Habilidad para conducir en las personas en estado de edad avanzada

Habilidad para conducir en las personas en estado de edad avanzada

Para muchos adultos mayores, puede llegar el momento en que ya no puedan conducir con seguridad. Si usted está en ese momento de su vida, se podría cuestionar si su salud, vista y tiempos de reacción todavía son lo suficientemente buenos para conducir. Se puede sentir menos seguro en la carretera. Puede notar que más personas le tocan bocina o que está teniendo problemas para mantenerse en un carril. Incluso puede tener problemas para recordar qué pedal es el acelerador y cuál es el freno. Amigos o familiares pueden haberle preguntado si todavía puede conducir con seguridad. Si le preocupa, hable con su médico. Este puede controlar su salud y saber si usted tiene las capacidades necesarias para conducir de forma segura.

Camino hacia una mejor seguridad

Su médico entenderá su deseo de conducir y ser independiente. Le hará un examen exhaustivo para verificar sus capacidades físicas y mentales. Las condiciones que podrían afectar su conducción incluyen:

  • Mala visión. Por ejemplo, si no tiene una buena visión nocturna, no debe conducir de noche. Las afecciones oculares como el glaucoma, las cataratas y la degeneración macular pueden afectar su visión.
  • Artritis. El dolor y la rigidez en las articulaciones afectan su flexibilidad y su capacidad para reaccionar con rapidez.
  • Afecciones médicas, tales como vértigo (mareo), enfermedad de Parkinson y trastornos convulsivos, por ejemplo.
  • Concentración.
  • Audición. Si tiene dificultad para oír, puede que no note las bocinas, sirenas o incluso los ruidos desde el interior de su automóvil.
  • Enfermedad de Alzheimer y demencia. Olvidarse a dónde va en el medio de un viaje puede ser peligroso.

Si su médico considera que su salud será un obstáculo para conducir, está obligado por ley a brindar esta información al Departamento de Vehículos Motorizados. Recuerde que a su médico le preocupa su seguridad. No quiere que se lastime o que dañe a otras personas en la carretera.

Incluso si no tiene problemas de salud que hacen que sea un riesgo conducir, su médico puede aun así sugerir que mejore sus habilidades de conducción. Es posible que los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales puedan ayudarlo a tener confianza al conducir. Es posible que cambios en su automóvil, tales como controles de mano o espejos anchos, puedan hacer que le resulte más fácil conducir. Y no escuchar la radio mientras conduce puede ayudarlo a oír sonidos importantes. Si sus tiempos de reacción son más lentos, el médico puede recomendarle evitar las horas de mucho tránsito y las autopistas, y dejar más espacio entre usted y el vehículo de adelante.

Aspectos a tener en cuenta

La mayoría de los adultos mayores quieren ser independientes y tener la libertad de manejarse solos. Dejar de conducir es un cambio en el estilo de vida que puede no querer enfrentar. Sin embargo, recuerde que su seguridad es importante para su familia y el público. Si se pierde, está a punto de chocar con otros automóviles o tiene un accidente, los resultados podrían ser mortales. En lugar de poner en riesgo su vida o la de otros, debe utilizar otro tipo de transporte.

Amigos y familiares lo llevarán. No se sienta incómodo por pedir que lo lleven. Por ejemplo, puede optar por ir a la tienda de comestibles con un amigo. Puede ir a un evento social con un familiar que también planea asistir. Puede usar el transporte público, como taxis, autobuses urbanos, o servicios de traslados. Algunos pueblos y ciudades tienen servicios especiales de transporte para los adultos mayores.

Mucha gente se enoja cuando se limitan sus posibilidades de conducir o cuando no se les permite conducir en absoluto. Esta reacción es comprensible. Aunque se siente enojado ahora, intente imaginar cómo se sentiría si sufriese lesiones o dañase a otra persona. Para su seguridad y la de los demás, siga el consejo de su médico. No conduzca si le han dicho que no es seguro.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Existe una determinada edad en la que la mayoría de los adultos mayores dejan de conducir?
  • Me siento incómodo al conducir de noche y recién tengo poco más de 50 años. ¿Eso es normal?
  • ¿Debo evitar conducir mientras recibo tratamientos de quimioterapia contra el cáncer?
  • ¿Los medicamentos pueden afectar mis habilidades de conducción?