Vaginosis bacteriana

Descripción general

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es una infección leve en la vagina provocada por un tipo de bacteria (germen). La vagina normalmente contiene muchas bacterias “buenas”, que se llaman lactobacilos y algunos otros tipos de bacterias, que se llaman anaerobios. Demasiados anaerobios pueden provocar vaginosis bacteriana. Se desconoce por qué las bacterias anaerobias crecen en forma excesiva y provocan esta infección.

Síntomas

¿Cómo sé si tengo vaginosis bacteriana?

Es posible que note flujo de la vagina. El flujo puede ser transparente o tener color. Puede ser escaso o abundante. Puede tener olor a pescado, en especial después de tener relaciones sexuales. Algunas mujeres tienen vaginosis bacteriana sin ningún síntoma.

Causas y factores de riesgo

¿Cómo contraje vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es un crecimiento excesivo de bacterias que normalmente están en la vagina. Los investigadores no entienden por completo por qué se produce. Sin embargo, actividades como realizarse lavados vaginales o tener una nueva pareja sexual o varias parejas sexuales pueden ponerla en un mayor riesgo de vaginosis bacteriana. Si bien es más común en mujeres que son sexualmente activas, también se produce en mujeres que no son sexualmente activas. Por lo general, no es necesario que su pareja sexual reciba tratamiento.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo puede determinar mi médico si tengo vaginosis bacteriana?

Su médico examinará la vagina y usará un hisopo de algodón para obtener una muestra de flujo. Esta muestra se analizará.

Tratamiento

¿Debe tratarse?

Sí. Si la infección no se trata, las bacterias pueden subir hasta el útero o las trompas de Falopio y causar infecciones más graves. El tratamiento de la vaginosis bacteriana reduce este riesgo. El tratamiento es especialmente importante en mujeres embarazadas.

¿Cómo se trata la vaginosis bacteriana?

Puede tratarse en una de varias maneras. Es posible que su médico le recete píldoras para que tome por boca o una crema o gel para colocarse en la vagina. Es importante que use el medicamento exactamente como se lo indique su médico.

Si su médico receta metronidazol u otros medicamentos, no beba ninguna bebida alcohólica mientras toma el medicamento ni 24 horas después. Combinar alcohol con estos medicamentos puede provocar náuseas y vómitos. Incluso la pequeña cantidad de alcohol de muchos jarabes para la tos puede provocar náuseas y vómitos si toma metronidazol. Además, asegúrese de informar a su médico sobre cualquier otro medicamento que esté tomando en la actualidad.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi vaginosis bacteriana?
  • ¿Necesito realizarme pruebas, como por ejemplo pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual?
  • ¿Qué significan los resultados de la prueba?
  • ¿Qué opción de tratamiento recomienda?
  • ¿Necesitaré tomar medicamentos? ¿Cómo debo tomarlos?
  • ¿Cuándo puedo esperar que se alivien mis síntomas?
  • ¿Mi pareja sexual necesita tratamiento?
  • ¿Es seguro para mí tener relaciones sexuales?