Mantener a Sus Hijos Cibernéticamente Seguros

Mantener a Sus Hijos Cibernéticamente Seguros

¿Por qué es importante la seguridad cibernética?

La Internet y los dispositivos móviles han mejorado la comunicación tremendamente. Aun así, el peligro acecha, y los padres deben supervisar el uso de Internet y del dispositivo móvil por parte del niño. Ayuda que los padres conozcan y usen la misma tecnología. La seguridad cibernética abarca varios temas, incluyendo la búsqueda en Internet, juegos, aplicaciones, enviar mensajes de texto y las redes sociales. Enséñele a su hijo el uso apropiado en la escuela, en casa (incluyendo en las casas de los amigos), y las consecuencias del uso indebido.

Ruta para un uso seguro

Búsqueda en Internet: es importante comprender la tecnología que sus hijos estarán usando. Si no se siente cómodo con sus conocimientos de Internet, es posible que las bibliotecas locales ofrezcan clases gratuitas o puede pedirle ayuda al bibliotecario de la escuela de su hijo.

Ingrese a Internet con su hijo para hablar sobre las reglas de seguridad y porqué son importantes. Comience usando las configuraciones de control parental de su proveedor de Internet para bloquear el acceso a sitios web inapropiados. Instale software que restrinja compartir información personal y mantenga la computadora en un área común de su casa (como la sala familiar). Si no se siente cómodo con su nivel de conocimiento de Internet, comparta una cuenta de correo electrónico familiar y cree un nombre de pantalla (alias) que no revele el nombre, género, ni ubicación de su hijo. Manténgase al tanto del uso que su hijo haga de las computadoras de la biblioteca, computadoras portátiles de los amigos, tabletas y teléfonos móviles, lo mejor que le sea posible. Desactive la función de la computadora que permite que los sitios web recuerden su información (a esto se le llama cookies). Los buscadores de Internet ofrecen “ventanas de búsqueda de incógnito” que le permiten hacer búsquedas en secreto y que no se guardarán en el historial de búsqueda. Sin embargo, se pueden rastrear las solicitudes o compras hechas desde una ventana de incógnito. Los filtros de la red de Internet continúan funcionando aunque su hijo esté usando una ventana de incógnito. Usar este tipo de función de búsqueda secreta no es una manera segura para que su hijo haga búsquedas en Internet.

Dígale a su hijo cuáles sitios web y aplicaciones son apropiadas (con base en la edad y etapa de desarrollo del niño). Su hijo nunca debe de hablar con extraños en línea. Eso incluye no hablar con jugadores que no conocen en los juegos en línea. Su hijo nunca debe divulgar información personal (su nombre ni los nombres de los miembros de la familia), números de teléfono, dirección, contraseñas ni su ubicación. Supervisar cuentas bancarias y registros telefónicos (suyos y de ellos).

Redes sociales: hable con su hijo adolescente sobre cuáles redes sociales son aceptables. Algunos expertos recomiendan permitir que su hijo adolescente use sitios de redes sociales comunes como Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y LinkedIn. Sin embargo, evite el uso de las redes sociales como Whisper, Snapchat, Kik, AskFM, y otras que promueven chismes anónimos, acoso y que permiten compartir fotos inapropiadas. Los sitios de redes sociales pueden cambiar con el tiempo. Esté informado sobre los sitios nuevos y populares. Supervise las publicaciones de su hijo volviéndose su seguidor y pidiéndole la contraseña. Active las configuraciones de privacidad para cada sitio.

Los sitos de redes sociales permiten que los seguidores se envíen mensajes privados entre ellos. Haga que su hijo le presente a un “amigo” o “seguidor” nuevo de las redes sociales (si fuera posible) e insista en que él o ella obtengan su permiso para agregarlos.

Juegos: los juegos que no involucren el intercambio de dinero, de información financiera ni la comunicación con extraños por lo general son seguros. Revise los sitios web y aplicaciones de su hijo para ver si sus juegos promueven conversaciones con extraños o si requieren el uso de una tarjeta de crédito o de información financiera.

Acoso cibernético: el acoso cibernético difiere del acoso tradicional. Ocurre en línea, con frecuencia de manera anónima, a través de los sitios de redes sociales y mensajes, textos o correo electrónico. Se esparce rápidamente a grandes grupos y puede ocurrir en cualquier momento del día y de la noche.

Enséñele a su hijo a:

  • usar un lenguaje apropiado, no participar en rumores, y tratar a los demás con amabilidad y respeto mientras esté en línea;
  • ignorar o no responder textos, publicaciones ni mensajes de otras personas que sean rudas y que muestren un comportamiento de acoso; decirles que no reenvíen ningún rumor en línea a los demás;
  • bloquear a los contactos acosadores u ofensivos del teléfono de su hijo;
  • pedir consejos a un adulto de confianza cuando se sienta amenazado o acosado; asegurarse de que usted y los demás adultos le crean a su hijo;
  • comprender que ellos no hicieron nada para fomentarlo;
  • aprender maneras apropiadas para manejarlo;
  • que le diga a usted sobre el acoso para que usted pueda reportarlo a la escuela y a un oficial de policía local;
  • trabajar con un asesor para superar los efectos negativos de ser acosado.

Extraños y depredadores: los extraños y depredadores en línea son tan peligrosos como los que conoce cara a cara. Los extraños en línea esconden sus identidades a los adolescentes.

Enséñele a su hijo que no hable con personas que no conozca. Dígales que nunca se encuentren con alguien que no conozcan y que se hayan conocido a través de Internet o por medio de un mensaje de texto. Haga que su hijo elija nombres de pantalla que no revelen sus nombres, información de contacto, ni género. Dígales que no se comuniquen con alguien que no conocen y recuérdeles que no deben hacer nada inapropiado mientras estén en Skype o en Facetime con sus amigos.

Fotos y videos: dígale a su hijo que no se tome ni envíe fotos ni videos inapropiados de ellos mismos o de los demás (como aquellos donde puedan estar desnudos o participando en una actividad sexual, ni en ninguna otra situación inadecuada). Las fotos y los videos viven en los sitios web y en las redes sociales para siempre, aún después de haberlos eliminado. Una buena regla es recordarle a su hijo que no publique fotos que no quieran que ustedes, como sus padres, las vean.

Descargas de aplicaciones: los mismos consejos aplican para la seguridad, privacidad, compras y supervisión parental para las aplicaciones. Por lo regular, las aplicaciones son accesibles en teléfonos móviles y otros dispositivos móviles, como tabletas. Algunas aplicaciones son gratis (lo que significa que su hijo las podría descargar si su conocimiento) y algunas se basan en una tarifa. Existen muchas aplicaciones educativas y de entretenimiento para los niños y los adolescentes.

Salas de chat y textos en grupo: este es un excelente lugar para conectarse con otras personas que comparten los mismos intereses. Asegúrese de que el tema en la sala de chat o en el envío de mensajes de texto en grupo sea seguro, un tema saludable que usted apruebe. Participe en esas salas de chat con su hijo, lea los textos de su grupo, y permita que su hijo se una únicamente a esas salas de chat o envío de mensajes de texto en grupo que estén asociados con fuentes confiables. Las fuentes incluyen compañeros de clase de su hijo, clubs que la escuela patrocine y equipos atléticos.

Cosas que debe tener en cuenta sobre la seguridad cibernética

  • fotos y videos inapropiados se pueden distribuir a una gran audiencia en cuestión de segundos; expone a su hijo a extraños, depredadores y acoso cibernético;
  • compartir información personal es peligroso. aún cuando se comprante con amigos, puede caer en las manos equivocadas;
  • descargar sitios web y aplicaciones inapropiadas o unirse a sitios de redes sociales inapropiados puede llevar a la comunicación con extraños. Muchas personas se hacen pasar por adolescentes;
  • el acoso cibernético puede afectar el bienestar emocional de su hijo. Esto puede causar que su hijo falte a la escuela, se aleje de las personas y cosas que alguna vez le gustaron, que le vaya mal en la escuela, que tenga ansiedad o depresión, y que tenga pensamientos de suicidio. Puede impactar negativamente el humor, el apetito, el comportamiento y el sueño completo de su hijo.

Nada es 100% eficaz, pero limitar el tiempo que su hijo pase en Internet y tomando estas medidas proactivas puede ayudar a reducir la amenaza. Recuerde revisar con su escuela, otros padres de familia y el programa de cuidado después del horario escolar de la familia para ver qué reglas tienen para la seguridad de Internet.

Preguntas para su médico

  • ¿Cómo sé si mi hijo podría ser víctima del acoso cibernético?
  • ¿Cuántas horas al día está bien que mi hijo pase en la computadora/Internet?

Anuncio