Hacer frente a la adicción de un familiar a los opioides

Última actualización diciembre 2020 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Robert “Chuck” Rich, Jr., MD, FAAFP

La adicción a los opioides (o trastorno por consumo de opioides, como se conoce actualmente) se ha convertido en una crisis de salud pública nacional. De acuerdo con el  Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los Estados Unidos, 2 de cada 3 muertes por sobredosis de drogas en 2018 (los datos más recientes) involucraron un opioide, como los medicamentos recetados hidrocodona, fentanilo y OxyContin.

Este aumento en el uso indebido de medicamentos opioides afecta a millones de personas. No solo a las personas que consumen drogas, sino también a sus amigos y familiares. Si tiene un amigo o un ser querido con adicción a los opioides, es posible que se pregunte cómo afrontar la situación. Probablemente se pregunte cómo puede ayudar o qué debe hacer.

El camino hacia una mejor salud

Ver a una persona que le importa luchar contra la adicción es increíblemente difícil. Puede sentirse impotente. Tal vez sienta que no está preparado para ayudar. Incluso puede tratar de convencerse de que su ser querido no tiene ningún problema.

Lo mejor que puede hacer si sospecha que su ser querido está abusando de los opioides es informarse sobre la adicción. Esto puede ayudarlo a detectar las señales de advertencia de la adicción, que incluyen:

  • Un cambio en la personalidad. Esto puede incluir cambios de humor y hacer cosas fuera de lo normal.
  • Falta de interés por las actividades habituales. Alguien que se está volviendo dependiente de los opioides puede no disfrutar de las cosas que solía disfrutar hacer.
  • Continuar usando opioides a pesar de los efectos negativos. Los signos de esto pueden incluir tener sueño durante el día o quedarse dormido en momentos extraños. Parece que no pueden permanecer despiertos o concentrarse.
  • Estar enfocados en satisfacer sus ansias de opioides. Pueden cambiar de médico con frecuencia o consultar a varios médicos. Una persona que tiene una adicción a los opioides también puede usar varias farmacias para ayudar a ocultar su adicción. Es posible que soliciten resurtidos anticipados o aleguen que perdieron su medicamento.

Hablar del tema

Puede resultar difícil hablar con su ser querido sobre su adicción a los opioides. Es común que se pongan a la defensiva respecto del uso de opioides. Probablemente negarán que tienen un problema. Incluso pueden enojarse.

Puede ser más fácil hablar con ellos con la ayuda de otra persona. Puede solicitar la ayuda de un consejero de abuso de sustancias, un consejero vocacional, un miembro del clero o incluso otro miembro de la familia.

Algunas personas optan por lo que se llama una intervención. En una intervención, un grupo de personas se reúne para conversar con un amigo o familiar sobre su adicción. Las intervenciones pueden ser útiles cuando su ser querido ya negó anteriormente que tiene un problema. También son útiles cuando esa persona puede admitir que tiene un problema pero se niega a recibir ayuda.

Cualquiera sea la forma que elija para hablar con su amigo o familiar, hágalo con amor y apoyo. Evite culparlo por su adicción. Es importante animarlo a buscar ayuda para tratar su adicción. También es importante hacerle saber que no está solo. La adicción es una enfermedad que puede sufrir cualquier persona, de cualquier raza, clase social o religión.

Programas de recuperación

La Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA) ofrece una línea de ayuda nacional para personas y familias que enfrentan trastornos mentales y/o por uso de sustancias. Esta línea de ayuda (800-662-HELP) es un servicio gratuito, confidencial, disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. Está disponible en inglés y español y proporciona referencias a centros de tratamiento locales, grupos de apoyo y organizaciones comunitarias. Las personas que llaman también pueden solicitar publicaciones gratuitas y otra información.

Su médico de cabecera también puede ayudarlo con la adicción y ofrecerle derivaciones de tratamiento. Existen medicamentos que son eficaces para el tratamiento de los trastornos opioides, especialmente cuando se combinan con la terapia conductual.

Grupos de apoyo para familiares y amigos

La adicción afecta a las familias y tensa las amistades. Es fácil culparse a sí mismo. O puede tener la tentación de «cortar» con el ser querido que está luchando con su adicción. Por otro lado, puede encontrarse poniendo excusas respecto de su comportamiento y permitiendo la adicción. Todas estas emociones son comunes.

Considere unirse a un grupo de apoyo que pueda ofrecer orientación durante este momento estresante y confuso. Hay Grupos de Familia Nar-Anon que ofrecen una comunidad mundial para aquellos afectados por la adicción de otra persona. También existe Narateen para adolescentes afectados por la adicción de otra persona. Además, existen otros grupos de apoyo. Muchos son regionales. La mayoría ofrece opciones de apoyo en línea. Su médico de familia suele ser el mejor recurso para comenzar cuando busca un grupo de apoyo.

Aspectos a tener en cuenta

La adicción a los opioides ejerce presión sobre las relaciones. Es difícil ver a un ser querido luchar y sufrir por una adicción. También puede ser alarmante ver cómo afecta la adicción a su personalidad. La adicción también puede provocar cambios drásticos en el comportamiento. Puede abrir una brecha entre personas cercanas.

Es importante no dejar de animar a su ser querido. Su camino hacia la recuperación puede ser largo. Puede sufrir recaídas. No será fácil para ninguno de los dos. Deberá establecer límites o barreras. Si su ser querido es un familiar cercano, es posible que deba establecer estos límites para proteger sus finanzas o su hogar.

También debe considerar llevar NARCAN con usted o tenerlo en su hogar. NARCAN es un medicamento diseñado para revertir rápidamente una sobredosis de opioides. Está disponible en forma de aerosol nasal preenvasado. Esto facilita su uso en una situación de emergencia. Lo rocía en una fosa nasal de la persona que ha sufrido una sobredosis.

La adicción a los opioides no tiene un vínculo claro con la genética. Esto significa que no parece ser algo hereditario, según los Institutos Nacionales de Salud. Sin embargo, las personas que tienen familiares con adicción parecen tener un mayor riesgo de adicción. Esto podría deberse a factores ambientales o de estilo de vida.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo saber si un ser querido está abusando de los opioides?
  • Si un ser querido está abusando de los opioides, ¿significa que es adicto a ellos?
  • ¿Debo confrontar a un ser querido sobre su adicción a los opioides?
  • ¿Puede un ser querido superar la adicción por sí solo?
  • ¿Cómo puedo saber si un ser querido está experimentando abstinencia de opioides?
  • ¿Existe alguna prueba que pueda demostrar si alguien ha estado usando opioides?
  • ¿Cuáles son los analgésicos que se pueden usar en lugar de los opioides?