Ortótica

Ortótica

El dolor de pies puede ser un problema común en personas de todas las edades. Puede causarlo una lesión, el uso excesivo, el desarrollo físico o una enfermedad. Muchas personas utilizan artículos ortóticos para aliviar el dolor, apoyar sus pies y ayudarse a tener equilibrio. Los productos ortóticos para pies toman la forma del interior de su calzado y se insertan dentro de los zapatos. Se llaman plantillas ortopédicas o apoyos plantares.

También pueden encargarse y diseñarse según sus necesidades con la receta del médico.

Camino hacia un mayor bienestar

Los aparatos ortóticos se fabrican con materiales duros o blandos, o con una combinación de ambos. Algunos se pueden comprar sin receta, ya elaborados, en la mayoría de las tiendas. Pero su médico puede considerar que necesita unos hechos a medida para su afección. En ese caso, le dará una receta para el especialista en ortótica. Se fabricarán o encargarán para que se ajusten a sus necesidades.

Las plantillas o soportes plantares se sienten como cojines entre el pie y el zapato. Se fabrican de diversos materiales: espuma, corcho y plástico. Tienen diversos espesores y se deslizan dentro del calzado. Algunos productos de venta libre deben recortarse con tijera para que se ajusten al tamaño del calzado. Una vez insertados, proporcionan una base más blanda a su pie si experimenta dolor. También pueden ayudarlo a lograr equilibrio al estar de pie o caminar. Las personas mayores con frecuencia recurren a las plantillas cuando la grasa de los talones comienza a ser más delgada. Quienes pasan la mayor parte del día de pie en sus empleos usan plantillas para amortiguar el estrés de los pies.

Los productos ortóticos de venta libre cuestan entre $8 y $20 el par. Puede ser necesario reemplazarlos cada 6 meses o una vez al año. Los artículos hechos a medida pueden costar entre $100 y $300 el par y durar de 5 a 10 años. Consulte con su proveedor de seguros qué porcentaje del costo cubre su póliza.

Para tratar el dolor de pies, es importante tener un calzado que se ajuste en forma apropiada. Algunos estilos de zapatos no ofrecen mucho soporte a los arcos plantares, y esto puede provocarle dolor. Su médico puede recomendar una plantilla poco costosa. Hay zapatos que tienen un soporte plantar incorporado, pero pueden ser más costosos.

Puede llevar algún tiempo acostumbrarse a tener un elemento de ortótica en sus zapatos. Si las plantillas son incómodas, intente usarlas durante períodos breves y aumente el tiempo de uso en forma gradual. Después de utilizarlas durante largos períodos, intente caminar descalzo durante un tiempo para permitir que los músculos se fortalezcan en forma natural. Algunos productos pueden provocar ampollas. En esos casos, puede ser útil usar calcetines y aplicar un ungüento medicinal a la ampolla. Hable con su médico si no ha encontrado plantillas que lo ayuden.

Aspectos que se deben tener en cuenta

Los productos ortóticos pueden ser muy útiles en las siguientes afecciones:

  • Fascitis plantar. Se produce cuando se inflama el tejido que conecta el hueso del talón a los dedos del pie. Causa dolor en el talón.
  • Periostitis tibial. Esta afección se presenta cuando se daña el hueso de la tibia (pierna). Les ocurre, con frecuencia, a los atletas que corren mucho.
  • Fracturas por estrés. Las que se producen en los pies involucran a los metatarsos, los huesos largos que conectan el tobillo a los dedos. Cuando este hueso sufre una pequeña rotura, se la llama fractura por estrés. Es común en los atletas.
  • Es la forma más común de artritis. Puede producirse en las articulaciones de las rodillas.
  • Síndrome de dolor patelofemoral (SDPF). Esta afección provoca dolor en la rodilla. Es el resultado de un cartílago dañado en la rótula.
  • Pies planos o arcos vencidos. Se producen por tendones dañados. El dolor aparece en el medio de la planta del pie.
  • Bursitis retrocalcánea. Es una inflamación de la parte posterior del hueso del talón. Se produce con un historial de artritis o actividad física intensa.
  • Síndrome del túnel tarsiano. Afecta al nervio tibial cerca del tobillo y provoca un dolor ardiente y una sensación de cosquilleo cerca del hueso lateral del tobillo. El dolor se traslada al arco del pie.
  • Juanetes o callos. Estas pequeñas formaciones en el pie pueden provocar dolor al caminar, estar de pie o correr. Si bien un médico puede extraer los callos, por ejemplo, estos pueden volver a crecer. Las plantillas en los zapatos son importantes para su comodidad.
  • . Esta afección puede provocar que camine de manera inestable (marcha inestable). Los productos ortóticos para pies son importantes para ayudarlo a mantener el equilibrio.
  • Si no se controla con dieta, ejercicio y medicamentos, la diabetes puede dañar los nervios de los pies. Eso puede ocasionarle una neuropatía diabética (pinchazos y hormigueo) en los pies.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puedo curarme de la necesidad de usar productos ortóticos para los pies?
  • ¿Debo usar zapatos con cordones?
  • ¿Pueden desarrollarse problemas por usar calzado delgado y de bajo costo?
  • ¿Pueden desarrollarse problemas por andar descalzo demasiado tiempo?

Anuncio