VIH y SIDA | Cómo sobrellevar un diagnóstico de VIH

Compartir:

Obtenga más información sobre esta condición

Prueba de carga viral en plasma

Tengo VIH y estoy asustado. ¿Cómo puedo sobrellevar mi miedo?

El hecho de descubrir que ha contraído la infección por el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) puede ser atemorizante. Una forma de combatir el miedo es obtener tanta información como sea posible sobre la enfermedad. Tener información sobre el VIH y el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) también lo ayudará a cuidarse lo mejor posible.

Puede combatir su preocupación sobre la infección por el VIH con información confiable. Aunque sus amigos y su familia pueden brindarle asesoramiento, la mejor información proviene de su médico o de su consejero, o de los recursos sobre SIDA nacionales, estatales o de la comunidad local. No permita que sus sentimientos sobre su conducta pasada, su estilo de vida o la posibilidad de que le haya transmitido el VIH a otras personas le impidan buscar ayuda e información.

¿Qué puedo hacer para ayudarme a mí mismo?

La buena noticia sobre el VIH es que el tratamiento temprano está ayudando a muchas personas que tienen esta infección a vivir una vida más larga y más saludable. Es normal sentir tristeza, ansiedad y miedo cuando se entera por primera vez de que ha tenido un resultado positivo en la prueba para el VIH. Sin embargo, si tiene problemas para dormir, comer o concentrarse, o si tiene pensamientos suicidas, hable con su médico. Si está deprimido o se siente ansioso, también hay tratamiento que puede ayudarlo a sentir mejor.

Si se le ha informado que tiene VIH, permítase sentir miedo. Eso es correcto. Pero no permita que este miedo le impida hacer todo lo posible para ayudarse a sí mismo. A continuación le indicamos algunas cosas que puede hacer:

  • Realícese chequeos médicos a intervalos regulares incluso si se está sintiendo bien. Pregunte a su médico con qué frecuencia debe realizarse un chequeo.
  • Use siempre un condón de látex. Tenga siempre "relaciones sexuales más seguras". Si no sabe cómo hacerlo, ¡averígüelo! Su médico puede brindarle información.
  • Ayude a su cuerpo a combatir la infección bebiendo menos alcohol y consumiendo menos tabaco, o bien deje completamente estos hábitos. Siga una dieta equilibrada. Haga ejercicio en forma regular. Duerma lo suficiente.
  • Averigüe qué factores le causan estrés en su vida doméstica y en su vida laboral. Haga todo lo que pueda para reducir este estrés.
  • No comparta agujas para consumir drogas o corticosteroides, o realizarse piercings o tatuajes.
  • Realícese chequeos dentales regulares: si las encías le sangran, esto puede aumentar su riesgo de transmitir la infección a otra persona.
  • Ofrézcase como voluntario para trabajar en una organización sobre el SIDA. Enfrentarse con sus miedos directamente puede ser una buena manera de sobrellevarlos.

¿Quién debería saber que tengo VIH?

Si ha tenido un resultado positivo en la prueba para el VIH, debe informarlo a sus parejas sexuales actuales y anteriores. Ellas también deberían realizarse la prueba. También debe informar a cualquier futura pareja sexual que ha tenido un resultado positivo en la prueba para el VIH. Si se encuentra actualmente en una relación, podría convenirle preguntar a su médico cómo explicar a su pareja los resultados positivos de la prueba.

Informe a su médico y a su dentista que tiene VIH. Esto los ayudará a que le brinden la atención que usted necesita. Se respetará su privacidad, y su médico y su dentista no pueden negarse a brindarle tratamiento simplemente porque tenga VIH.

¿Qué cuestiones legales debería tener en cuenta?

Todas las personas que tienen un resultado positivo en la prueba para el VIH deberían considerar con anticipación qué opciones de tratamiento querrían recibir si se enferman gravemente y no pueden indicar a otras personas lo que quieren. Las instrucciones médicas por anticipado son pautas escritas que indican a los médicos cuáles son sus deseos en relación con los distintos tipos de tratamiento si llega un momento en el cual usted no puede tomar esas decisiones por su cuenta.

También debería considerar la posibilidad de otorgar un poder legal para asuntos médicos. Este es un documento legal que nombra a una persona (p. ej., un compañero de vida, un familiar o un amigo) para que tome decisiones en caso de que usted se enferme gravemente. Un abogado puede redactar los documentos para establecer instrucciones médicas por anticipado y otorgar un poder legal para asuntos médicos.

¿Dónde puedo obtener más información sobre el VIH y el SIDA?

Hay muchos recursos nacionales, estatales y locales disponibles para personas que están bien pero les preocupa contraer el VIH, para personas que son VIH positivas y para parejas, familiares o amigos que brindan apoyo.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 01/97

Obtenga más información sobre esta condición

Prueba de carga viral en plasma

Compartir: