Situaciones de vida familiar únicas

Situaciones de vida familiar únicas

La vida familiar tiene sus altibajos. Los padres esperan que el hogar familiar les dé a sus hijos comodidad y seguridad. Pero, ¿qué sucede si el hogar familiar cambia por razones de divorcio, muerte o por motivos económicos? Los factores como ir de una casa a otra con los padres divorciados, familias combinadas cuando un padre vuelve a casarse después de un divorcio o la muerte de un cónyuge o mudarse a la casa de los abuelos del niño pueden crear situaciones de vida únicas.

También pueden crear estrés para su hijo. Las situaciones de vida únicas afectan a todos los niños, ya sea a un recién nacido o a un joven de 18 años de edad que está a punto de irse de casa. Los padres pueden ayudar al entender las inquietudes de su hijo y establecer formas para mejorarlas.

Camino a un bienestar emocional mejorado

  • Divorcio: Vivir en dos hogares diferentes puede ser difícil para los hijos de un divorcio. Críen a sus hijos juntos con su exesposo o exesposa para crear rutinas consistentes para la hora de dormir, comidas, disciplina, tareas, amigos, actividades y seguridad en ambas casas. Trabajen juntos para darle a su hijo un entorno cómodo en ambas casas. Por ejemplo, trate que la habitación de su hijo se sienta como si fuera su propia habitación en lugar de la habitación para huéspedes. Sea honesto con su hijo acerca de lo que puede pagar por la habitación. Considere pedirle que traigan cosas de la casa que fue el hogar de la familia. Además, también piense en decorar con manualidades hechas por ustedes.
  • Padrastros: Cuando uno de los padres se vuelve a casar, agregar un padrastro o madrastra a la familia es algo difícil para los niños. Los niños ya están sensibles. Si su hijo se muda a la casa del padrastro o madrastra o si el padrastro o madrastra se muda a su casa, es un gran cambio para un niño de cualquier edad. Si la razón es un divorcio, trabajen juntos como familia (ambos padres y el padrastro o madrastra) para desarrollar un plan positivo para esa nueva etapa de vida. No hable negativamente acerca de ninguno de los adultos involucrados. Acepte conservar y empezar nuevas tradiciones y recuerdos que sean importantes para todos. Si un padrastro o madrastra se une a la familia porque su hijo perdió a uno de los padres por fallecimiento, no retire los artículos personales del padre. Su hijo podría estar listo para renunciar a esos artículos cuando crezca un poco más. Pero sería insensible quitárselos antes de que lo esté.
  • Familias combinadas: Algunas veces, los padrastros o madrastras tienen hijos de un matrimonio anterior. Esos hijos (hijastros) pueden vivir en la misma casa que sus hijos durante algún tiempo o todo el tiempo. Es importante decirle a su hijo que algunas reglas de la casa aplican para todos y que algunas son diferentes dependiendo de los padres de su hijo.
  • Abuelos: Muchos niños viven con sus abuelos debido a que sus abuelos son sus tutores legales. Esto podría ser porque uno de los padres del niño falleció, porque sus padres trabajan en otro estado, los hijos han sido retirados de la casa de sus padres debido a negligencia o porque los padres están en prisión. Otros viven con sus abuelos (y uno o ambos padres) si la familia no puede vivir por su cuenta debido a motivos económicos. Algunas veces, uno o más abuelos se mudarán a la casa del niño debido a un deterioro en la salud del abuelo. Cualquiera que sea el motivo, es una adaptación difícil para los padres y para los niños. Es especialmente difícil cuando hay varias generaciones involucradas. Diferentes generaciones han experimentado la vida familiar de diferentes formas. Para poder convivir mejor, todas las personas que viven en la casa deben comportarse como lo harían con un invitado. Sin embargo, un niño tiene que sentirse que la casa es su propio hogar. Hable con todas las personas involucradas para que los arreglos de vivienda para su hijo o nieto sean tan cómodos como sea posible. Decore la habitación de su hijo o nieto si puede, incluya fotografías familiares u obras de arte personales en la casa y motive a su hijo o nieto a invitar a los amigos a la casa que comparten.

Cosas que debe tener en cuenta

Divorcio: Vivir en dos hogares diferentes puede ser difícil para los hijos de un divorcio. Desde el nacimiento hasta los 5 años de edad, el hecho de ir y venir puede afectar las rutinas de sueño, alimentación y disciplina de los niños. Esto es cierto especialmente si los padres no están de acuerdo con las mismas reglas. Una vez empiezan la escuela, las inquietudes de su hijo aumentan. Además de las rutinas de sueño, alimentación y disciplina, los niños en edad escolar tienen la carga adicional de las tareas, actividades extracurriculares y amigos. Para los adolescentes, la lista aumenta con las citas, conducir, trabajar y planes para después de la escuela secundaria.

Padrastros: los padrastros con frecuencia tienen buenas intenciones. Aun así, es complicado combinar sus pensamientos, sentimientos y derechos de un adulto que está en la casa con los de los padres del niño. Las parejas divorciadas pueden hacer que la vida en casa sea mejor si se ponen de acuerdo sobre el papel que el padrastro o madrastra tendrá con el niño. Es razonable incluir a los padrastros en temas de seguridad, transporte y cualquier otro costo asociado con la crianza del niño. Los padres deben ser las principales personas encargadas de tomar las decisiones sobre asuntos como religión, educación y actividades extracurriculares. Cuando un padrastro o madrastra forma parte de la familia debido a la muerte de otro padre, un hijo podría estar más sensible. Es difícil para un niño escuchar las opiniones de los padrastros o cumplir con las tradiciones familiares del padrastro o madrastra si están en conflicto con las del padre que murió. Los adultos deben ser comprensivos acerca de esto y motivar el compartir recuerdos y momentos del padre fallecido en la vida diaria del hijo.

Familias combinadas: Las nuevas familias aportan diferentes tradiciones, rutinas y opiniones al grupo familiar. Los hijastros pueden vivir juntos en la misma casa todo el tiempo o una parte del tiempo. Los niños podrían o no interactuar bien entre ellos. Los hijastros pueden cuestionar la autoridad del padrastro o madrastra. Defina claramente las reglas de la casa, de cada adulto que viva en la casa y enfatice la importancia del respeto. Las ayudas visuales como algún cuadro con tareas son una buena forma de mostrar la forma de aplicar ciertas reglas para todos en el hogar.

Abuelos: Los abuelos quieren lo mejor para sus hijos y nietos. Con frecuencia son los primeros en ofrecer su casa en el momento de una crisis. Una crisis podría ser a causa del dinero (uno o ambos padres que han perdido su trabajo o la casa de la familia) o a causa de la tutela (en caso que los padres no puedan cuidar de sus hijos debido a problemas legales, económicos o de salud). Vivir con los abuelos es una experiencia única. Los abuelos ya han criado a una familia. Por lo tanto, ellos han establecido rutinas para la vida familiar que pueden ser diferentes a los de otra generación. Los abuelos también podrían tener problemas médicos que afecten la vida familiar. Es importante que los padres y abuelos respeten la autoridad y los papeles del otro. Por otro lado, cuando los abuelos se mudan a la casa familiar, la vida puede cambiar. Esta situación de vida única podría requerir que su hijo haga sacrificios de su espacio o su rutina. Comuníquese con los abuelos para hablar sobre los papeles y responsabilidades de vivir juntos.

En cualquier situación de vida única, los niños quieren saber donde vivirán, quién estará en el hogar, quién hará las reglas, a qué escuela irán, cuánto tiempo pasarán con los padres divorciados, cuánto afectará sus amistades, cómo serán los veranos y días festivos y si aún pueden participar en sus actividades favoritas.

Preguntas para su médico

  • Mi hijo y su padrastro o madrastra no se llevan bien. ¿Debería consultar con un consejero de familia?
  • ¿Los padrastros o abuelos podrán tomar decisiones médicas para mi hijo?
  • Mi hijo ha estado enfermo, ansioso o deprimido a causa de nuestra situación de vida única. ¿Necesita tratamiento con medicamentos?

 

Anuncio