Glosodinia (“síndrome de boca ardiente”)

¿Qué es el síndrome de boca ardiente?

La glosodinia, también llamada síndrome de boca ardiente, es una enfermedad que causa dolor y malestar en la boca, los labios y/o la lengua. La sensación a menudo se describe como una sensación de ardor, quemazón u hormigueo. Este síndrome es más común en mujeres que en hombres. Es más común en mujeres durante o después de la menopausia. Las causas de la glosodinia pueden ser difíciles de precisar. Algunas personas pueden tener síntomas durante meses o años y nunca saber por qué.

Síntomas del síndrome de boca ardiente

Algunas personas con glosodinia informan que los síntomas aparecen repentinamente. Para otros, pueden desarrollarse en forma gradual, con el tiempo. Los síntomas típicos de glosodinia incluyen:

  • sensación de ardor en la boca, la lengua y/o los labios;
  • resequedad en la boca;
  • sabor amargo o metálico;
  • pérdida del gusto.

La glosodinia puede ocurrir todos los días, o puede ir y venir. Algunas personas se despiertan con un dolor que dura todo el día. Otros se despiertan con poco dolor pero empeora a medida que avanza el día. Independientemente del patrón, los síntomas pueden durar algunos meses o varios años.

¿Qué causa el síndrome de boca ardiente?

Se desconoce la causa exacta del síndrome de boca ardiente. Los casos han sido vinculados a:

  • daño nervioso;
  • procedimientos dentales;
  • deficiencia nutricional (falta hierro, zinc o algunas vitaminas B);
  • menopausia u otros cambios hormonales;
  • ciertos medicamentos (como los inhibidores de la ECA) utilizados para tratar la presión arterial alta;
  • reacciones alérgicas extremas;
  • problemas de salud que alteran el sabor o la producción de saliva;
  • infección oral por cándida (candidiasis bucal);
  • trastornos mentales (como ansiedad o depresión).

Muchas veces, hay más de una causa. Y otras tantas, los médicos no pueden encontrar la causa.

Usted tiene un mayor riesgo de desarrollar glosodinia si es:

  • mujer;
  • posmenopáusica;
  • mayor de 50 años.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de boca ardiente?

No hay una forma sencilla de realizar pruebas para este síndrome. Su médico le examinará la boca y le hará preguntas sobre su historia clínica y los síntomas. Esto ayudará a identificar mejor una posible causa. Se pueden realizar pruebas para descartar otros posibles problemas. Esto podría incluir un hisopo oral para verificar la presencia de candidiasis bucal. También puede incluir análisis de sangre para detectar enfermedades como diabetes, problemas de tiroides o deficiencias minerales.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de boca ardiente?

Dado que no hay una causa conocida para este síndrome, no se lo puede prevenir o evitar.

Tratamiento del síndrome de boca ardiente

No existe una cura específica para la glosodinia o síndrome de boca ardiente. Lo mejor que se puede hacer es tratar los síntomas. El tratamiento se basa en los síntomas, su gravedad y la causa subyacente. Las posibles opciones de tratamiento incluyen:

  • productos para salivar más y aliviar la resequedad bucal;
  • suplementos vitamínicos, como hierro, zinc o vitamina B, para complementar la nutrición;
  • ungüentos, como capsaicina, para aliviar el dolor;
  • medicamentos contra la depresión o ansiedad para aliviar el dolor y mejorar su sistema nervioso.

Si su médico cree que determinado medicamento está causando el síndrome, podría sugerir reemplazarlo por otro.

Si su médico no puede encontrar una causa, es posible que le recomienden probar medicamentos para la candidiasis oral, suplementos de vitamina B o antidepresivos. Estos han resultado ser eficaces en el tratamiento de la glosodinia.

Vivir con glosodinia

La mayoría de los casos de síndrome de boca ardiente mejoran por sí solos. Algunos consejos adicionales para aliviar los síntomas son:

  • chupar cubitos de hielo;
  • beber líquidos en abundancia;
  • evitar comidas calientes y picantes;
  • evitar alimentos y bebidas con alto contenido de ácido, como los cítricos, los refrescos y el café;
  • evitar productos con alcohol o tabaco;
  • evitar productos que contengan alcohol;
  • probar una nueva marca de pasta dental.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si tengo la boca seca, ¿tengo un riesgo mayor de contraer el síndrome de boca ardiente?
  • ¿Qué puedo hacer para deshacerme del sabor y la sensación de ardor en la boca?
  • ¿Qué puedo hacer si tengo problemas para dormir debido al dolor?
  • ¿Algo que estoy comiendo causa esta sensación? Si es así, ¿qué cambios puedo hacer en mi dieta?
  • ¿El síndrome de boca ardiente desaparecerá por sí solo?