Salud bucal y enfermedad crónica

Sabemos que mantener nuestra salud bucal es bueno para nuestra boca. ¿Pero sabía que también es importante para su salud en general? Varias enfermedades y afecciones crónicas se han relacionado con la mala salud bucal. Es por eso que cuidar la boca es tan importante.

El camino hacia una salud mejor

La salud bucal y las enfermedades crónicas son una responsabilidad compartida. Algunas enfermedades crónicas pueden causarle problemas en la boca. Del mismo modo, algunos problemas bucales se han relacionado con ciertas enfermedades o afecciones crónicas. Las siguientes son algunas afecciones de salud crónicas que pueden afectar su boca, y viceversa.

Diabetes

La diabetes es una enfermedad que afecta la capacidad de su cuerpo para procesar el azúcar. Se puede manejar con tratamiento. Si no se trata, puede causar muchos tipos de problemas, incluso algunos en la boca. Estas son algunas de ellas:

  • Menos saliva. Esto puede hacer que tu boca se sienta muy seca.
  • Más caries. La saliva es necesaria para proteger sus dientes de la caries.
  • Enfermedad periodontal. Sus encías pueden inflamarse y sangrar.
  • Curación lenta. El herpes labial o los cortes en la boca pueden tardar más en sanar.
  • Infecciones. Es más probable que tenga una infección en la boca.

Si tiene salud bucal deficiente, es más probable que tenga diabetes. La enfermedad periodontal es una infección. Las infecciones hacen que el nivel de azúcar en la sangre aumente. Si tiene enfermedad periodontal y no la trata, su nivel de azúcar en la sangre podría aumentar. Esto puede aumentar su riesgo de desarrollar diabetes.

Problemas cardiovasculares

Su boca contiene cientos de diferentes tipos de bacterias. Una boca sana tiene la capacidad de combatir las bacterias malas que causan enfermedades. Pero cuando padece de enfermedad periodontal, una infección u otro problema en la boca, pierde la capacidad de combatir esos gérmenes.

Muchos estudios muestran una asociación entre la enfermedad periodontal (también llamada periodontitis) y la enfermedad cardiovascular. Las bacterias en la boca pueden causar ciertos tipos de infección e inflamación. Esta investigación sugiere que las cardiopatías, las arterias obstruidas e incluso los accidentes cerebrovasculares podrían estar relacionados con estos tipos de infección e inflamación.

Otra afección cardiovascular relacionada con la salud bucal es la endocarditis. Se trata de una infección en el corazón. Por lo general, es causada por bacterias en el torrente sanguíneo que se adhieren a las áreas debilitadas del corazón. Estas bacterias podrían provenir de su boca, si las defensas normales de su boca están bajas.

Cáncer

Más de un tercio de los pacientes con cáncer experimentan problemas con la boca. El cáncer y sus métodos de tratamiento pueden debilitar el sistema inmune del cuerpo. Esto lo hace más propenso a contraer una infección, especialmente si tiene encías no saludables. También pueden causar efectos secundarios que afectan su boca. Estas son algunas de ellas:

  • Aftas
  • Sequedad en la boca
  • Encías sensibles
  • Dolor de mandíbula

VIH/SIDA

El VIH y el SIDA también debilitan su sistema inmunológico. Eso lo pone en mayor riesgo de infecciones u otros problemas bucales. Es común que las personas con VIH/SIDA desarrollen problemas en la boca, que incluyen:

  • Aftas
  • Sequedad en la boca
  • Candidiasis (infección por cándida en la boca)
  • Lesiones blancas en la lengua
  • Enfermedad periodontal e infección graves
  • Úlceras en la boca

Osteoporosis

La osteoporosis hace que sus huesos se vuelvan más débiles y más quebradizos. Esto podría conducir a la pérdida de hueso en sus dientes. Eventualmente podría perder los dientes porque se debilitan y se rompen. Además, algunos medicamentos que tratan la osteoporosis pueden causar problemas en los huesos de la mandíbula.

Infecciones de transmisión sexual

Varias infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden causar síntomas en la boca. Estas son algunas de ellas:

  • VPH (virus del papiloma humano): Algunas cepas pueden causar verrugas en la boca o la garganta. Otras cepas pueden causar cánceres de cabeza y cuello. Estos pueden ser difíciles de detectar. Por lo general, se desarrollan en la base de la lengua, las amígdalas o la parte posterior de la garganta.
  • Herpes: El virus del herpes simple tipo 1 causa herpes labial y otras lesiones bucales. El tipo 2 generalmente causa ampollas en los genitales. Pero ambos tipos se pueden pasar entre los genitales y la boca. Entonces, el tipo 2 también podría causar ampollas dolorosas dentro o alrededor de la boca.
  • Gonorrea: Esta infección bacteriana puede causar dolor y ardor en la garganta. A veces también puede ver manchas blancas en la boca.
  • Sífilis: En su etapa primaria (primera), puede tener llagas (chancros) en los labios, la lengua u otros lugares dentro de la boca. Las llagas pueden desaparecer, incluso si no se tratan. Pero aún tendrá la infección y puede propagarla.

Parto prematuro

La enfermedad periodontal grave se ha relacionado con el trabajo de parto prematuro y el bajo peso al nacer en los bebés. La investigación sugiere que las bacterias bucales pueden afectar la placenta e interferir con el crecimiento y desarrollo del bebé. También muestra que una infección bucal grave podría desencadenar el parto demasiado temprano. Esto podría causar que el bebé nazca prematuramente.

Aspectos a tener en cuenta

La enfermedad periodontal puede tener efectos graves en su salud. Si nota que tiene alguno de los síntomas de la enfermedad periodontal, llame a su médico o dentista.

  • Encías rojas, hinchadas o sensibles.
  • Sangrado al cepillarse o usar hilo dental.
  • Encías que se están separando de los dientes.
  • Llagas o manchas de color en la boca.
  • Mal aliento persistente o gusto desagradable en la boca.

Ya sea que tenga una enfermedad crónica o esté en riesgo de tenerla, debe cuidar bien su boca. Siga estos consejos para una buena salud bucal:

  • Cepíllese los dientes dos veces al día con una pasta de dientes con flúor.
  • Use hilo dental todos los días.
  • Haga visitas de control regulares con su dentista.
  • Limite las comidas y bebidas azucaradas y con almidón.
  • Trate cualquier síntoma de sequedad bucal que pueda tener. Usted puede:
  • Beber agua extra.
  • Consumir goma de mascar, golosinas o caramelos de menta sin azúcar para humedecer su boca.
  • Usar un sustituto salival o humectante bucodental.
  • No consumir tabaco.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Tengo una enfermedad crónica. ¿Existe algún aspecto bucal de la enfermedad del cual debo estar alerta?
  • ¿Cómo afecta mi salud bucal a mi salud general?
  • Si tengo sangrado en las encías, ¿necesito ver a mi dentista?
  • ¿Qué tan grave es la enfermedad periodontal?
  • ¿Cómo se trata?
  • ¿Puedo revertir mis riesgos de desarrollar complicaciones si comienzo a cuidar mejor mis dientes?