Pleuresía (pleuritis)

¿Qué es la pleuresía?

Es una afección que se caracteriza por dolor en el pecho (dolor pleural). La pleura es una membrana compuesta por dos capas delgadas de tejido que actúan como un revestimiento en el tórax. Una envuelve la pared torácica y la otra, los pulmones. Los tejidos pueden inflamarse o irritarse y eso se conoce como pleuresía. Lo normal es que estos tejidos se deslicen uno contra el otro en un movimiento suave. Cuando se inflaman, se frotan, y ese movimiento puede sentirse áspero y causar dolor.

Síntomas de la pleuresía

El dolor torácico es el síntoma principal, y puede ser agudo y repentino. Puede producirse al realizar ciertas acciones, como toser o respirar profundo. El dolor de tórax continuo y la dificultad para respirar son comunes. También podría tener fiebre u otras molestias. Una gama más amplia de síntomas depende de lo que la cause.

¿Qué causa la pleuresía?

Con frecuencia es el resultado de una infección, que puede ser viral, como la gripe. Podría ser bacteriana, como la neumonía o la tuberculosis (TB). Las personas que tienen una enfermedad ocasionada por el asbesto también pueden contraer pleuresía.

Comuníquese con su médico si tiene síntomas de esta enfermedad. Él deberá descartar en primer lugar las causas más graves y de alto riesgo.

¿Cómo se diagnostica la pleuresía?

Su médico revisará su historial médico y le realizará un examen físico. Algunas veces se puede oír con un estetoscopio cuando los tejidos se frotan. Basado en esos resultados, el médico puede indicarle varias pruebas, entre otras:

  • Análisis de sangre. Una infección puede aparecer en la sangre. En la prueba también pueden detectarse trastornos autoinmunes, como reuma o lupus. La pleuresía podría ser un síntoma de ambas afecciones.
  • Radiografía. Su médico puede querer obtener una imagen de su tórax, que demostrará si hay algo en el espacio entre los tejidos (espacio pleural). Se produce un neumotórax cuando hay aire o gas en ese espacio. Una enfermedad pulmonar o lesión en el pulmón pueden causar esta afección.
  • Ultrasonido. Las ondas sonoras también pueden proporcionar una imagen de su tórax y la visión más clara puede detectar un derrame pleural. Puede tener esto cuando se acumula líquido en el espacio pleural.
  • Tomografía computada (TC). Con ella puede comprobarse si hay otras causas de pleuresía. En una TC de tórax se puede encontrar un coágulo de sangre en el pulmón (llamado embolia pulmonar) y también podría hallarse un hemotórax. Esto se produce cuando hay sangre en el espacio pleural. Puede ser resultado de una lesión en el pecho, una cirugía en el tórax o cáncer de pulmón.
  • Electrocardiograma (ECG o EKG). Su médico puede querer excluir problemas o defectos cardíacos.

¿Se puede prevenir o evitar la pleuresía?

Nada puede evitar en realidad la pleuresía, pero detectar y tratar las infecciones a tiempo puede ayudar.

Tratamiento de la pleuresía

El tratamiento depende de la causa principal. Pueden aliviarse los síntomas con medicamentos. El ibuprofeno puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación. El reposo y el movimiento reducido también pueden ayudar con el dolor.

Vivir con pleuresía

Las infecciones virales desaparecen por sí solas. Su médico puede recetarle medicamentos para las infecciones bacterianas y en casos más graves puede requerirse una cirugía u otro tratamiento.

Preguntas para hacer a su médico

  • ¿Cómo sabré si la pleuresía desaparecerá sola?
  • Una vez que he tenido pleuresía, ¿tengo un mayor riesgo de contraerla otra vez?