Dilatación y legrado (D y L)

La dilatación y legrado (D y L) es un tipo de procedimiento quirúrgico femenino. Consiste en dilatar, o ensanchar, de forma manual el cuello del útero. Un instrumento denominado legrado se inserta en el útero. El extremo del instrumento tiene forma de cuchara para raspar el tejido uterino.

Hay varios propósitos para un D y L. El principal es eliminar las células uterinas para detectar infección o cáncer, o para remover un quiste o tumor. Puede ayudar a tratar ciertas afecciones, tales como un sangrado anormal. El D y L se puede hacer después de un aborto espontáneo. Esto es se hace si su cuerpo no expulsa el feto y los tejidos de forma natural.

Camino hacia una mejor salud

Antes del procedimiento

Dependiendo del propósito, un procedimiento de D y L se puede hacer en un consultorio ambulatorio, un centro quirúrgico o un hospital. Para ayudar con la dilatación, el médico puede darle un medicamento para ablandar el cuello del útero. También puede administrarle una forma de anestesia.

Durante el procedimiento

Usted se acuesta en una cama, boca arriba, con los pies en los estribos. En primer lugar, el médico inserta un espéculo para abrir la vagina. Luego, el médico comienza el proceso para dilatar el cuello del útero. Normalmente, hace esto mediante la inserción de varillas más o menos delgadas a través de la abertura del cuello del útero. Para la mayoría de los procedimientos de dilatación y legrado, es necesario ensanchar el cuello del útero una media pulgada de diámetro.

Una vez que el cuello del útero está ensanchado, el médico inserta el legrado. Raspa el revestimiento del tejido para eliminar las células uterinas anormales o el tejido no deseado. Se puede utilizar un legrado por aspiración en su lugar. El médico extrae el legrado y el espéculo una vez que el procedimiento está completo.

Recuperación después del procedimiento

Si recibe anestesia, tiene que esperar un par de horas antes de irse a casa. No podrá conducir, por lo que alguien tiene que recogerla. Después de 1 o 2 días, puede volver a su rutina normal. Es posible que tenga calambres, manchado o sangrado leve después de la cirugía. Cualquier dolor que tenga debería ser leve.

Un procedimiento de D y L puede afectar su ciclo menstrual. El cuerpo produce un nuevo revestimiento del útero después de que parte de ese revestimiento fue retirado. Su próximo período menstrual puede adelantarse o atrasarse debido a esto.

Aspectos a tener en cuenta

Hay algunos riesgos en el procedimiento de D y L. Usted podría contraer una infección en el útero. Para ayudar a prevenir esto, evite introducir nada en la vagina después del procedimiento. Esto incluye tampones, duchas vaginales y algunas formas de métodos anticonceptivos. También debe evitar tener relaciones sexuales. Esto puede dañar el útero, que estará sensible. Cortes por el legrado y sangrado (hemorragia) son otros riesgos.

Si se le realiza un procedimiento de dilatación y legrado después de un aborto involuntario, le puede quedar tejido cicatricial en el útero y/o el cuello del útero. Esta afección se denomina síndrome de Asherman. El tejido cicatricial puede causar cambios en el ciclo menstrual y el flujo. Existe una posibilidad de que pueda causar infertilidad. La cirugía puede tratar la mayoría de los casos de síndrome de Asherman.

Cuándo consultar al médico

Después de un procedimiento de D y L, llame a su médico si usted presenta:

  • sangrado vaginal abundante o prolongado
  • dolor intenso en el estómago o el útero
  • mal olor o secreción proveniente de la vagina
  • fiebre y/o escalofríos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de la anestesia?
  • ¿Cuánto tiempo tarda el cuello del útero en cerrar?
  • ¿Cuánto tiempo tarda el revestimiento del útero en volver a crecer?
  • ¿Cuándo puedo hacer ejercicio, tener relaciones sexuales y usar tampones nuevamente?