Menopausia

¿Qué es la menopausia?

La menopausia se produce cuando los períodos menstruales de una mujer terminan de manera permanente. Sucede porque, a medida que una mujer envejece, sus ovarios producen menos hormonas femeninas (estrógeno y progesterona). Estas son las hormonas que regulan el ciclo menstrual. El momento de la menopausia real es diferente para cada mujer. Es normal que la menopausia ocurra en cualquier momento entre los 40 y los 59 años. La menopausia es un proceso gradual que puede llevar varios años.

La perimenopausia es el término correspondiente a los últimos 3 a 5 años antes de que se produzca la menopausia.

Síntomas de la menopausia

Los síntomas de la menopausia varían. Algunas mujeres simplemente dejan de tener períodos. La mayoría de las mujeres experimentan algunos síntomas, como los siguientes:

  • Cambio en el ciclo menstrual. Este es uno de los primeros signos de la menopausia. Pueden saltearse períodos o pueden ocurrir más seguidos. Su flujo puede ser más ligero o más abundante de lo normal.
  • Sofocos. Los sofocos son el síntoma más común de la menopausia. Cuando tenga un sofoco, sentirá calor desde el pecho hasta la cabeza. A menudo ocurren en sensaciones similares a ondas. Su piel puede enrojecerse y puede sudar. Puede sentir náuseas y mareos. También puede tener dolor de cabeza y sentir que su corazón late muy rápido y fuerte.
  • Sequedad vaginal. Durante y después de la menopausia, la piel de la vagina y la vulva (el área alrededor de la vagina) se vuelve más delgada. Su vagina también pierde su capacidad de producir tanta lubricación (humedad) durante la excitación sexual. Estos cambios pueden provocar dolor durante el sexo.
  • Es posible que necesite complementar la humedad vaginal para que el sexo sea menos doloroso. Puede usar un lubricante sexual de venta libre a base de agua (como K-Y Jelly). También puede usar humectantes para el área vaginal (como Vagisil). Si no, puede hablar con su médico sobre los beneficios y los riesgos de usar una crema con estrógeno recetada para cambios vaginales.
  • Problemas del tracto urinario. Es más probable que tenga infecciones de la vejiga y del tracto urinario durante y después de la menopausia. Hable con su médico si tiene que ir al baño con frecuencia o si siente una necesidad urgente de orinar. También informe a su médico si tiene una sensación de ardor al orinar o si no puede hacerlo.
  • Dolores de cabeza, sudores nocturnos, problemas para dormir y cansancio. A medida que atraviesa la menopausia, es posible que tenga problemas para conciliar el sueño y dormir. Los sudores nocturnos pueden despertarla. Es posible que no obtenga suficiente sueño de movimiento ocular rápido (REM) (la etapa de sueño durante la cual sueña). La falta de sueño REM puede hacer que se sienta cansada, de mal humor y estresada.
  • Aumento de peso. Muchas mujeres aumentan de peso durante la menopausia. Una dieta saludable y ejercicio la mayoría, sino todos, los días de la semana la ayudarán a mantenerse en forma.

Consulte con su médico si usted presenta estos síntomas:

  • Un cambio en su ciclo mensual.
  • Sangrado abundante.
  • Sangrado que dura más de lo normal.
  • Sangrado más frecuente que cada 3 semanas.
  • Sangrado después de la relación sexual.
  • Cualquier mancha de sangre entre períodos.

¿La menopausia tiene síntomas emocionales?

Muchas mujeres experimentan síntomas emocionales durante la menopausia. Estos síntomas pueden incluir tristeza, ansiedad y cambios de humor. En algunas mujeres, los síntomas pueden ser graves. Si nota que tiene problemas emocionales, hable con su médico de cabecera.

¿Cuándo ocurre la menopausia?

El momento de la menopausia real es diferente para cada mujer. La edad promedio para que las mujeres tengan su último período es de aproximadamente 51. Sin embargo, es normal que la menopausia ocurra en cualquier momento entre los 40 y los 59 años. Una mujer a menudo suele tener la menopausia aproximadamente a la misma edad que su madre. Puede dejar de tener períodos temprano (antes de los 40). Si es así, su médico puede hacer un análisis de sangre para ver si realmente está pasando por la menopausia. Si no es así, el médico buscará otra causa para la falta de períodos.

La menopausia es un proceso gradual que puede durar varios años. No se tiene la menopausia hasta que no haya tenido períodos durante 12 meses. (Durante este tiempo, siga usando anticonceptivos si no desea quedar embarazada).

Las mujeres a las que se les extirpan ambos ovarios durante una cirugía pasarán por una “menopausia quirúrgica”. Si se extirpa el útero pero no los ovarios, la mujer dejará de tener períodos, pero no pasará por la menopausia quirúrgica.

¿Cuáles son las causas de la menopausia?

La menopausia sucede cuando los ovarios dejan de producir las hormonas que controlan la menstruación. Estas hormonas son el estrógeno y la progesterona. Sin estas hormonas, su cuerpo ya no liberará un óvulo cada mes.

¿Cómo se diagnostica la menopausia?

Si cree que está pasando por la menopausia y tiene preocupaciones, hable con su médico. La menopausia no requiere un diagnóstico oficial a menos que desee confirmarla. Su médico ordenará un análisis de sangre para verificar sus niveles hormonales. Verificará si contienen estrógeno y también una hormona foliculoestimulante (FSH).

¿Puede prevenirse o evitarse la menopausia?

La menopausia no puede prevenirse ni evitarse. Puede suceder temprano o tarde. Para la mayoría de las mujeres, la menopausia ocurre alrededor de los 50 años.

Tratamiento de la menopausia

No hay un tratamiento establecido para la menopausia. Hay maneras de manejar algunos de los síntomas que acompañan a la menopausia.  Hable con su médico si sufre sofocos, si el sexo es doloroso o si tiene desequilibrios emocionales.

¿Qué es la terapia de reemplazo hormonal?

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es un tratamiento para los síntomas de la menopausia. Implica tomar hormonas sintéticas (que se fabrican en un laboratorio en lugar de en el cuerpo). La TRH puede implicar tomar estrógeno solo o estrógeno combinado con otra hormona, la progestina. Algunas mujeres han descubierto que la TRH puede aliviar los síntomas de la menopausia. Estos síntomas incluyen sofocos, sequedad vaginal y algunos problemas urinarios. Sin embargo, la TRH no es para todas. Estudios recientes sugieren que, para la mayoría de las mujeres, los riesgos de usar la TRH pueden ser mayores que los beneficios. Hable con su médico acerca de los riesgos y de los beneficios de la TRH.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) está en contra del uso de estrógeno y progestina combinados para la prevención de enfermedades crónicas en las mujeres posmenopáusicas. La AAFP también está en contra del uso de estrógeno para la prevención de enfermedades crónicas en mujeres posmenopáusicas que han tenido una histerectomía.

De acuerdo a la AAFP, “Esta recomendación aplica a las mujeres posmenopáusicas que están considerando la terapia de reemplazo hormonal para la prevención primaria de enfermedades crónicas. Esta recomendación no se aplica a mujeres menores de 50 años de edad que han experimentado menopausia quirúrgica. Esta recomendación no tiene en cuenta el uso de la terapia hormonal para el tratamiento de síntomas de la menopausia, como sofocos o sequedad vaginal.

¿Hay otros tratamientos disponibles?

Sí. Existen otros medicamentos que pueden aliviar algunos síntomas de la menopausia. Estos incluyen cremas con estrógenos, antidepresivos en dosis bajas, productos con soja y ciertos suplementos herbales. Su médico discutirá estas opciones con usted.

¿Qué son los fitoestrógenos?

Los fitoestrógenos son sustancias vegetales que se encuentran en algunos cereales, vegetales, frijoles y otras legumbres, y hierbas. Pueden funcionar en el cuerpo como una forma débil de estrógeno. Los investigadores están estudiando si los fitoestrógenos pueden usarse para aliviar algunos síntomas de la menopausia. También están estudiando los efectos secundarios causados ​​por estas sustancias. Muchos productos con soja son buenas fuentes de fitoestrógenos. Estos incluyen tofu, tempeh, leche de soja y nueces de soja. Algunos estudios indican que los suplementos de soja pueden reducir los sofocos en las mujeres después de la menopausia.

Sin embargo, los resultados no han sido uniformes. No hay suficiente evidencia científica para recomendar el uso de hierbas que contengan fitoestrógenos para tratar los síntomas de la menopausia. Esto también sucede con las píldoras y las cremas hechas con estas hierbas. Además, no se conoce lo suficiente sobre los riesgos de usar estos productos. Las hierbas y los suplementos no están regulados de la misma forma que los medicamentos. Algunas hierbas y suplementos pueden ser dañinos cuando se combinan con ciertos medicamentos. Si está considerando utilizar cualquier producto natural o a base de hierbas para aliviar sus síntomas, hable primero con su médico.

Vivir con la menopausia

Vivir con la menopausia es más fácil para algunas mujeres que otras. Depende de la gravedad de los síntomas. Use estos consejos para aliviar los síntomas y aprender más sobre cómo lidiar con la menopausia.

¿Debo evitar ciertos alimentos o bebidas durante la menopausia?

Si tiene sofocos, evite las comidas y bebidas picantes o calientes. Estas pueden desencadenar sofocos. El alcohol también puede provocarlos. También interfieren con el crecimiento óseo y la absorción de calcio. Las mujeres que están pasando por la menopausia deben evitar el alcohol o limitar su consumo.

¿Puede mi dieta afectar la calidad del sueño?

Los siguientes consejos pueden ayudar a reducir los problemas de sueño:

  • Haga comidas regulares a horarios regulares.
  • Evite hacer comidas y refrigerios pesados a altas horas de la noche.
  • Limite la cafeína, que se encuentra en el café, el té, el chocolate y las bebidas cola. La cafeína permanece en el torrente sanguíneo durante hasta 6 horas y puede interferir con el sueño.
  • Evite el consumo de alcohol. Puede hacer que se sienta somnoliento, pero en realidad afecta el ciclo de sueño REM y no REM. Esto puede hacer que se despierte durante toda la noche.

Alivio para los sofocos

  • Baje el termostato. Duerma en una habitación fresca.
  • Vístase en capas, para que pueda quitarse la ropa cuando se tenga mucho calor.
  • Use algodón y otras telas naturales que “respiren” para no tener demasiado calor. Use sábanas de algodón en su cama.
  • Beba agua u otras bebidas frías cuando se sienta sofocado.
  • Haga mucha actividad física.
  • Averigüe qué desencadena los sofocos y evite esos factores. Los alimentos picantes, el alcohol, la ropa ajustada y el clima cálido y húmedo son algunos de los factores desencadenantes más comunes.

¿Cómo afecta la menopausia la salud de los huesos?

Cuanto más envejece la mujer, mayor es su riesgo de osteoporosis. El riesgo se vuelve aún mayor cuando pasa por la menopausia. Cuando su nivel de estrógeno disminuye durante la menopausia, pierde más hueso de lo que su cuerpo puede reemplazar. Esto hace que sus huesos sean más débiles y más propensos a romperse. Para mantener sus huesos fuertes, es importante obtener suficiente calcio y vitamina D en su dieta. Esta vitamina permite que el cuerpo absorba el calcio. Su médico puede sugerir formas de obtener más calcio a través de alimentos, bebidas y, posiblemente, un suplemento de calcio. También pueden sugerirle que tome un suplemento de vitamina D para ayudar a su cuerpo a procesar el calcio. Pregúntele a su médico qué cantidad de calcio y de vitamina D diaria es adecuada para usted.

En general, las mujeres de 30 a 50 años necesitan 1,000 mg de calcio por día. Las mujeres mayores de 50 años necesitan 1,200 mg de calcio por día. La leche, el yogur y otros productos lácteos son buenas fuentes de calcio. La soja, el brócoli y el tofu también lo son. Las mujeres de 30 a 70 años generalmente necesitan al menos 600 unidades internacionales (UI) de vitamina D por día. Las mujeres mayores de 70 años necesitan al menos 800 UI de vitamina D por día. Los pescados grasos, como el salmón y el atún, son una buena fuente de vitamina D.

¿Cómo afecta la menopausia la salud del corazón?

Las mujeres son más propensas a padecer cardiopatías después de la menopausia. Los niveles más bajos de estrógeno pueden ser parte de la causa. También sucede que otros problemas de salud son más comunes a medida que las mujeres envejecen. Por ejemplo, aumentar de peso, ser sedentarias y padecer hipertensión arterial o diabetes. Puede reducir el riesgo de estos problemas de salud comiendo una variedad de alimentos saludables y ricos en nutrientes. También ayuda realizar actividad física y mantener un peso adecuado.

¿Cómo afecta la menopausia los niveles de hierro en mi sangre?

Si todavía tiene períodos a medida que atraviesa la menopausia, aún corre el riesgo de tener un bajo nivel de hierro. Esto es así, sobre todo, si su sangrado es abundante o sucede entre períodos. La falta de hierro puede producir anemia. Comer al menos tres porciones de alimentos ricos en hierro por día la ayudará a obtener suficiente hierro en su dieta. Algunas buenas fuentes de hierro son las espinacas, los frijoles y la carne. Su médico también puede sugerirle que tome un suplemento de hierro.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Mis síntomas indican que podría estar pasando por la menopausia?
  • Mi ciclo menstrual es irregular. ¿Qué síntomas pueden indicar que la irregularidad es causada por algo más que la menopausia?
  • Me siento incómoda o no me siento bien. ¿Hay alguna manera de tratar mis síntomas de manera segura?
  • He oído que los productos con soja o los suplementos herbales pueden ayudar. ¿Son eficaces? ¿Son buenas opciones para mí?
  • ¿Soy candidata para la terapia de reemplazo hormonal?
  • ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de la terapia hormonal?
  • ¿Estoy en riesgo de cardiopatía u osteoporosis?
  • ¿Necesito someterme a alguna prueba, como el examen de densidad ósea?
  • Ahora que estoy pasando por la menopausia, ¿qué cambios, en caso de haberlos, debo hacer en cuanto a la dieta y el ejercicio?