Preparación de almuerzos escolares saludables

A la mayoría de los niños les gusta comprar su almuerzo en la escuela. Muchas escuelas han estado trabajando intensamente para hacer sus almuerzos más nutritivos. Pero incluso cuando las opciones saludables están disponibles, a un niño con hambre podría resultarle difícil resistirse a la tentación de alimentos poco saludables.

Esa es una razón por la que es una buena idea hacer que su hijo lleve su almuerzo a la escuela algunas veces a la semana. Estas son algunas otras razones:

  • Da a los niños un poco de variedad en lo que están comiendo. No tienen que elegir entre los mismos tipos de alimentos todos los días.
  • Le da a usted un cierto control sobre lo que están comiendo. De esa manera usted sabrá que están comiendo sano, al menos, algunos días a la semana.
  • Algunos niños podrían tener un juego o actividad después de la escuela. Puede preparar un almuerzo y aperitivos que mantendrán elevada su energía durante todo el día.
  • Puede utilizarlos como una oportunidad para guiar a su hijo a hacer buenas elecciones a la hora de comer.

Camino hacia un mayor bienestar

Aquí hay algunos pasos que puede dar para asegurarse de que su hijo lleve un almuerzo saludable de casa.

Involucre a su hijo

Comience con una tormenta de ideas con su hijo sobre los alimentos y bocadillos que a su hijo le gusta comer. Ofrezca opciones saludables y deje que su hijo elija lo que quiere llevar a la escuela. Haga que su hijo le ayude a comprar los alimentos que va a comer. Preparen juntos la mayor cantidad de comidas que puedan. Esto dará a su hijo posesión sobre su decisión. Estará más dispuesto a comer todo lo que preparan.

Haga un cambio de imagen del almuerzo

Vaya más allá de un sándwich de mortadela y patatas fritas. Haga sustitutos saludables para mejorar el valor nutricional de la comida. Aquí tiene algunos cambios simples que puede hacer para convertir un almuerzo preparado estándar en uno sano.

En lugar de… Pruebe…
Almuerzo de carne con alto contenido graso Carnes con bajo contenido graso, como la de pavo
Pan blanco Pan de grano entero o pan integral, tortilla o pita
Mayonesa Mayonesa con bajo contenido graso, mostaza o humus
Papas fritas Papas horneadas, palomitas de maíz o verduras con salsa
Conservas de frutas en almíbar Fruta fresca
Pastelitos o galletas Yogur, mezcla de frutas secas o golosinas caseras saludables
Refresco Leche con bajo contenido graso, agua o jugo 100%

Empaquételo de manera segura

Cuando prepare un almuerzo, preste atención a las medidas de seguridad de los alimentos. Es necesario mantener calientes los alimentos calientes y fríos los alimentos fríos durante toda la mañana hasta la hora de almuerzo. Prepare los alimentos calientes en un termo. Incluya una compresa fría para los productos que necesitan refrigerado, como sándwiches con carnes frías o salsas para verduras. También puede congelar algunos artículos la noche anterior. Esto les dará la mañana para descongelarse en la lonchera de su hijo. Esto se puede hacer con las cajas de jugos, los sándwiches y el yogur.

Hágalo divertido.

Si su hijo no está muy entusiasmado con la alimentación saludable, trate de hacer que los alimentos sean divertidos.

  • Use cortantes de galletas para cortar sándwiches con formas.
  • En lugar de cortar en trozos fruta fresca, trate de usar una cuchara sacabocados.
  • Haga brochetas de alimentos utilizando pinchos de plástico seguros.
  • Cree bocadillos divertidos, como hormigas en un tronco (apio lleno de queso crema con bajo contenido graso o mantequilla de maní, con pasas en la parte superior).

Incluya todos los grupos de alimentos

Su hijo necesita una dieta equilibrada con alimentos de todos los grupos de alimentos. MyPlate.gov es un buen punto de partida para obtener orientación. Los principales grupos incluyen:

  • frutas
  • verduras
  • Proteínas magras (pollo, pescado, huevos, frijoles o nueces)
  • cereales integrales (panes, pastas o arroz)
  • productos lácteos con bajo contenido graso (leche, yogur o queso).

Aspectos a tener en cuenta

Cuando está tratando de empacar almuerzos saludables para su hijo, es fácil cometer errores. Un estudio descubrió que los almuerzos traídos de casa suelen ser tener mayor contenido calórico, graso y de azúcar que lo que se puede comprar en la escuela.

Estos son algunos errores comunes que los padres cometen y qué puede hacer en su lugar.

  • Prepara demasiada comida. Usted quiere dar a su niño opciones y asegurarse de que tiene suficiente comida. Sin embargo, usted podría estar preparando demasiado. Piense en cambio, cuánto come su hijo el fin de semana y trate de hacer lo mismo.
  • Elije alimentos hechos para los niños. Algunos alimentos se comercializan para los niños. Pero eso no los hace saludables. Lea la etiqueta de información nutricional y la lista de ingredientes para buscar azúcares ocultos, sodio o los niveles de grasa.
  • No incluye suficientes proteínas. Si el almuerzo es un sándwich, papas fritas, pastelitos y un refresco, casi todo el almuerzo es hidratos de carbono. Una vez que los carbohidratos se digieran, su hijo va a tener hambre. Incluir proteína en los almuerzos y meriendas es importante. Les ayuda a mantenerse satisfechos por más tiempo. Les da la energía que necesitan para pasar el día.
  • Incluye frutas, pero no verduras. Los niños tienden a preferir las frutas más que las verduras. Es fácil incluir la fruta en el almuerzo y sentir que está haciendo un buen trabajo. Pero trate de incluir verduras también. Las zanahorias y el apio se pueden sumergir en humus o mantequilla de maní y brindarles un poco de verduras y proteínas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Las escuelas están obligadas a proporcionar comidas saludables?
  • ¿Cuáles son algunos alimentos saludables que puedo proporcionarle a mi hijo?
  • ¿Dónde puedo obtener ideas para almuerzos saludables?
  • ¿Cómo puedo saber la cantidad de comida que necesita mi hijo?