Dolores de crecimiento

¿Qué son los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento involucran el sistema musculoesquelético de su hijo, es decir, los músculos y huesos. Con frecuencia, los dolores se presentan en las piernas. Son comunes en niños de entre 3 y 12 años y, por lo general, no son graves. Los dolores de crecimiento no son lo mismo que un crecimiento acelerado.

Síntomas de dolores de crecimiento

Los síntomas de dolores de crecimiento pueden incluir:

  • Dolor en las canillas de su hijo (frente de la parte inferior de la pierna), pantorrillas (parte posterior de la parte inferior de la pierna), muslos o el área detrás de las rodillas.
  • El dolor en aquellas áreas ocurre tarde en el día o durante la noche, pero desaparece por la mañana.

Los dolores de crecimiento varían de un niño a otro. A veces los dolores de crecimiento duran solo unos minutos; otras veces duran unas horas. El dolor puede ser leve o severo. No todos los niños tienen dolores de crecimiento. Sin embargo, si su hijo los tiene, el dolor puede aparecer e irse, con muchos días entremedio sin dolor. Los niños con casos graves pueden sentir dolor todos los días.

¿Qué causa los dolores de crecimiento?

Los médicos no saben qué causa los dolores de crecimiento. Saben que los niños que tienen dolores de crecimiento pueden sentir más dolor después de la actividad física que otros niños. Además, algunos niños que tienen dolores de crecimiento pueden tener huesos más débiles que otros niños.

¿Cómo se diagnostican los dolores de crecimiento?

No existe ninguna prueba para diagnosticar dolores de crecimiento. En cambio, es posible que el médico le haga preguntas sobre cuándo y dónde tiene dolor su hijo. El médico también puede preguntar qué hizo su hijo el día que comenzó el dolor. ¿Pasó su hijo parte del día haciendo deportes, corriendo o saltando? Una gran cantidad de actividad física durante el día puede provocar dolores de crecimiento esa noche. Sus respuestas a estas preguntas pueden ayudar al médico a diagnosticar a su hijo con dolores de crecimiento.

El médico puede ordenar pruebas para asegurarse de que los dolores no tengan otra causa.

¿Se pueden prevenir o evitar los dolores de crecimiento?

No hay forma conocida de prevenir o evitar los dolores de crecimiento.

Tratamiento de dolores de crecimiento

Es posible que usted pueda ayudar a que su hijo se sienta mejor cuando tenga dolores de crecimiento. El médico puede sugerirle que realice una o más de las siguientes acciones:

  • masajear la zona dolorida;
  • estirar los músculos en el área dolorida;
  • darle medicamentos a su hijo. El médico puede recomendar acetaminofén(una marca: Tylenol) o un AINE (una marca: Advil). Puede sugerir que se tomen medicamentos después de que el dolor haya comenzado. O, para evitar los dolores de crecimiento durante la noche, el médico puede recomendarle que le dé a su hijo medicamentos después de un día con mucha actividad física. Los medicamentos diarios también pueden ayudar si su hijo tiene dolores de crecimiento todas las noches.

Vivir con dolores de crecimiento

Los dolores de crecimiento generalmente no son graves y son una parte común de la infancia para muchos niños.

Los dolores de crecimiento pueden hacer que su hijo se sienta cansado durante el día. Eso es porque no puede dormir bien cuando tiene dolores durante la noche. Es importante conocer las técnicas que recomienda el médico para ayudar a su hijo a volver a dormir lo antes posible.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Por qué mi hijo tiene dolores de crecimiento?
  • ¿Desaparecerán los dolores de crecimiento de mi hijo?
  • ¿Por qué los dolores de crecimiento ocurren al final del día o durante la noche?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo cuando tiene dolores de crecimiento?