Anuncio

Liquen Escleroso

¿Qué es el liquen escleroso?

El liquen escleroso es un tipo de enfermedad de la piel. Suele afectar la zona vaginal o anal, pero puede aparecer en otras partes del cuerpo. Puede causar erupciones, picazón, dolor y cicatrices. El liquen escleroso es más frecuente es las mujeres después de la menopausia. Sin embargo, también pueden padecerlo hombres y niños.

Síntomas del liquen escleroso

Algunas personas que padecen liquen escleroso no tienen síntomas. Otras pueden tener los siguientes síntomas o signos:

  • Manchas blancas, suaves y brillantes en la piel.
  • Piel fina, arrugada y débil, o que se quiebra fácilmente.
  • Piel enrojecida, lastimada, escamada o agrietada.
  • Sangrado o ampollas en la zona afectada.
  • Picazón, dolor o incomodidad en la zona afectada.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Evacuaciones dolorosas y estreñimiento si se presenta liquen escleroso en el área anal.

¿Qué causa el liquen escleroso?

Los médicos no conocen la causa exacta del liquen escleroso. Algunas causas posibles son las siguientes:

  • Hiperactividad del sistema inmunitario.
  • Problemas hormonales.
  • Lesiones en la zona afectada.

Si tiene antecedentes familiares de la enfermedad, se pueden incrementar sus riesgos de padecerlo. El liquen escleroso no es contagioso. No es posible contagiarse de otra persona ni transmitirlo a alguien más.

¿Cómo se diagnostica el liquen escleroso?

Consulte a su médico si usted tiene síntomas de liquen escleroso. El médico le realizará un examen físico. También solicitará acceso a su historia clínica y le preguntará desde cuándo presenta síntomas. El médico también puede hacer una biopsia de la piel. Esto implica tomar una pequeña muestra de piel de la zona afectada para analizarla en el laboratorio.

¿Puede prevenirse o evitarse el liquen escleroso?

No hay forma de evitar el liquen escleroso porque se desconocen la causa.

Tratamiento del liquen escleroso

No todos los casos de liquen escleroso pueden curarse. No obstante, existen opciones de tratamiento para controlar o aliviar los síntomas. Es probable que su médico le recete una crema con cortisona. Aplique esto en la zona afectada, según las instrucciones. Esto puede aliviar el dolor y la picazón, pero no reparar las cicatrices.

El uso reiterado de una crema con cortisona es eficaz. Realice un seguimiento con su médico durante este tratamiento. La crema con cortisona puede tener efectos secundarios con el tiempo. Algunos de ellos son enrojecimiento de la piel, estrías y candidiasis vaginal.

Puede tomar medicamentos si tiene una infección o es alérgico a la cortisona. Las opciones pueden ser las siguientes:

  • Tacrolimús tópico.
  • Retinoides, como isotretinoína o retinol. Estos son similares a los suplementos de vitamina A.
  • Tratamientos con luz ultravioleta, solo en zonas que no estén cerca de la zona vaginal.

Cremas antihistamínicas de venta libre que alivien el dolor y la picazón. Un baño de asiento también puede resultar útil para hacer frente al dolor y a la picazón. Este baño implica sentarse en unos centímetros de agua tibia.

Existen otras maneras de aliviar la incomodidad.

  • Utilice ropa interior holgada durante el día, y no use ropa interior durante la noche.
  • No use pantimedias, mallas ni ropa ajustada.
  • No se deje puesto el traje de baño ni prendas mojadas durante largos períodos.
  • Evite los aerosoles vaginales, que pueden causar irritación.
  • Utilice un limpiador suave. Busque productos diseñados para piel sensible.
  • Evite los detergentes, los suavizantes para ropa y las hojas de suavizante para secadoras que contengan perfume.

Cómo vivir con liquen escleroso

El liquen escleroso a menudo se puede controlar con tratamiento. Si no se tratan, estas enfermedades pueden tener efectos graves. Los casos graves pueden causar dolor grave durante las relaciones sexuales. También puede sentir vergüenza por padecer una enfermedad en la zona genital.

El liquen escleroso puede ser un factor de riesgo del cáncer de piel y del cáncer vulvar. Por eso, es importante consultar al médico si tiene signos o síntomas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tan grave es mi caso de liquen escleroso?
  • ¿Qué opción de tratamiento es mejor para mí?
  • ¿Cuánto tiempo tengo que usar una crema o tomar medicamentos?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento?
  • ¿Cómo puedo aliviar el dolor durante las relaciones sexuales?
  • ¿Cuál es mi riesgo de padecer cáncer de piel o cáncer vulvar?
  • Si los síntomas empeoran, ¿cuándo debo llamar a mi médico?

Anuncio