Infecciones del tracto urinario | Otras causas del dolor al orinar

La micción dolorosa (disuria) ocurre cuando siente dolor, malestar o ardor al orinar. El malestar se puede sentir cuando la orina sale del cuerpo. También se puede sentir dentro del cuerpo. Esto podría incluir dolor en la vejiga, la próstata (en el caso de hombres) o detrás del hueso púbico. A veces puede ser un signo de una infección u otro problema de salud.

El camino hacia una mejor salud

Hay varias afecciones que pueden causar una micción dolorosa. La más común es una infección del tracto urinario (ITU). El tracto urinario está compuesto por los riñones, la vejiga y la uretra. La uretra es el tubo que transporta la orina para su eliminación del cuerpo. Las bacterias pueden acumularse en el tracto urinario cuando no se eliminan los desechos o la vejiga no se vacía correctamente. Esto causa una infección. La inflamación y la irritación causadas por la infección pueden hacer que la micción sea incómoda.

A veces puede sentir dolor al orinar, incluso si usted no tiene una ITU. Otras causas incluyen:

  • Medicamentos. Ciertos medicamentos, al igual que algunos utilizados en la quimioterapia contra el cáncer, pueden inflamar la vejiga.
  • Algo que ejerce presión contra la vejiga. Podría ser un quiste ovárico o un cálculo renal que obstruye la entrada a la vejiga.
  • Infección o irritación vaginal.
  • Sensibilidad a sustancias químicas en productos. Las duchas vaginales, los lubricantes vaginales, los jabones, el papel higiénico perfumado o las espumas o esponjas anticonceptivas pueden contener sustancias químicas que causan irritación.
  • Infecciones de transmisión sexual. La gonorrea, la clamidia o el herpes pueden causar dolor al orinar en algunas personas.
  • Infección de la próstata.

Aspectos a tener en cuenta

A veces, la micción dolorosa aparece y desaparece por sí sola. Otras veces es signo de un problema. Si tiene alguno de los siguientes síntomas junto con micción dolorosa, llame a su médico:

  • Drenaje o secreción de su pene o vagina.
  • Sangre en la orina.
  • Orina turbia o maloliente.
  • Fiebre.
  • Dolor que dura más de 1 día.
  • Dolor en la espalda o el costado (dolor lateral).

También llame a su médico si está embarazada y experimenta dolor al orinar.

La micción dolorosa puede ser un síntoma de un problema más grave. Asegúrese de comentarle a su médico:

  • Sobre sus síntomas y cuánto tiempo los ha tenido.
  • Sobre cualquier afección médica que tenga, como diabetes mellitus o SIDA. Estas afecciones podrían afectar la respuesta de su cuerpo a la infección.
  • Sobre cualquier anormalidad conocida en su tracto urinario.
  • Si está o podría estar embarazada.
  • Si se le ha realizado algún procedimiento o cirugía en el tracto urinario.
  • Si fue hospitalizado/a recientemente (hace menos de 1 mes) o permaneció en un hogar de ancianos.
  • Si ha tenido infecciones del tracto urinario recurrentes.
  • Si ha probado algún medicamento de venta libre para el dolor.

Si su médico cree que tiene una ITU le realizará un análisis de orina. Esto analiza su orina para buscar una infección. También puede ordenar una ecografía de sus riñones o vejiga. Esto puede ayudar a encontrar fuentes de dolor, incluidos los cálculos renales.

Su médico podría pensar que su dolor es causado por una inflamación vaginal. Si es así, puede frotar la pared de la vagina con un hisopo para recolectar una muestra de mucosidad. La mucosidad se examinará con un microscopio. Esto analizará la existencia de hongo u otros organismos. Su médico podría pensar que su dolor proviene de una infección en la uretra. Puede tomar una muestra con un hisopo para detectar bacterias. Si no se puede encontrar una infección, el médico puede sugerir otras pruebas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué está causando mi malestar?
  • ¿Es una infección urinaria u otra infección?
  • ¿Cuál es el tratamiento?
  • ¿El tratamiento tiene efectos secundarios?
  • ¿Qué tan pronto mejorarán mis síntomas?

Recursos

Institutos Nacionales de Salud, MedlinePlus: Micción dolorosa