Viajar con niños

Hay muchos motivos por los cuales los padres y los niños viajan juntos: vacaciones familiares, situaciones de la vida (como funerales), traslados laborales, etc. No importa el motivo de su viaje: haga lo que pueda para planificar, prepararse y resolver cuestiones inesperadas.

Camino hacia un mayor bienestar

Modo de transporte

  • Por aire. Volar puede tener unos cuantos desafíos. Las condiciones de hacinamiento, los retrasos y las miradas de otros pasajeros pueden provocar un viaje estresante. Si vuela con niños, asegúrese de llevar los siguientes elementos:
    • Alivio para los oídos. Volar puede causar dolor y presión en nuestros oídos. Masticar y tragar ayuda a aliviar esa presión. Traiga algo que un bebé pueda chupar (chupete, biberón) cuando el avión despegue y aterrice. La comida para bebés también es útil. No se olvides de llevar una cuchara. Lleve refrigerios, goma de mascar o una bebida si tiene niños mayores. Hay tapones especiales que puede insertar en los oídos para ayudar a aliviar la presión. Consulte a su médico si son adecuados para la edad de su hijo. No permita que su hijo duerma durante el despegue o el aterrizaje. Deben estar despiertos y se les debe recordar que traguen. Pregúntele a su médico acerca de los analgésicos o los aerosoles nasales que podrían ayudar a evitar el dolor de oído al volar.
    • Entretenimiento (libros, tabletas, papel y crayones, pegatinas, música). Aproveche las demoras del aeropuerto para levantarse y caminar con los niños.
    • Medicamentos recetados y de venta libre que su hijo necesite. Esto podría incluir medicamentos para tratar mal de altura, otitis, mareos por movimiento, diarrea, etc.
    • Botiquín de primeros auxilios (puede armarlo usted mismo). Debe contener elementos básicos, como vendas, ungüentos para cortes y raspaduras, toallitas para limpiar un corte o raspón, protector solar y un gel calmante para las quemaduras solares. Agregue los artículos que necesite para la edad de su hijo. Lleve una lista de los medicamentos y las dosis de su hijo en caso de que deba ver a un médico mientras esté de viaje.
    • Identificación. Colóquele algún tipo de identificación a su hijo en caso de que se separe de usted. Podría ser un brazalete con su información de contacto. Si alguno de sus hijos es un poco mayor, dele un teléfono. Si su hijo tiene la edad suficiente, asegúrese de que haya memorizado su número de teléfono.
    • Requisitos de la aerolínea. Visite el sitio web de la línea aérea con la que volará. Puede tener consejos sobre la lactancia, los viajes mientras está embarazada y el equipo de seguridad para niños, como cochecitos y asientos para el automóvil.
  • En coche. Conducir le da más libertad para tomar descansos que volar. Lleve suficientes bocadillos saludables y agua para el viaje. Tampoco olvide el entretenimiento en el auto. Podría incluir un juego de mesa. Tome descansos para salir del automóvil y estírese o haga ejercicio. Lleve medicamentos importantes y un botiquín de primeros auxilios, como lo haría si fuera a valor. La identificación también es importante para los viajes en automóvil. Los niños pueden separarse en restaurantes, paradas de descanso, centros comerciales, etc.
  • En tren y autobús. Estos medios presentan desafíos similares a los del avión. Piense que habrá asientos apretados y lleve refrigerios y entretenimiento. Busque oportunidades para levantarse y estirarse cuando pueda. Colóquele alguna forma de identificación a su hijo. Si tiene hijos mayores, deles un teléfono.
  • En barco. Esté preparado para las enfermedades y lleve medicamentos para tratar las náuseas, los vómitos y la diarrea.

Mientras esté de viaje

Una vez que haya llegado a su destino, los medicamentos y el entretenimiento siguen siendo importantes. No olvide llevar los medicamentos que necesita su hijo y un botiquín de primeros auxilios. Puede pasar largas horas en la habitación de un hotel o en la casa de un pariente. Según su medio de transporte y sus necesidades, considere llevar una cama portátil (para bebés), protectores de colchón para niños pequeños y una carriola. Asegúrese de empacar ropa que permita vestirse en capas y adaptarse a los cambios de clima y temperatura.

Viaje internacional

Investigue la zona que vaya a visitar antes de partir. Es posible que necesite ciertas vacunas con anticipación. También puede necesitar prepararse para problemas, como agua potable sucia. Lleve medicamentos contra las náuseas en caso de que el agua potable cause enfermedades. Lo mismo sucede con la seguridad alimentaria. Algunas frutas y verduras frescas no están limpias y causan enfermedades. Lleve algo para tratar las picaduras de insectos si visitará un lugar con mosquitos o si estará en zonas boscosas. Además, investigue las instalaciones médicas cerca del lugar que visite. En caso de emergencia, no querrá perder tiempo investigando en ese momento.

Vaya más despacio

Incluso en las mejores circunstancias, viajar con niños puede ser estresante. Reduzca la velocidad cuando pea posible. Puede haber baches en la carretera. No se moleste con los cambios en su rutina o en el comportamiento de su hijo. El viaje será estresante para ellos, también. Puede manejar mejor los problemas si ajusta sus expectativas.

Aspectos que se deben tener en cuenta

  • Algunos destinos pueden ocasionar problemas de salud (temporales o de largo plazo) o tener tensiones políticas. Esto puede suceder en el extranjero o en los EE. UU. Prepárese para su destino con anticipación.
  • Se suelen producir retrasos en los viajes. Los vuelos se cancelan. Los coches se descomponen. Piense en lo que sus hijos necesitarían si su viaje se retrasó.
  • La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) tiene información importante sobre cómo volar con niños. Incluye consejos para viajar con niños que tienen necesidades especiales, discapacidades y problemas de movilidad. También incluye información de revisión importante. Visite el sitio web de TSA cada vez antes de viajar con niños. Los requisitos pueden cambiar cada tanto.
  • Haga que su hijo beba mucha agua. Viajar, en general, causa deshidratación. La gente se olvida de beber o no tiene tiempo para hacerlo.
  • Lleve suministros adicionales. Esto incluye pañales, toallitas y ropa.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Debo llevar medicamentos recetados adicionales para mi hijo en caso de que nos retrasemos?
  • ¿Cuáles son los síntomas de una enfermedad transmitida por el agua o los alimentos?
  • Si mi hijo tiene tapones para los oídos, ¿eso aliviará el dolor y la presión al volar?