Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es una enfermedad. Hace que las personas tengan pensamientos no deseados (obsesiones). También hace que repitan ciertos comportamientos (compulsiones) una y otra vez. Todos tenemos hábitos y rutinas en nuestra vida cotidiana, como cepillarnos los dientes antes de acostarnos. Sin embargo, para las personas con TOC, los patrones de comportamiento se interponen en su vida diaria.

La mayoría de las personas con TOC saben que sus obsesiones y compulsiones no tienen sentido, pero no pueden ignorarlas ni detenerlas.

¿Qué son obsesiones?

Las obsesiones son ideas, imágenes e impulsos que recorren la mente de la persona una y otra vez. Una persona con TOC no quiere tener estos pensamientos y los encuentra inquietantes. Aun así, no puede controlarlos. A veces, estos pensamientos vienen solo de vez en cuando y son levemente molestos. Otras veces, una persona que tiene TOC tiene pensamientos obsesivos todo el tiempo.

¿Qué son compulsiones?

Los pensamientos obsesivos hacen que las personas con TOC se sientan nerviosas y temerosas. Intentan deshacerse de estos sentimientos mediante ciertos comportamientos que siguen las “reglas” que se inventan. Estos comportamientos se llaman ‘compulsiones’. (Los comportamientos compulsivos a veces también se llaman ‘rituales’). Por ejemplo, una persona que tiene TOC puede tener pensamientos obsesivos sobre los gérmenes. Debido a estos pensamientos, puede lavarse las manos repetidamente. Realizar estos comportamientos generalmente solo hace que la sensación de nervios desaparezca durante un corto tiempo. Cuando vuelven el miedo y el nerviosismo, la persona que tiene TOC repite la rutina de nuevo.

Síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

Durante muchos años, se pensó que el TOC era poco frecuente. Algunos estudios recientes muestran que hasta 3 millones de estadounidenses entre 18 y 54 años pueden tener TOC en algún momento. Esto es aproximadamente el 2.3 % de las personas de este grupo etario. El TOC afecta a hombres y a mujeres por igual.

¿Cuáles son algunas de las obsesiones comunes?

Las siguientes son algunas obsesiones comunes:

  • Miedo a la suciedad o los gérmenes.
  • Asco por los desechos o los fluidos corporales.
  • Preocupación por el orden, la simetría (equilibrio) y la exactitud.
  • Preocupación porque una tarea se ha hecho mal, incluso cuando la persona sabe que esto no es cierto.
  • Miedo a tener pensamientos malignos o pecaminosos.
  • Pensar en ciertos sonidos, imágenes, palabras o números todo el tiempo.
  • Necesidad de consuelo constante.
  • Miedo de dañar a un familiar o amigo.

¿Cuáles son algunas compulsiones comunes?

Las siguientes son algunas compulsiones comunes:

  • Limpiar y acicalarse, como lavarse las manos, ducharse o cepillarse los dientes una y otra vez.
  • Verificar los cajones, los seguros de las puertas y los electrodomésticos para asegurarse de que estén cerrados, bloqueados o apagados.
  • Repetir acciones, como entrar y salir por una puerta, sentarse y levantarse de una silla, o tocar ciertos objetos varias veces.
  • Ordenar y organizar elementos de ciertas maneras.
  • Contar hasta cierto número una y otra vez.
  • Guardar periódicos, cartas o contenedores cuando ya no se los necesita.
  • Buscar constante consuelo y aprobación.

¿Qué causa el trastorno obsesivo-compulsivo?

Nadie ha encontrado una sola causa probada para el TOC. Algunas investigaciones muestran que puede tener que ver con químicos en el cerebro que transportan mensajes de una célula nerviosa a otra. Uno de estos productos químicos se llama serotonina. Esta evita que las personas repitan los mismos comportamientos una y otra vez. Una persona que tiene TOC puede no tener suficiente serotonina. Muchas personas que tienen TOC pueden funcionar mejor cuando toman medicamentos que aumentan la cantidad de serotonina en su cerebro.

¿Cómo se diagnostica el trastorno obsesivo-compulsivo?

Si cree que tiene TOC, debe consultar a un profesional de la salud. Busque a alguien que tenga experiencia en diagnosticar y tratar el TOC. Un profesional de la salud mental suele ser la mejor opción.

El diagnóstico de TOC se basará en sus síntomas. Esto incluye su comportamiento, sus obsesiones o sus compulsiones. Un profesional de la salud mental también considerará cómo estos afectan su vida cotidiana o interfieren con ella.

¿Se puede prevenir o evitar el trastorno obsesivo-compulsivo?

No puede evitar que aparezca el TOC. Una vez que tenga un TOC, siempre lo tendrá porque el TOC es una enfermedad crónica. No obstante, puede prevenir los síntomas del TOC siguiendo su plan de tratamiento. También debe tomar cualquier medicamento para el TOC exactamente como se lo hayan recetado. Debe hacerlo aunque se sienta mejor.

Tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo

La combinación de terapia con medicamentos generalmente se considera la forma más efectiva de tratar el TOC.

Varios medicamentos están disponibles para tratar el TOC. Estos medicamentos también se usan a menudo para tratar la depresión e incluyen:

  • Clomipramina
  • Fluoxetina
  • Sertralina
  • Paroxetina
  • Fluvoxamine.

Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios como sequedad en la boca, náuseas y somnolencia. A veces también tienen efectos secundarios en el plano sexual. Pueden pasar varias semanas antes de que vea una mejora en su comportamiento.

Con la orientación de un terapeuta capacitado, la terapia conductual también puede usarse para tratar el TOC. En la terapia conductual, las personas enfrentan situaciones que causan o desencadenan sus obsesiones y ansiedad. Luego se las anima a no realizar los rituales que generalmente ayudan a controlar el nerviosismo. Por ejemplo, una persona que está obsesionada con los gérmenes puede ser alentada a usar un baño público. Después de hacerlo, se le pedirá que se lave las manos una sola vez. Para usar este método, una persona que tiene TOC debe ser capaz de tolerar los altos niveles de ansiedad que pueden resultar de la experiencia.

Vivir con desorden obsesivo compulsivo

Las personas que tienen TOC a menudo tienen otros tipos de ansiedad. Estos pueden incluir fobias (como el miedo a las arañas o el miedo a volar) o ataques de pánico.

Las personas que tienen TOC también pueden tener:

  • depresión
  • trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD)
  • trastornos de la alimentación
  • trastornos del aprendizaje.

Tener uno o más de estos trastornos puede dificultar el diagnóstico y el tratamiento. Por lo tanto, es importante que hable con su médico sobre cualquier síntoma que tenga, aunque le de vergüenza.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa de mi TOC?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento?
  • ¿Debería ir a la terapia?
  • ¿Debo ver a un psiquiatra o un psicólogo?
  • ¿Soy más propenso a tener depresión u otros problemas de salud mental?
  • ¿Cómo puedo lidiar mejor con mis compulsiones?
  • ¿Ayudará un medicamento?
  • ¿Tendré que tomar medicamentos y hacer terapia el resto de mi vida?
  • ¿Hay algo que pueda hacer en casa para mejorar?