Obtenga medicamentos y utilícelos correctamente.
  • Esté preparado para las recaídas.
  • Siga intentándolo.

Algunos pasos para lograrlo más fácilmente son:

  • Elija una fecha límite. Elija una fecha de 2 a 4 semanas a partir de hoy para que pueda prepararse para dejar de fumar. Si es posible, elija un momento en que las cosas en su vida vayan a cambiar, como cuando está a punto de comenzar las vacaciones escolares. O escoja un momento en que usted no espera ningún tipo de estrés adicional en la escuela, el trabajo o el hogar.
  • Haga una lista de las razones por las que quiere dejar de fumar. Tenga la lista a mano para poder mirarla cuando tenga un deseo de nicotina.
  • Haga un seguimiento de dónde, cuándo y por qué consume tabaco. Es posible que desee tomar notas durante una semana o más para saber de antemano cuándo y por qué tiene muchos deseos de un cigarrillo o de mascar tabaco. Planifique qué va a hacer en su lugar. También es posible que desee planificar qué decir a las personas que lo presionan para que consuma productos de tabaco.
  • Tire todo su tabaco a la basura. Limpie su habitación, si ha fumado allí. Tire a la basura sus ceniceros y encendedores, cualquier cosa que se relacione con su hábito de fumar. Deshágase de todos los antiguos envases de tabaco de mascar y cualquier otra cosa que haya utilizado.
  • Dígales a sus amigos que está dejando de fumar. Pídales que no lo presionen con respecto a esto. Encuentre otras cosas para hacer con ellos, además de fumar o consumir tabaco de mascar.
  • Cuando llegue la fecha límite, deje de fumar. Prémiese por cada día, semana o mes libre de tabaco. Por ejemplo, cómprese una camisa nueva o invite a un amigo a ver una película.

Más consejos útiles:

  • Los productos de reemplazo de nicotina proporcionan nicotina sin consumir tabaco. Estos productos están disponibles en forma de chicle, parche, aerosol nasal, inhalador y pastillas. Usted puede comprar chicles, parches y pastillas de nicotina sin una receta de su médico. Los productos de reemplazo de nicotina funcionan reduciendo el deseo de su cuerpo por la nicotina. Esto reduce los síntomas de abstinencia. Le permiten centrarse en los cambios que necesita hacer en sus hábitos y su entorno. Una vez que se sienta más seguro como no fumador, lidiar con su adicción a la nicotina es más fácil.
  • Algunos medicamentos de venta con receta ayudan a la gente a dejar de fumar. Estos medicamentos no contienen nicotina, pero ayudan a resistir las ganas de fumar. Pídale a su médico una recomendación.
  • Dígales a sus familiares y amigos cómo ayudar. Su apoyo hará que dejar de fumar sea más fácil. También pida a su médico de familia que le ayude a desarrollar un plan para dejar de consumir tabaco. Su médico le puede dar información sobre líneas telefónicas o materiales de autoayuda. También puede recomendar un programa para dejar de fumar. A menudo, estos programas se hacen en hospitales locales o centros de salud.
  • Prémiese por dejar de fumar. Por ejemplo, con el dinero que ahorra al no comprar productos de tabaco, cómprese algo especial.
  • Es posible que tenga la costumbre de consumir tabaco para relajarse en momentos de estrés. Afortunadamente, hay buenas maneras de manejar el estrés sin fumar o mascar tabaco. Relájese tomando un baño caliente, saliendo a caminar o respirando lenta y profundamente. Piense en los cambios de su rutina diaria que le ayudarán a resistir las ganas de fumar. Por ejemplo, si solía fumar cuando tomaba café, tome té en su lugar.
  • Se puede sentir irritable. También puede enojarse o molestarse más rápido, tener dificultad para concentrarse y tener más hambre de lo normal. Es posible que tenga dolores de cabeza y más tos al principio (mientras sus pulmones se están limpiando). Todos estos pueden ser síntomas de abstinencia de la nicotina. Los peores síntomas desaparecerán en unos pocos días. Sin embargo, es posible que tenga deseos de fumar. Esos antojos tienen menos que ver con la adicción a la nicotina y más que ver con el hábito de fumar o consumir tabaco de mascar.
  • Algunas personas aumentan de peso cuando dejan de fumar. Otras personas pierden peso. La razón principal por la que algunas personas aumentan de peso es porque comen más alimentos como un sustituto de fumar o mascar tabaco. Se puede evitar el aumento de peso cuidando la cantidad que come, manteniéndose ocupado y haciendo ejercicio.
  • La mayoría de las personas intentan dejar de fumar más de una vez antes de lograrlo. No se rinda si tiene un desliz. Recuerde por qué quiere dejar de fumar. Piense en qué ocasionó el desliz. Encuentre otro modo de lidiar con esa situación la próxima vez. Luego vuelva a empezar.

Aspectos a tener en cuenta

El fumar produce cáncer de pulmón y muchos otros tipos de cáncer, enfermedades del corazón, problemas respiratorios graves, úlceras de estómago y reflujo ácido, enfermedad periodontal y daño a los bebés de las mujeres embarazadas que fuman. Fumar también le puede costar tiempo perdido de trabajo o diversión porque está enfermo. El tabaco de mascar es tan malo como el humo del cigarrillo. Es posible que escuche más sobre el daño que hacen los cigarrillos en el cuerpo, pero el tabaco de mascar puede dañar su salud también. Además:

  • Los cigarrillos contienen alquitrán, monóxido de carbono y productos químicos como el DDT (plaguicida), arsénico y formaldehído (un gas utilizado para preservar animales muertos). El alquitrán y el monóxido de carbono causan problemas respiratorios graves. Y usted sabe que el humo del tabaco produce cáncer.
  • La nicotina es adictiva. La nicotina aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.
  • Fumar sólo unos pocos cigarrillos al día es malo para su salud. Una vez que empieza a fumar, es difícil parar.
  • El tabaco de mascar puede causar llagas y manchas blancas en la boca. También puede causar enfermedades y cáncer en la boca, las encías y la garganta. Le puede dar mal aliento, decolorar los dientes y causar la pérdida de dientes. Un bocado de tabaco de mascar contiene 15 veces más nicotina que un cigarrillo (es decir, el riesgo de adicción es mucho más alto).
  • Fumar puede acortar su vida por 14 años.
  • Fumar le da mal aliento, hace que la ropa y el pelo huelan mal, hace que su piel se arrugue más fácilmente, hace que se canse más rápidamente cuando hace ejercicio, aumenta su ritmo cardíaco y su presión arterial, debilita el sistema inmunológico, afecta negativamente su rendimiento sexual y debilita los tendones y ligamentos.

Dejar de fumar es importante. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por su nombre en inglés) es compatible con la cobertura de salud para el tratamiento basado en la evidencia del consumo de tabaco. Además, la AAFP recomienda que todos los consumidores de tabaco en los Estados Unidos estén al tanto de la existencia de este tipo de tratamientos y tengan acceso a todas las terapias y asesoramiento basados en evidencia aprobados por la FDA.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Es más difícil dejar de fumar cuando se ha fumado por más tiempo?
  • ¿Dejar de fumar revierte los efectos negativos?
  • ¿Cómo puedo dejar de fumar si alguien más en mi vida o en mi hogar fuma?
  • ¿Cuánto tiempo lleva normalmente dejar de fumar con éxito?