Ponerse en forma durante el día

Family Doctor Logo

Todos llevamos una vida ocupada estos días. Esto puede hacer que sea difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio. Pero no es necesario tomarse una hora de cada día para ponerse en forma. Hay muchas maneras de incorporar el ejercicio en su rutina diaria.

El camino hacia una mejor salud

Realizar suficiente ejercicio no se trata realmente de encontrar el tiempo. Se trata de encontrar la voluntad de hacerlo, sin importar qué. Incluso si usted no puede encontrar tiempo para ejercitarse, puede probar algunas de estas ideas para hacer de la aptitud física parte de su vida durante todo el día.

Levántese y hágalo. A penas se levante, muévase al piso y haga tantas flexiones de brazos y abdominales como pueda. Solo le llevará alrededor de 5 minutos, y pondrá su sangre en movimiento para despertarse rápidamente. Es una gran manera de empezar el día, y le animará a seguir así a medida que el día avanza.

Fracciónelo. Los expertos recomiendan 30 minutos de ejercicio al día. ¿No tiene 30 minutos? Fracciónelo en 3 sesiones de 10 minutos cada una, distribuidas a lo largo del día. Ponga su alarma 10 minutos más temprano y de un paseo al trote por el vecindario. Camine durante 10 minutos en el almuerzo, y otros 10 minutos cuando llegue a casa del trabajo.

Tome el camino largo. Busque formas de incorporar más pasos en su día. Camine al trabajo si es posible. Estacione su automóvil lo más lejos de la puerta como sea posible, ya sea que vaya a trabajar o de compras. Utilice las escaleras en lugar del elevador. Incluya un poco más de tiempo para no tener que tomar atajos. ¡El camino más largo es el mejor para usted!

Siéntese sobre una pelota. Cambie su silla de escritorio por una pelota de ejercicios. Esto hará que su núcleo y su espalda mantengan el equilibrio, siendo esta una manera disimulada de generar un poco de músculo. Incluso puede utilizar la pelota para hacer otros ejercicios durante todo el día, como flexiones, abdominales, o sentadillas.

Levántese de la silla. Independientemente de qué tipo de silla tiene, levántese de la misma. No envíe correos electrónicos ni llame a su compañero de trabajo. Levántese y camine hacia su escritorio. Pondrá su sangre en movimiento, lo hará socializar y fomentará hábitos más saludables.

Tareas múltiples. Cada vez que tenga que hacer algunas llamadas telefónicas o tormentas de ideas, hágalas mientras camina. Incluso si sólo camina alrededor de su oficina, usted estará haciendo más por su cuerpo que si estuviera sentado.

Juegue mientras espera. La espera es parte de la vida, así que saque el mayor provecho de la misma. ¿Esperando en la cola del supermercado? Flexione y relaje los músculos abdominales, o realice levantamientos de pantorrilla, mientras está parado allí. El trabajo de abdominales también se puede hacer cuando está sentado en su vehículo en un semáforo en rojo.

Evite el carrito de compras. En lugar de utilizar un carrito para mantener sus cosas en la tienda, lleve sus propias bolsas resistentes y cárguelas. Hará una mini-sesión de ejercicios al levantarlas y transportarlas. ¡Y no tendrá que llevar a casa más bolsas de plástico!

Pasee al perro. Si usted tiene un perro, sáquelo a pasear. Incluso si usted tiene un patio cercado y por lo general solo deja a Fido afuera, sáquelo a pasear de todos modos. Ambos se benefician, además de que obtendrá un poco de tiempo de unión.

Vea TV de manera activa. Si usted tiene una caminadora o bicicleta estacionaria, puede usarla mientras ve su programa favorito. Mantenga un ritmo moderado, y luego acelere durante los comerciales. Si no tiene equipo, pruebe con ejercicios como flexiones, abdominales, planchas y saltos durante los comerciales.

Ponga un poco de trabajo en su cocina. Ya se encuentra de pies mientras prepara la cena, entonces póngale un poco de acción. Baile entre el refrigerador y el horno. Haga flexiones de pie contra la mesada mientras espera que el agua hierva. Haga sentadillas mientras revuelve la pasta.

Juegue con sus hijos. No importa la edad que tengan, puede jugar de forma activa con sus hijos después de la cena. Lleve a los más pequeños al parque y corra con ellos. Juegue a la pelota o al fútbol con los mayores. Camine de ida y vuelta si es posible, para que todos tengan tiempo para moverse antes de que termine el día.

Aspectos a tener en cuenta

Encontrar maneras incorporar el ejercicio en su rutina diaria no es difícil. Pero es mejor si lo usa como suplemento a una rutina regular de ejercicios. Trate de encontrar 30 minutos o más en la mayoría de los días para realizar un entrenamiento exhaustivo. De este modo, cuando agrega actividades más pequeñas durante el día, obtendrá un beneficio aún mayor.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuánto ejercicio debería realizar por semana?
  • ¿Qué tipos de ejercicios son seguros para que realice?
  • ¿Debo conseguir un podómetro?
  • ¿Qué ejercicios puedo hacer en casa?
  • ¿Qué maneras de trabajar mi aptitud física diaria me sugiere?