¿Qué tan saludable es tu comunidad?

No solo las personas pueden estar enfermas o saludables. Su comunidad también. Pero ¿qué significa eso? ¿Cómo es una comunidad saludable?

El camino hacia una mejor salud

La Organización Mundial de la Salud dice que la salud es más que simplemente no estar enfermo. Es un estado de completo bienestar físico, mental y social. Con las comunidades sucede lo mismo. Una comunidad saludable es aquella que apoya y mejora la salud de las personas que viven allí. Hay muchas cosas que pueden hacer que una comunidad sea saludable. Estas son algunas de las más comunes.

Aumento de la actividad física

La salud física es una parte importante de la salud general. Las comunidades saludables tienen muchas oportunidades para la actividad física. Estas pueden incluir:

  • Senderos para ciclismo y para hacer ejercicio
  • Parques y espacios verdes para recreación
  • Aceras para alentar la caminata segura
  • Carriles para bicicletas en las carreteras
  • Acceso al transporte público para que las personas no tengan que depender de sus automóviles todo el tiempo
  • Escuelas a poca distancia de las áreas residenciales.

Esfuerzos para promover la seguridad

Las áreas que están diseñadas para reducir la dependencia de las personas de sus automóviles ayudan a mejorar la seguridad. Mientras más personas caminen o anden en bicicleta para llegar a algún lugar, menos automóviles habrá en la calle. Esto ayuda a reducir el riesgo y la ocurrencia de accidentes automovilísticos. Una comunidad saludable destaca a los peatones al tener aceras, cruces peatonales y carriles para bicicletas bien marcados e iluminados. Esto alienta a las personas a usarlos, y ayuda a mantener a esas personas seguras.

Acceso a alimentos saludables

Una buena nutrición es vital para nuestra salud, especialmente para los niños y adolescentes en crecimiento. Una comunidad saludable brinda a las personas un acceso fácil a alimentos nutritivos. Esto podría ser a través de supermercados, mercados de agricultores y jardines comunitarios.

Calidad del aire y el agua

La causa principal de la mala calidad del aire es el transporte, especialmente los automóviles. Una comunidad puede ayudar a reducir la cantidad de contaminación en el aire alentando a las personas a:

  • usar el transporte público
  • compartir vehículo
  • caminar
  • andar en bicicleta

La calidad del agua se ve afectada por las grandes cantidades de concreto o pavimento en el suelo. Esto interrumpe el ciclo natural del agua. Una comunidad saludable preserva los espacios verdes para alentar el curso del ciclo del agua. También proporciona a sus residentes agua potable en todo momento.

Un fuerte entramado social

Los aspectos mentales y emocionales de la salud son tan importantes como el físico. Los vínculos sociales entre personas y grupos son importantes para nuestra salud. Una comunidad que promueve esto es más saludable. Una comunidad que tiene un fuerte entramado social se siente como una comunidad. La gente se conoce. Los niños juegan juntos. Las personas están involucradas en la comunidad. Participan en proyectos de mejora del vecindario o eventos en toda la comunidad, como las fiestas barriales.

Otros elementos de una comunidad saludable incluyen:

  • Acceso a la salud. Los hospitales, los consultorios médicos o las clínicas de atención sin turno proporcionan a los miembros de la comunidad la atención médica que necesitan.
  • Muchas oportunidades de empleo ayudan a los residentes a permanecer en su comunidad y ser miembros productivos de la sociedad.
  • Educación. Todos los niños necesitan tener acceso a la educación en su comunidad.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando observa a su comunidad, ¿qué ve? ¿Hay personas físicamente activas? ¿Es seguro? ¿Hay lugares donde pueda obtener alimentos saludables? ¿Tiene acceso a servicios de salud, empleo y educación? Si su respuesta a alguna de estas preguntas es no, su comunidad puede no estar tan sana como podría. Si quiere hacer algo al respecto, comience con su municipalidad. Vaya a una reunión. Hable con los líderes de la ciudad. Descubra qué puede hacer para ayudar a que su comunidad sea más saludable. Entonces, usted también podrá estar más saludable.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo cree que es una comunidad saludable?
  • ¿Cómo contribuye mi comunidad a mi salud?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a que mi comunidad sea más saludable?