Obesidad y embarazo

Una persona se considera obesa cuando su índice de masa corporal (IMC) es 30 o más. Estar obeso aumenta el riesgo de muchas afecciones y complicaciones de salud. Lo mismo se aplica a las mujeres que son obesas y quedan embarazadas. Puede tener un embarazo saludable si es obesa. Hay cosas que debe hacer para controlar los riesgos para usted y su bebé.

Camino hacia un mayor bienestar

Muchas mujeres que son obesas tienen embarazos saludables y dan a luz a bebés sanos. Sin embargo, existen riesgos para usted y su bebé. Las mujeres que son obesas tienen un mayor riesgo de ciertos problemas de salud durante el embarazo, que incluyen:

  • Diabetes gestacional. Este tipo de diabetes solo se desarrolla durante el embarazo.
  • Una infección. Esto puede incluir infecciones del tracto urinario y posparto.
  • Preeclampsia. Esta afección puede causar presión arterial alta y daño a los órganos, como los riñones.

También puede tener un mayor riesgo de tener problemas durante el trabajo de parto y el parto, como:

  • Cesárea. La obesidad durante el embarazo puede resultar en cesáreas electivas y de emergencia.
  • Problemas durante el trabajo de parto. Es más probable que necesite que le induzcan el trabajo de parto si es obesa. La obesidad también puede interferir con el uso de ciertos tipos de medicamentos para el dolor. Esto puede incluir la anestesia epidural.
  • Embarazo atrasado. La obesidad aumenta el riesgo de que el embarazo continúe más allá de la fecha prevista de parto.
  • Pérdida del embarazo. La obesidad puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo.

También hay un mayor riesgo de problemas de salud para su bebé cuando está obesa durante el embarazo. Estos pueden incluir malformaciones congénitas y afecciones crónicas. Su bebé puede tener un mayor riesgo de desarrollar diabetes o enfermedad cardíaca en el futuro. 

Es importante tomar medidas para controlar su salud y la de su bebé. Si es obesa, está embarazada o planea estarlo, asegúrese de:

  • Programar una cita previa a la concepción. Hable con su médico si está obesa y planea quedar embarazada. El médico puede hacer que comience a tomar vitaminas prenatales. También puede trabajar con usted en un plan para alcanzar un peso saludable antes de quedar embarazada.
  • Recibir cuidados prenatales regulares. Visite a su médico regularmente para controlar las complicaciones. Discuta las afecciones médicas que pueda tener y las formas de controlarlas durante el embarazo.
  • Maneje su peso cuidadosamente. Pregúntele cuál sería un aumento de peso saludable durante su embarazo.
  • Concéntrese en seguir una dieta saludable y realizar actividad física durante el día. Durante el embarazo, necesitará más calcio, ácido fólico, hierro y otros nutrientes esenciales. Una vitamina prenatal diaria puede ayudar a suplir las faltantes.
  • Discuta las necesidades especiales del trabajo de parto y el parto con su médico antes de dar a luz.

Aspectos a tener en cuenta

Si está obesa, su médico controlará de cerca su embarazo. Éste podría recomendar:

  • Pruebas oportunas para la diabetes gestacional. Las mujeres en riesgo promedio de diabetes gestacional generalmente reciben una prueba de detección llamada prueba de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Si es obesa, su médico podría recomendarle la prueba de detección más temprano.
  • Ecografía fetal retrasada. La ecografía fetal evalúa el crecimiento y el desarrollo de un bebé. Por lo general, se realiza entre las semanas 18 y 20 del embarazo. Las ondas de ultrasonido no penetran fácilmente el tejido graso abdominal. Esto significa que la obesidad durante el embarazo puede interferir con la efectividad de un ultrasonido fetal. Los resultados de la ecografía pueden ser más detallados si la prueba se realiza unas semanas más tarde.
  • Ecocardiografía fetal. Es posible que su médico le recomiende una ecografía fetal que proporcione una imagen detallada del corazón de su bebé (llamada ecocardiografía fetal) entre las semanas 22 y 24 del embarazo. Este examen se usa para descartar o confirmar un defecto cardíaco congénito.
  • Consultas prenatales frecuentes. Su médico puede recomendar consultas prenatales con mayor frecuencia de lo habitual. Esto lo ayudará a controlar su salud y la de su bebé.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿De qué maneras puedo controlar mi aumento de peso durante el embarazo?
  • ¿Cuáles son los beneficios para la salud de perder peso antes de quedar embarazada?
  • ¿Estoy en riesgo de complicaciones luego de dar a luz?