Trastorno distímico

Descripción general

¿Qué es el trastorno distímico?

El trastorno distímico, o distimia, es un tipo de depresión que dura al menos 2 años. Algunas personas sufren de distimia por muchos años. Por lo general, su depresión es leve o moderada, en lugar de grave. La mayoría de las personas que tienen distimia no pueden asegurar el primer momento en que se deprimieron.

Los síntomas del trastorno distímico incluyen poco apetito o comer en exceso, dificultad para dormir o dormir demasiado, bajo nivel de energía, fatiga y sentimientos de desesperanza. Es posible que las personas que tengan el trastorno distímico tengan períodos de estado de ánimo normal que duren hasta 2 meses. Es posible que los familiares y los amigos no sepan que su ser querido está deprimido. Aunque este tipo de depresión es leve, podría dificultar el funcionamiento de una persona en el hogar, en la escuela o en el trabajo.

¿Cuán común es el trastorno distímico?

El trastorno distímico es un tipo bastante común de depresión. Se calcula que hasta el 4% de las personas tiene distimia. La distimia puede comenzar en la infancia o en la adultez. Nadie sabe por qué pero, como en la mayoría de los tipos de depresión, parece ser más común en las mujeres.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del trastorno distímico?

Nadie sabe con certeza cuál es la causa de la distimia. Podría estar relacionada con algunos cambios en el cerebro que involucran una sustancia química que se llama serotonina. La serotonina ayuda a su cerebro a manejar las emociones y a emitir juicios. Es posible que otros problemas médicos y el estrés constante de la vida también desempeñen un papel.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica el trastorno distímico?

Si usted piensa que tiene distimia, analice sus inquietudes con su médico. Su médico le hará preguntas para determinar si tiene depresión y, si la tiene, para identificar el tipo de depresión que usted tiene. Su médico podría hacerle preguntas sobre su salud y sus síntomas, como cuán bien está durmiendo, si se siente cansado muchas veces y si tiene problemas para concentrarse. Su médico también considerará motivos médicos que podrían hacer que usted se sienta deprimido, como problemas con la tiroides o un determinado medicamento que usted pudiera estar tomando.

Tratamiento

¿Cuál es el tratamiento para el trastorno distímico?

El trastorno distímico puede tratarse con un medicamento antidepresivo. Este tipo de fármaco ayuda a aliviar la depresión. Los antidepresivos no hacen que las personas se sientan “colocadas” y no generan un hábito.

Es posible que usted y su médico tarden algunas semanas, o incluso varios meses, en saber si un antidepresivo lo está ayudando. Es importante que tome el medicamento exactamente como le indique su médico. Si el antidepresivo lo ayuda a sentirse mejor, es posible que necesite tomar este medicamento durante varios años. Usted debe continuar tomando el medicamento, incluso si comienza a sentirse mejor. Si usted deja de tomar el medicamento, es posible que se deprima nuevamente.

A veces, hay efectos secundarios por dejar de tomar el medicamento antidepresivo en forma repentina. Si desea dejar de tomar el medicamento, hable primero con su médico. Su médico puede ayudarlo a evitar los efectos secundarios provenientes de dejar de tomar el medicamento demasiado rápido.

¿Debo consultar a un consejero también?

A veces, además de tomar un antidepresivo, los pacientes descubren que la asesoría los puede ayudar a manejar problemas específicos.

Muchos médicos creen que combinar terapia con medicamentos es la manera más eficaz de tratar la distimia.

¿Qué puedo hacer para ayudarme a sentirme mejor?

Hablar con su médico sobre cómo se está sintiendo y obtener tratamiento para el trastorno distímico son los primeros pasos para sentirse mejor. Lo siguiente también podría ayudar.

  • Encuentre actividades que lo hagan sentir bien o lo ayuden a tener una sensación de realización. Por ejemplo, vaya al cine, salga de paseo con el automóvil en un día agradable, vaya a un evento deportivo o trabaje en el jardín. Hacer algo agradable por otra persona también puede ayudar.
  • Realice comidas regulares, bien equilibradas y saludables.
  • Evite el abuso de drogas y alcohol. Pueden empeorar la depresión.
  • Haga ejercicio en forma regular. El ejercicio puede mejorar su estado de ánimo. Hacer ejercicio de 4 a 6 veces a la semana durante 30 a 60 minutos cada vez es una buena meta.