Enfermedad de Parkinson

Descripción general

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno que afecta el sistema nervioso y causa problemas con el movimiento muscular. Normalmente, las células nerviosas que producen una sustancia química llamada dopamina, envían señales para ayudar a coordinar sus movimientos. En las personas con la enfermedad de Parkinson, estas células mueren o no funcionan de manera adecuada. Los efectos de la enfermedad empeoran con el tiempo. No hay cura para la enfermedad de Parkinson, pero el tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Parkinson?

Las personas que tienen la enfermedad de Parkinson tienen problemas con el movimiento muscular. Estos problemas pueden incluir los siguientes:

Otros síntomas de la enfermedad de Parkinson incluyen pesadillas, depresión, exceso de saliva, problemas del habla y dificultad para caminar, abotonarse la ropa o cortar la comida.

  • Tremor (temblor o vibración) de las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula o la cara: los temblores causados ​​por el Parkinson pueden ser apenas perceptibles al principio, luego empeorar con el tiempo. Los tremores también tienden a empeorar cuando la persona está descansando y mejoran cuando la persona se mueve. El tremor puede afectar más un lado del cuerpo que el otro. El tremor en la mano o el brazo puede hacer que la letra de la persona se vea "temblorosa" y más pequeña de lo habitual.

  • Movimientos lentos: con el tiempo, una persona con Parkinson puede empezar a moverse más despacio y tomarse mucho tiempo para realizar tareas sencillas, como levantarse de una silla.

  • Músculos rígidos (también llamada rigidez): con el tiempo, los músculos del cuerpo se pueden contraer y volverse rígidos, lo que hace más difícil moverlos.

  • Problemas de postura y equilibrio: la enfermedad de Parkinson puede hacer que sea difícil para una persona estar de pie o sentada con la espalda erguida. También puede causar problemas de equilibrio al sentarse, pararse o caminar, lo que puede ocasionar caídas.

Causas y factores de riesgo

¿Qué causa la enfermedad de Parkinson?

Los médicos no saben exactamente qué causa la enfermedad de Parkinson. En un número reducido de personas, la genética parece jugar un papel. Estas personas han heredado los genes de la enfermedad de Parkinson de un miembro de la familia o tienen una mutación genética. Los factores ambientales pueden también jugar un papel. Por ejemplo, la exposición a largo plazo a ciertas toxinas, como los pesticidas, puede aumentar el riesgo de la enfermedad de Parkinson, pero el riesgo es menor.

Tratamiento

¿Pueden los medicamentos tratar la enfermedad de Parkinson?

No hay cura para la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad, a menudo con muy buenos resultados. El medicamento más común usado para tratar la enfermedad de Parkinson es carbidopa-levodopa, que ayuda a incrementar la cantidad de dopamina en su cerebro. Otros medicamentos, como los agonistas de la dopamina, medicamentos que inhiben ciertas sustancias químicas en su cerebro, los anticolinérgicos y la amantadina también están disponibles. Su médico le recomendará el mejor tratamiento para usted.

Además del medicamento, es posible que su médico también le recomiende el ejercicio o la terapia física. En algunos casos, la cirugía puede también ayudar a aliviar los síntomas.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Puede prevenirse la enfermedad de Parkinson?

  • ¿Puede la enfermedad de Parkinson ser signo de otra afección?

  • ¿La enfermedad de Parkinson se transmite de padres a hijos? ¿Estoy en riesgo?

  • ¿Se puede curar la enfermedad de Parkinson?

  • ¿Qué tipo de medicamentos tratan la enfermedad de Parkinson; hay algún efecto secundario?