Enfermedad pulmonar obstructiva crónica | Espirometría

Es posible que deba realizar una prueba de espirometría si su médico cree que tiene enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El camino hacia una mejor salud

¿Qué es la espirometría?

La espirometría es un tipo de prueba de la «función pulmonar». Comprueba qué tan bien están funcionando sus pulmones. Su médico utiliza los resultados de la prueba para ayudar a determinar si tiene EPOC u otra potencial enfermedad pulmonar. Si tiene EPOC, los resultados también muestran la gravedad de su EPOC.

¿Cómo funciona la prueba?

Durante una prueba de espirometría, una máquina llamada espirómetro mide la cantidad de aire que puede expulsar de los pulmones. Las personas que tienen EPOC no pueden expulsar tanto aire ni tan rápido como las personas que no tienen EPOC.

¿Cómo se realiza la prueba?

Para comenzar, el médico puede darle una pinza nasal para que se coloque. Puede ser un poco incómoda, pero probablemente será suave. Esto ayuda a asegurarse de que esté respirando por la boca. Luego, se colocará un tubo de plástico en la boca. Este tubo está conectado al espirómetro. Se le pedirá que respire profundamente y luego sople todo el aire de sus pulmones dentro del tubo lo más fuerte y rápido que pueda.

El espirómetro medirá su flujo de aire. Su médico observará los resultados. Puede pedirle que se haga la prueba más de una vez, o que se haga la prueba después de haber tomado un medicamento inhalado.

Aspectos a tener en cuenta

¿Qué significan los resultados?

La prueba de espirometría le dirá a su médico dos cosas:

  • La cantidad de aire que puede exhalar en 1 segundo. Esto se llama «volumen espiratorio forzado en 1 segundo» (FEV1, por sus siglas en inglés).
  • La cantidad de aire que puede exhalar en 1 respiración. Esto se llama «capacidad vital forzada» (FVC, por sus siglas en inglés).

Para determinar qué tan bien están funcionando sus pulmones, su médico dividirá su FEV1 por su FVC. Esto se llama la relación FEV1/FVC. Si su FEV1/FVC es inferior al 70%, su función pulmonar no es normal. Esto puede significar que tiene una EPOC.

Si el médico le ha diagnosticado EPOC, puede pedirle que se haga una prueba de espirometría de vez en cuando. Esto ayudará a realizar un seguimiento de su función pulmonar y determinar si su EPOC está empeorando.

Preguntas para su médico

  • ¿Necesito una prueba de espirometría?
  • ¿Cuánto tiempo durará la prueba?
  • ¿Debo hacer algo para prepararme para la prueba?
  • ¿Será difícil soplar en el tubo?