La sangre del cordón umbilical de su bebé

Hay mucho que pensar cuando está esperando un bebé. Es un momento emocionante. Pero también confuso. Habrá un montón de decisiones que tomar.

Algunas decisiones serán sencillas, otras complicadas. Una opción que puede ser confusa es decidir si donar, reservar en el banco o descartar la sangre del cordón umbilical de su bebé.

¿Qué es el banco de sangre del cordón umbilical?

Hasta la década de 1970, la placenta (el órgano que alimenta al bebé mientras está en el útero de la madre) y el cordón umbilical (que conecta al feto con el útero de la madre) se eliminaban como desechos médicos. Después, los investigadores se dieron cuenta de que la sangre del cordón umbilical es rica en células que forman la sangre.

Estas células pueden transformarse en casi cualquier célula humana. Para que puedan ser utilizadas como tratamiento para pacientes con enfermedades mortales como leucemia, linfoma, o ciertos trastornos metabólicos hereditarios o del sistema inmunológico.

Un trasplante de sangre del cordón umbilical, como un trasplante de médula ósea (también llamado TMO), reemplaza las células enfermas del paciente por células sanas.

Camino a una mejor salud

Así que en lugar de simplemente desechar la sangre del cordón, los padres pueden elegir otras opciones. Pueden:

Donar a un banco público de sangre del cordón umbilical. Esta opción puede ayudar a alguien que no conoce. La sangre del cordón umbilical de su bebé será almacenada y listada en un registro público de donación.

La sangre del cordón de un registro puede ser particularmente útil si alguien que lo necesita no cuenta con un donante adulto que sea compatible, alguien que necesita un trasplante rápidamente y no tiene tiempo para esperar a encontrar un donante, y cuando los antecedentes étnicos de una persona son importantes para predecir la posibilidad de encontrar una compatibilidad. No cuesta nada a los padres donar y las donaciones cumplen un papel fundamental para ayudar a salvar vidas.

Si decide seguir este camino, debe hablar con su médico o partera acerca de su decisión de donar en algún momento entre la semana 28 y 34 del embarazo. Deberá asegurarse de que cumple con las pautas de donación y comprobar la lista de hospitales que recolectan la sangre del cordón.

Si el suyo está en la lista, póngase en contacto con el banco de sangre de cordón umbilical que trabaja con su hospital. Verificarán que usted esté en condiciones de donar y le dirán lo que tiene que hacer. Tendrá que llenar formularios de antecedentes clínicos, deberá decirles la fecha prevista de parto y deberá firmar un formulario de consentimiento de donación.

Cuando esté lista para el parto, indique al equipo de trabajo de parto y al equipo de parto que va a donar la sangre del cordón umbilical. Después de que nazca su bebé, su médico pinzará el cordón umbilical y colocará la sangre del cordón y la placenta en una bolsa estéril. Tendrá que dar una muestra de sangre para hacer las pruebas para detectar enfermedades infecciosas. Por último, la sangre del cordón umbilical se enviará al banco público.

Más tarde, en el banco de sangre de cordón umbilical, se determinará el tipo de tejido y se incluirá en el registro. Sólo un número identificará la sangre del cordón umbilical, nunca un nombre.

Guardarlo para un miembro de la familia que lo necesite. Esta opción es para las personas que tienen familiares con una enfermedad que puede ser tratada con un trasplante de sangre del cordón umbilical. Este procedimiento se conoce como donación dirigida. La recolección y el almacenamiento de sangre del cordón umbilical para este fin se brinda a bajo o sin costo para las familias elegibles.

Almacenar la sangre del cordón umbilical en un banco privado. La teoría para el almacenamiento de sangre del cordón umbilical de forma privada es que si su hijo o algún miembro de su familia se enferma y necesita esas células, las mismas estarán allí como una póliza de seguro. Para aquellos que eligen pagar las tarifas de recolección y almacenamiento anual, están disponibles en todo el país los bancos de cordón umbilical familiares privados.

Cuestiones a considerar

Si bien no hay estimaciones exactas en la actualidad, las probabilidades de necesitar sangre de cordón umbilical de bancos privados para el futuro son muy bajas. Es muy raro que una familia conserve la sangre del cordón umbilical solo para el caso de que se podría necesitar en el futuro y después realmente la necesiten.

Guardar y conservar en un banco la sangre del cordón umbilical es caro. Las tarifas de recolección inicial y envío son por lo general de entre $ 500 y $ 2000. Las tarifas anuales de almacenamiento suelen oscilar por lo general entre $ 100 y $ 200. Estas tarifas generalmente no son reembolsadas por las aseguradoras de salud.

Organizaciones médicas prominentes han publicado recomendaciones sobre la donación y el almacenamiento de sangre de cordón umbilical. Desalientan el almacenamiento de sangre del cordón umbilical en bancos privados como seguro para usos posteriores, no comprobados.

No obstante, apoyan la donación de sangre de cordón umbilical de los bancos públicos cuando sea posible, y la conservación a través del Programa de Donantes Relacionados de Sangre de Cordón Umbilical si hay un miembro de la familia con una necesidad actual o potencial de tener que someterse a un trasplante de células madre.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si decido almacenar la sangre del cordón umbilical de mi bebé, ¿qué tipo de almacenamiento se recomienda?
  • ¿Hay algo en mis antecedentes médicos familiares que podría significar que podría beneficiarse de los bancos de sangre del cordón umbilical?
  • ¿Existe algún riesgo en conservar la sangre del cordón umbilical de mi bebé?