Enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños

Enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños

¿Qué es la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños?

La enfermedad de vasos sanguíneos pequeños afecta a las pequeñas arterias del corazón. También se llama enfermedad microvascular coronaria (MVD). Los vasos pequeños se expanden y se contraen para proporcionar sangre al corazón. Envían más sangre cuando hace ejercicio o se esfuerza. Envían menos sangre cuando está en reposo. La enfermedad de vasos sanguíneos pequeños se produce cuando las arterias se estrechan.

Los síntomas de la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños

La angina de pecho es el síntoma más común de la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños. La angina de pecho se siente como dolor o presión en el pecho. Puede hacerlo sudar o hacer que le sea más difícil recuperar el aliento. El dolor puede extenderse a su brazo, cuello, mandíbula u hombro. El síntoma es similar a un ataque al corazón.

Otros síntomas de la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños incluyen:

  • dificultad para respirar
  • sensación de mareo o aturdimiento
  • fatiga
  • desmayos

La mayoría de las personas que tienen enfermedad de vasos sanguíneos pequeños notan síntomas en su rutina diaria. También puede tenerlos cuando está activo o estresado. Si no se trata, la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños fuerza a su corazón a trabajar más para bombear la sangre. Esto lo pone en riesgo de ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca.

Las mujeres tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños. Otros factores de riesgo incluyen:

  • bajos niveles de estrógeno
  • obesidad
  • presión arterial alta
  • niveles altos de colesterol
  • falta de ejercicio
  • diabetes
  • fumar
  • antecedentes familiares de enfermedades cardíacas.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños?

El estrechamiento de las arterias del corazón conduce a la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños. Puede ser causado por:

  • espasmos en las arterias
  • daños en las paredes arteriales
  • arterias enfermas

La enfermedad de vasos sanguíneos pequeños no es la misma que la enfermedad arterial coronaria (EAC). La EAC afecta a los vasos sanguíneos grandes en el corazón. Ellos llevan la sangre rica en oxígeno al corazón. La EAC es causada por una acumulación de una sustancia grasa (placa) en los vasos sanguíneos grandes. Cuando el corazón sufre falta de sangre y oxígeno, puede tener un ataque al corazón.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños?

Hable con su médico si tiene alguno de los síntomas de la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños. La enfermedad de vasos sanguíneos pequeños es difícil de diagnosticar. Esto se debe a que los vasos son muy pequeños. El médico puede realizar pruebas para examinar sus síntomas. Estas asegurarán que el bloqueo no esté en sus arterias coronarias grandes.

Si tiene dolor severo en el pecho que se extiende desde el pecho hasta la mandíbula o el brazo izquierdo, busque ayuda de inmediato.

¿Se puede prevenir o evitar la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños?

La mejor manera de prevenir la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños es mediante la reducción de los factores de riesgo.

  • Aje de peso. Si usted tiene sobrepeso, cree un plan para bajar de peso con su médico.
  • No fume. La nicotina aumenta la presión arterial al causar que su cuerpo libere adrenalina. Esta contrae los vasos sanguíneos y hace que su corazón lata más rápido. Si fuma, consulte a su médico para obtener ayuda para dejar de fumar.
  • Controle su presión arterial. Si tiene presión arterial alta, su médico puede sugerir formas para bajarla. Los medicamentos para tratar la presión arterial alta deben tomarse con precaución, de acuerdo con las indicaciones de su médico.
  • Controle sus niveles de colesterol. Una dieta saludable y hacer ejercicio pueden equilibrar sus niveles de colesterol. Esto reduce el colesterol “malo” (LDL) y aumenta el colesterol “bueno” (HDL). El LDL bloquea sus vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. El medicamento también puede ayudar con esto.
  • Haga ejercicio. El ejercicio regular fortalece el corazón y reduce el riesgo de contraer enfermedades cardíacas. Antes de comenzar, hable con su médico acerca del tipo de ejercicio adecuado para usted. Trate de hacer ejercicio al menos 4 a 6 veces por semana durante al menos 30 minutos cada vez.
  • Coma una dieta saludable. Incorpore alimentos a su dieta que tengan bajo contenido de colesterol y grasas saturadas. Los alimentos que son bajos en grasa y elevan los niveles de HDL ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Controle su diabetes. Trabaje con su médico para mantener su nivel de azúcar en sangre bajo control.

Tratamiento de la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños

Los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas, como el dolor y la presión arterial alta. También pueden evitar que los vasos sanguíneos se estrechen. La cirugía no es una opción debido a que los vasos sanguíneos son muy pequeños.

Vivir con la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños

Su médico querrá hacer controles de rutina para controlar su estado de salud. Hable con él si tiene anemia. Esta es una enfermedad que se caracteriza por un recuento bajo de glóbulos rojos. Puede aumentar el riesgo de ataque al corazón.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si tengo la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños, ¿es seguro para mí hacer ejercicio?
  • ¿Los medicamentos para tratar la enfermedad de vasos sanguíneos pequeños interactuarán con los medicamentos que ya estoy tomando?
  • ¿Qué síntomas indicarán que mi afección está empeorando?
  • ¿La enfermedad de vasos sanguíneos pequeños implica un riesgo de problemas a largo plazo?

Anuncio