Apnea del sueño

Apnea del sueño

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es un trastorno del sueño grave. Las personas que tienen apnea del sueño dejan de respirar mientras duermen de 10 a 30 segundos cada vez. Estas interrupciones cortas en la respiración pueden ocurrir hasta 400 veces por noche. Si usted tiene apnea del sueño, los períodos de ausencia de respiración pueden alterar el sueño (incluso si no lo despiertan por completo).

Los hombres, las personas que tienen sobrepeso y las personas mayores de 40 años de edad son más propensos a tener apnea del sueño. Sin embargo, puede afectar a cualquier persona a cualquier edad.

En realidad, la apnea del sueño ya puede haberle afectado más de lo que cree. Es probable que las cosas mejoren una vez hecho el diagnóstico y comenzado el tratamiento. Sea cual sea su tratamiento, recuerde que usted no está solo y hay ayuda disponible.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea del sueño?

Debido a que algunos de los síntomas de la apnea del sueño ocurren mientras usted está durmiendo, su compañero de cama puede notarla primero. Usted, o esa persona, puede notar ronquidos fuertes o largas pausas en la respiración durante el sueño.

Incluso si usted no recuerda despertarse durante la noche, puede notar somnolencia diurna (como quedarse dormido en el trabajo, mientras conduce o cuando habla), irritabilidad o fatiga. También puede experimentar dolores de cabeza matutinos, falta de memoria, cambios de humor y una disminución en el interés sexual.

¿Qué ocasiona la apnea del sueño?

Hay dos tipos de apnea del sueño: la apnea obstructiva y la apnea central.

La apnea obstructiva del sueño es el tipo más común. Nueve de cada 10 personas que tienen apnea del sueño tienen este tipo de apnea. Si usted tiene apnea obstructiva, algo está bloqueando la vía respiratoria que lleva aire a su cuerpo (también llamada la tráquea). Cuando intenta respirar no puede obtener suficiente aire a causa de la obstrucción. Su vía aérea puede ser bloqueada por la lengua, las amígdalas o la úvula (el pequeño trozo de carne que cuelga en la parte posterior de la garganta). También podría ser bloqueada por una gran cantidad de tejido graso en la garganta o por los músculos de la garganta relajados.

La apnea central del sueño es menos común. Este tipo de apnea del sueño se relaciona con la función del sistema nervioso central. Si usted tiene este tipo de apnea, los músculos que necesita para respirar no reciben la señal de “luz verde” de su cerebro. O bien el cerebro no envía la señal, o la señal se interrumpe.

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

Su médico puede diagnosticar la apnea del sueño. Puede preguntarle si se siente cansado o con sueño durante el día. Su médico también puede querer saber acerca de sus hábitos de sueño y cuán bien duerme. Su médico puede pedirle que se dirija a un centro de trastornos del sueño para realizar un estudio del sueño. Los exámenes realizados en el centro de trastornos del sueño pueden revelar qué tipo de apnea del sueño tiene. También puede ser necesario llevar algún equipo a su casa para hacer un estudio del sueño allí.

¿Se puede prevenir o evitar la apnea del sueño?

Hay cosas que puede hacer para prevenir la apnea del sueño. Los siguientes pasos ayudan a muchas personas:

  • Detenga el consumo de alcohol o medicinas para el sueño. Estos relajan los músculos de la parte posterior de la garganta, dificultando más la respiración.
  • Si usted fuma, deje de fumar.
  • Si tiene sobrepeso, baje de peso.
  • Duerma sobre un lado en vez de hacerlo boca arriba.

Tratamiento de la apnea del sueño

Se pueden utilizar ciertos dispositivos dentales para tratar los casos leves de apnea obstructiva del sueño. Estos dispositivos mueven la mandíbula hacia adelante para facilitar la respiración.

Un tratamiento común para la apnea del sueño se llama “presión positiva continua en las vías respiratorias”, o CPAP. En este tratamiento, se pone una máscara especial sobre la nariz y la boca mientras está durmiendo. La máscara mantendrá abiertas las vías respiratorias mediante la adición de presión al aire que respira. Esto ayuda a la mayoría de las personas que tienen apnea del sueño.

En muy pocos casos, es necesario realizar una cirugía para eliminar las amígdalas o el tejido extra de la garganta.

Vivir con apnea del sueño

La apnea del sueño puede ocasionar serios problemas si no se trata. El riesgo de presión arterial alta, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular es mayor si usted tiene una grave apnea del sueño y no recibe tratamiento. Usted también tiene mayor probabilidad de tener accidentes de tráfico al conducir un vehículo mientras tiene sueño. Si usted tiene apnea del sueño, es muy importante obtener tratamiento.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Es necesario que me haga un estudio del sueño?
  • ¿Cuáles son los riesgos para la salud asociados con la apnea del sueño?
  • ¿Qué cambios de estilo de vida puedo hacer en casa para ayudar en el tratamiento de mi apnea del sueño?
  • ¿Será necesario que utilice un dispositivo de CPAP?
  • ¿El dispositivo de CPAP molestará a mi pareja?