Enfermedad de Addison

Enfermedad de Addison

¿Qué es la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es una afección que afecta a las glándulas suprarrenales de su cuerpo. Estas glándulas se encuentran en la parte superior de los riñones. Producen hormonas que afectan su estado de ánimo, crecimiento, metabolismo, función del tejido y cómo su cuerpo responde al estrés.

La enfermedad de Addison provoca daños a dicha glándulas. Hace que su cuerpo deje de producir las hormonas. La enfermedad afecta comúnmente a personas de entre 30 y 50 años de edad. Sin embargo, puede ocurrir a cualquier edad y afecta tanto a hombres como a mujeres.

Síntomas de la enfermedad de Addison

Los síntomas aparecen durante un período de varios meses. Son difíciles de diagnosticar porque son leves. Los síntomas incluyen:

  • fatiga
  • debilidad muscular
  • dolor en las articulaciones o músculos
  • fiebre
  • pérdida de peso
  • náuseas, vómitos y/o diarrea (que conduce a la deshidratación)
  • dolor de cabeza
  • sudor
  • cambios de humor o de personalidad, tales como irritabilidad, ansiedad o depresión
  • pérdida del apetito
  • oscurecimiento de la piel (denominado hiperpigmentación)
  • mareo o desmayo al ponerse de pie debido a la presión arterial baja
  • antojos de alimentos salados
  • dolor intenso y repentino en el abdomen (parte baja del estómago), la parte baja de la espalda o las piernas
  • confusión o dificultad para hablar
  • movimientos lentos
  • convulsiones
  • fiebre alta.

Cuando los síntomas aparecen de repente, o empeoran con rapidez, se denomina insuficiencia suprarrenal aguda. En ocasiones, se la llama crisis addisioniana. Esto puede conducir a la muerte si no se trata. Si usted presenta cualquiera de los siguientes síntomas, consulte a su médico o acuda a una sala de emergencias.

  • dolor intenso y repentino en la zona lumbar, el abdomen o las piernas
  • vómitos y diarrea severos (lo que dará lugar a la deshidratación)
  • presión arterial más baja de lo normal
  • inconsciencia
  • niveles altos de potasio y niveles bajos de sodio.

¿Qué causa la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es causada por lesiones en las glándulas suprarrenales o cuando estas glándulas se ven afectadas por otra afección médica. Esto se denomina insuficiencia suprarrenal. Existen 2 tipos de insuficiencia suprarrenal:

Insuficiencia suprarrenal primaria: Esta se produce a causa de daño a las glándulas suprarrenales por una enfermedad autoinmune (cuando el cuerpo ataca su propio sistema inmunológico). Otras causas de insuficiencia suprarrenal primaria incluyen:

  • Tuberculosis (u otras infecciones) de las glándulas suprarrenales
  • de las glándulas suprarrenales
  • Sangrado de las glándulas suprarrenales

Insuficiencia suprarrenal secundaria: Esta se produce cuando otra afección hace que la glándula suprarrenal no pueda dejar de producir hormonas. Por ejemplo, un problema con la glándula pituitaria puede ocasionar enfermedad de Addison secundaria. O bien, se puede desarrollar la enfermedad de Addison si se deja de tomar un medicamento corticoesteroide (como prednisona) de forma repentina. Los corticoesteroides se recetan en ocasiones para tratar afecciones tales como asma, alergias, artritis, cáncer y problemas del sistema inmunológico.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Addison?

Su médico le preguntará acerca de sus antecedentes médicos y sus síntomas. También podría llevar a cabo pruebas de laboratorio para determinar si usted padece la enfermedad de Addison. Dichas pruebas de laboratorio incluyen:

  • Análisis de sangre para medir los niveles de hormonas y minerales de su cuerpo. Su médico puede examinar su sangre antes y después de una inyección para ver si su cuerpo responde de manera normal a un aumento en los niveles de ciertas hormonas.
  • Tomografía computarizada (CT) o resonancia magnética para examinar el tamaño de sus glándulas suprarrenales o de su glándula pituitaria. Estos estudios son similares a una radiografía.

¿Se puede prevenir o evitar la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison no puede prevenirse ni evitarse.

Tratamiento de la enfermedad de Addison

El tratamiento de la enfermedad de Addison por lo general consiste en tomar hormonas recetadas. Esto puede incluir hidrocortisona, prednisona o acetato de cortisona. Si su cuerpo no produce suficiente de una hormona llamada aldosterona, el médico puede recetarle fludrocortisona. Estos medicamentos se toman diariamente por vía oral (en forma de píldoras).

El médico también puede recomendar que tome un medicamento llamado dehidroepiandrosterona. Algunas mujeres que padecen la enfermedad de Addison descubren que al tomar este medicamento mejora su estado de ánimo y su deseo sexual.

Si usted está sufriendo una crisis addisioniana, busque atención médica de inmediato. Por lo general, el tratamiento consiste en inyecciones intravenosas (IV) de hidrocortisona, solución salina (agua salada) y dextrosa (azúcar). Estas inyecciones ayudan a restaurar la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de potasio a la normalidad.

Vivir con la enfermedad de Addison

Vivir con la enfermedad de Addison implica aprender a vivir con estos síntomas desagradables. Además, es necesario estar preparado ante la posibilidad de una crisis addisioniana. Esta es una emergencia médica que requiere que usted:

  • Lleve una tarjeta y brazalete de alerta médica en todo momento. Esto le brinda a los médicos de emergencia información sobre su afección.
  • Lleve medicamento adicional con usted en caso de que olvide tomar su medicamento. Consulte a su médico sobre cómo obtener corticoesteroides inyectables para usar en caso de emergencia.
  • Informe a su médico si sus síntomas cambian o si sus medicamentos dejan de funcionar como solían hacerlo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Es hereditaria la enfermedad de Addison?
  • ¿Puede la gravedad de mis síntomas empeorar con el tiempo?
  • ¿Es rara la enfermedad de Addison?
  • ¿Puede la enfermedad de Addison causar insuficiencia renal a largo plazo?

Anuncio