Nota: La Línea Nacional de Abuso Sexual, 1-800-656-4673, está disponible las 24 horas, los 7 días de la semana.

La violación es cualquier forma de actividad sexual con la que usted no está de acuerdo. Puede extenderse de ser tocada a ser forzada a tener relaciones sexuales. La violación es un delito grave. Es un delito, incluso si conoce al atacante. Podría ser un cónyuge, padre, otro miembro de la familia, un amigo o un compañero de trabajo. Es un delito, incluso si usted bebe, toma o le dan drogas, o está inconsciente. Es un delito, independientemente de lo que usted está usando o diciendo. Es un delito, incluso si no se resiste.

Cualquiera puede ser víctima de violación. Esto incluye a mujeres, hombres, niños y personas de edad avanzada. Ser víctima de violación no la hace ser mala ni despreciable. La violación no es su culpa, y usted no hizo que suceda. Es ilegal. Usted tiene derecho a denunciar este delito a la policía. Tiene el derecho de sentirse segura y ser tratada de manera justa.

Camino hacia la seguridad

Si fue violada, lo primero que debe hacer es llegar a un lugar seguro. Si puede, intente escapar del atacante. El mejor lugar para ir es un hospital, o llame al 911 para pedir una ambulancia. Puede llamar a la policía desde el hospital. No se bañe ni se cambie la ropa antes de ir al hospital. Sólo llegue lo más rápido posible.

En el hospital, el médico le realizará un examen. Comprobará las lesiones y reunirá pruebas. La evidencia consiste en fibras de la ropa, cabellos, saliva, semen o sangre. Las evidencias pueden ayudar a identificar al atacante. También se utilizarán en el tribunal como evidencia. La mayoría de los hospitales utilizan kits de violación para recoger y almacenar evidencias. Un kit de violación se compone de cajas, portaobjetos y bolsas de plástico.

El médico también le hará un análisis de sangre. A todas las víctimas de violación se les hacen pruebas para las enfermedades e infecciones que se propagan a través del contacto sexual. En las mujeres también se comprobará si están embarazadas. Los resultados pueden tardar algunos días o semanas. Si alguna de las pruebas es positiva, el médico hablará con usted acerca de los próximos pasos.

Si toma pastillas anticonceptivas o tiene un dispositivo intrauterino (DIU), la probabilidad de embarazo es pequeña. Si no lo hace, puede considerar el tratamiento para prevenir el embarazo. Este consiste en tomar 2 píldoras de estrógeno de inmediato y 2 píldoras más 12 horas más tarde. Este tratamiento reduce el riesgo de embarazo en un 60 % a un 90 %. Puede hacerle sentir náuseas.

El riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (ITS) de una violación es de un 5 % a un 10 %. Su médico puede recetar un medicamento para tratar la clamidia, la gonorrea y la sífilis. Debe iniciar la vacuna contra la hepatitis B, si aún no la ha tenido. Le darán la primera vacuna en el hospital, la segunda 1 mes después, y la tercera en 6 meses. El médico también hablará con usted sobre el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). La posibilidad de contraer el VIH por una violación es inferior al 1 %. Si el resultado es positivo para el VIH, el tratamiento se iniciará de inmediato.

En algún momento durante su estadía en el hospital, la policía querrá hablar con usted. Le preguntarán sobre la violación para obtener más detalles. Su objetivo es protegerla y detener al agresor.

Aspectos a tener en cuenta

Si ve a alguien que es agredido o que está en problemas, llame al 911. Como testigo, es muy importante que usted actúe. También puede ayudar a prevenir la violación.

La violación puede tener un efecto enorme en su vida y emociones. Puede estar enojada. Puede tener miedo, ansiedad, puede sentirse conmocionada o culpable. Aproximadamente la mitad de todas las víctimas de violación dicen que se sintieron deprimidas después de su ataque. Es importante hablar con su médico acerca de cómo se siente. Lo que le está pasando es natural. Infórmele sobre cualquier problema físico, emocional o sexual que esté experimentando, incluso si usted no cree que están relacionados con la violación.

Recuerde, la violación no es normal ni aceptable. Incluso si creció en una familia o zona en la cual la violación parecía común, no significa que sea correcta. Si usted ha sido agredida, debe ir al hospital y llamar a la policía. Además, recuerde, la violación no es la respuesta a un problema. Si usted tiene una adicción al sexo o la violencia, hable con un médico de inmediato. Está bien pedir ayuda.

Su médico puede proporcionar información para otros servicios de apoyo. Los grupos locales de crisis por violación y las oficinas de salud pública pueden ayudarla. También es posible que necesite un abogado o un trabajador social si su caso de violación va a juicio. Puede llamar a la Línea Nacional de Abuso Sexual para obtener apoyo. Está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en el 1-800-656-4673. Si usted es empleada del gobierno, también puede llamar al 1-877-995-5247.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Se considera violación si no hubo sexo?
  • ¿Qué pasa si las personas cercanas a mí no creen que he sido violada?
  • ¿Qué pasa si no hay testigos de mi violación?
  • ¿Qué pasa si no recuerdo haber sido agredida?
  • ¿En algún momento es demasiado tarde para denunciar una violación?
  • ¿Cuáles son los sentimientos comunes que experimentan las víctimas de violación?
  • ¿Cuáles son las razones por las que alguien podría agredirme o violarme?
  • ¿Cuáles son los castigos comunes para los agresores?