Uñas de los pies encarnadas

Última actualización marzo 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Beth Oller, MD

¿Qué es una uña encarnada?

Una uña encarnada ocurre cuando el costado o la esquina de la uña se curva hacia abajo y se clava en la piel del dedo del pie. Es más común que la uña del dedo gordo se encarne, pero puede sucederle a cualquier uña del pie.

Síntomas de una uña encarnada

Los síntomas de una uña encarnada incluyen enrojecimiento, hinchazón y dolor en el dedo del pie alrededor de la uña.

¿Qué causa una uña encarnada?

Muchas cosas pueden causar uñas encarnadas. Una de las principales causas es el uso de zapatos que no le quedan bien. Los zapatos demasiado ajustados o demasiado pequeños pueden presionar la uña del pie de formas poco naturales. Otra de las causas principales son las uñas de los pies mal recortadas. Las uñas de los pies que se pelan en los bordes o se recortan en las esquinas tienen más probabilidades de encarnarse.

Una lesión en el dedo del pie también puede causar una uña encarnada. Las personas que tienen las uñas de los pies deformadas o con mala forma tienen un mayor riesgo de tener uñas encarnadas.

¿Cómo se diagnostica una uña encarnada?

Su médico puede examinarle el dedo del pie y la uña. Si su médico determina que tiene una uña encarnada, puede ordenar un tratamiento. Asegúrese de informar a su médico si tiene uñas encarnadas con frecuencia. Las personas que tienen diabetes corren el riesgo de sufrir complicaciones por una uña encarnada.

¿Se puede prevenir o evitar una uña encarnada?

Para evitar las uñas encarnadas, debe cortarse las uñas en línea recta. La parte superior de la uña debe formar una línea recta. No se toque las uñas ni las rasgue por las esquinas. Use zapatos que le queden bien. Evite los tacones altos y los zapatos ajustados.

Tratamiento de las uñas encarnadas

Las uñas encarnadas leves se pueden tratar en casa. Remoje su pie en agua tibia durante 15 a 20 minutos. Seque su pie, luego coloque parte de una bola de algodón debajo de la esquina de la uña. Puede mojar el algodón con agua o un desinfectante. Esto debe cambiarse al menos una vez al día. Trate de usar zapatos, como sandalias, que no friccionen la uña del pie. Esto puede retrasar la curación o causar irritación.

Comuníquese con su médico si su uña encarnada no mejora o empeora. Esté atento a los signos, como aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón y supuración. Puede tener una infección. El médico puede recetarle un antibiótico en forma de pastilla o crema.

Los casos graves de uña encarnada pueden requerir cirugía. Este es un procedimiento menor que consiste en quitar la parte de la uña que está encarnada. Antes de la cirugía, el médico le adormecerá el dedo del pie inyectándolo con un medicamento. Primero, le cortan la uña del pie a lo largo del borde que está creciendo dentro de su piel. Luego, sacan el trozo de uña. El médico puede aplicar una pequeña carga eléctrica o una solución líquida en la parte expuesta del lecho ungueal. A esto se le llama ablación. Debe evitar que la uña del pie vuelva a crecer dentro de su piel. No todas las personas necesitan ablación.

Siga estas instrucciones después de la cirugía para cuidar su dedo del pie. Llame a su médico si la uña del pie no se cura.

  • Remoje su pie en agua tibia todos los días.
  • Aplique crema antibiótica en el sitio al menos dos veces al día.
  • Mantenga un vendaje sobre el sitio hasta que sane.
  • Tome acetaminofeno (marca: Tylenol), o ibuprofeno (marca: Motrin) según sea necesario para el dolor.
  • Mantenga la herida limpia y seca. Está bien ducharse al día siguiente de la cirugía.
  • Use zapatos amplios durante las primeras 2 semanas.
  • Evite correr o realizar actividades extenuantes durante las primeras 2 semanas.

Vivir con una uña encarnada

Es importante que reciba tratamiento si tiene una infección. Si no lo hace, la infección puede extenderse al resto del dedo del pie o al hueso.

El tratamiento, en casa o con su médico, ayuda a tratar los síntomas y curar la uña. Una vez que la uña esté curada, practique las pautas para prevenir problemas futuros. Si no practica un buen cuidado de los pies, es más probable que el problema vuelva a ocurrir. Si se somete a una cirugía, la uña puede tardar de 2 a 4 meses en volver a crecer.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Por qué tengo una uña encarnada?
  • ¿Qué tipo de tratamiento me curará la uña del pie? ¿Necesitaré cirugía?
  • ¿Necesito un antibiótico?
  • ¿Qué tipo de zapatos debería usar?
  • ¿Puede enseñarme cómo recortarme las uñas?
  • ¿Cuál es mi riesgo de que vuelva a aparecer la uña encarnada?