Fuera del gimnasio: Consejos para buen estado físico masculino

Una gran cantidad de consejos de ejercicios están orientados a personas que se entrenan en el gimnasio. Muchos hombres, sin embargo, o no pueden ir a un gimnasio o eligen no hacerlo. Si no tiene una membresía a un gimnasio, no debe sentirse limitado o sin recursos. Existen muchas maneras de ponerse y mantenerse en forma fuera del gimnasio. Siga estos consejos e ideas a continuación.

Camino al bienestar

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los adultos deben hacer al menos 150 minutos de ejercicio cardiovascular por semana. Esto se traduce en 30 minutos de ejercicio, 5 veces a la semana. El CDC también dice que los adultos deben realizar entrenamiento de fuerza por lo menos dos días a la semana. El ejercicio rutinario puede prevenir ciertas afecciones de salud. Éstas incluyen enfermedad cardíaca, diabetes y algunos tipos de cáncer. Las personas que hacen ejercicio tienen menos probabilidades padecer sobrepeso, lesionarse o caerse en la vejez.

Entonces, si usted no se entrena en un gimnasio, ¿dónde hace ejercicio? La respuesta es en cualquier parte. Usted puede ser activo en casa o en el trabajo, dentro o fuera. Usted puede ejercitarse por sí mismo, en un equipo o con su familia.

Existe una amplia gama de actividades disponible. Puede hacer ejercicio tradicional, como caminar, correr o andar en bicicleta. Puede participar en un deporte, como el baloncesto o el sóftbol. También puede obtener equipos para usar en casa o llevar a cabo programas de ejercicios de video o en línea, tal como P90X. Puede comprar sus propias pesas manuales o hacer movimientos que utilicen su propio peso corporal.

Puede que no siempre sea simple, pero estos consejos le ayudarán.

  1. Motívese. Establezca metas pequeñas que usted sabe que puede lograr. Pequeños éxitos llevan a grandes cambios. También ayudan a cambiar los malos hábitos por buenos hábitos. Sea específico con sus metas. Los hombres, en particular, son más propensos a comprometerse cuando se inscriben para un evento. Un ejemplo es el entrenamiento para una carrera, como un 5K o una maratón. Una vez que haya alcanzado una meta, ¡recompénsese!
  2. Varíe. Variar su rutina de fitness es crucial. Su cuerpo comienza a adaptarse al ejercicio después de una cierta cantidad de tiempo. Cambie su velocidad, peso o movimientos. Pruebe nuevas actividades, como el yoga u otras formas de ejercicio. El ejercicio cardiovascular ayuda con la resistencia manteniendo su ritmo cardíaco. El entrenamiento de fuerza desarrolla el músculo. Tanto el ejercicio cardiovascular como el entrenamiento de fuerza queman calorías y son necesarios para su estado físico.
  3. Intensifique. Trate de realizar un número determinado de pasos por día. Utilice un rastreador de actividad para hacer un seguimiento de sus pasos. Haga un esfuerzo para subir por las escaleras o estacione su vehículo más lejos. Dé un paseo por la noche solo o lleve a sus hijos y/o perros.
  4. Cuanto más, mejor. Encuentre a un amigo o grupo de personas con las cuales hacer ejercicio. Esto es común para los hombres que corren o andan en bicicleta. Le ayuda a mantenerse en el camino y exigirse.
  5. Haga una cita de fitness con usted mismo. Algunas personas se benefician de marcando su calendario o configurando una alarma de teléfono.
  6. Sea consistente. Ya sabe que necesita entrenamiento cardiovascular y de fuerza. Rote las actividades y los movimientos que apuntan a todo su cuerpo. Esto significa la parte superior del cuerpo, la parte inferior del cuerpo y el centro.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando hace ejercicio en casa, es fácil distraerse. Ejercítese en un ambiente donde sepa que puede tener éxito. Su perspectiva mental también juega un papel importante. Es importante mantenerse enfocado y no hacer demasiados descansos.

Si es nuevo en un cierto ejercicio, es importante empezar despacio. Aumente su velocidad, repeticiones o peso a medida que avanza para evitar lesiones o agotamiento. Hable con su médico antes de comenzar una nueva rutina de fitness. Es posible que quieran realizar un examen, analizar los riesgos para la salud o supervisar su progreso.

Lo que pone en su cuerpo es tan importante como lo que hace con su cuerpo. Coma alimentos nutritivos que proporcionan combustible para hacer ejercicio y mantenerse saludable. Aprenda a leer las etiquetas de información nutricional para saber lo que está comiendo. Si usted es activo, necesitará comer más para mantener su metabolismo. Sin embargo, aún debe mantener el control apropiado de las porciones. Mantenerse en forma también significa mantenerse hidratado. Beba mucha agua durante todo el día y al hacer ejercicio.

No olvide descansar y recuperarse de sus entrenamientos. Puede lograr esto elongando antes y después de hacer ejercicio. Tómese un día de descanso de los ejercicios. Asegúrese de dormir lo suficiente por la noche para recargar su cuerpo y su cerebro.

Preguntas para hacer a su médico

  • ¿Cómo puedo evitar las lesiones mientras me entreno en casa?
  • ¿Hay ciertos tipos de ejercicio que debo evitar?
  • ¿Debo tomar vitaminas o suplementos?