Tartamudez

¿Qué es la tartamudez?

La tartamudez es un problema comúnmente asociado con la infancia, pero para algunas personas, puede durar toda la vida. Es un trastorno que afecta la capacidad de las personas para hablar con fluidez. Puede obligarlos a repetir palabras, partes de una oración y sonidos, una y otra vez. Es probable que quienes la padezcan alarguen la pronunciación de una sola palabra o sonido, e incluso tensen los músculos faciales al mismo tiempo que se esfuerzan para hablar. La tartamudez es frustrante porque lo puede notar en usted mismo y puede ver que otros también lo notan.

La mayoría de casos de tartamudez inicia en niños entre las edades de 2 y 5 años, en la medida en que su vocabulario empieza a desarrollarse. Generalmente se detiene al iniciar la escuela. Menos del 1 % de los casos de tartamudez se presenta en adultos.

Es común que cualquiera tartamudee un poco o a veces diga, “mm, ah”, pero la tartamudez es un problema más evidente. Las investigaciones demuestran que este trastorno se presenta más en niños que en niñas.

Síntomas de la tartamudez

Generalmente, los síntomas de la tartamudez son evidentes cuando se escucha hablar a una persona o cuando se ve su esfuerzo para hablar. Se manifiesta en la fluidez del habla de una persona. Por ejemplo, cuando dicen la palabra “dónde”, es posible que suene como, “D…D…D…dónde”. Es posible que las personas que tartamudean tengan dificultad con los sonidos de las palabras que inician con las letras “k,” “g,” y “t”. Otra señal de una persona que tartamudea es la pronunciación alargada de una palabra, por ejemplo “Mi aaaabbbuela me dio una galleta”. Repetir frases u oraciones completas es otra señal de tartamudez. Por ejemplo, es posible que escuche que la persona inicie bien y luego repita las últimas palabras, como, “Puedo jugar contigo, pero primero debo preguntar…preguntar…preguntarles a mis papás”.

También podría notar señales físicas que son características de la tartamudez. Estas incluyen que la cabeza y los ojos se hagan hacia atrás en la medida en que la persona se esfuerza para decir las palabras, o una tensión de los músculos alrededor de la boca.

La tartamudez puede aumentar durante algunas situaciones sociales. Usted podría notar que su hijo evita hablar en este tipo de situaciones porque teme ser objeto de burla o no quiere llamar la atención hacia el problema.

¿Cuál es la causa de la tartamudez?

Todavía se están haciendo investigaciones para identificar la causa de la tartamudez. Puede ser parte del proceso natural de organizar pensamientos y palabras. La tartamudez también puede ser causada por una combinación de factores, que incluyen:

  • antecedentes familiares de tartamudez
  • discapacidades intelectuales
  • problemas para controlar el centro del lenguaje
  • lesiones cerebrales u otras afecciones médicas graves
  • problemas emocionales y de salud mental

¿Cómo se diagnostica la tartamudez?

Los primeros que se dan cuenta que un niño tartamudea son los padres, los maestros y los miembros de la familia. Informe a su médico si su hijo tartamudea, incluso a la edad temprana de 2 años. Es posible que su médico le refiera con servicios de intervención temprana proporcionados por su comunidad local desde el nacimiento hasta los 3 años de edad. Algunos padres también buscan terapia del habla que probablemente cubra un seguro médico.

¿Cómo se previene o evita la tartamudez?

Nadie sabe las causas de la tartamudez, por lo que no hay ninguna manera de prevenirlo o de evitarlo. Una vez que sospeche o note que la tartamudez puede ser un problema en su hijo, no debe ignorarla. La intervención temprana puede ayudarle.

Tratamiento para la tartamudez

Es importante que siga el plan de tratamiento del logopeda (terapeuta del habla) y no corrija a su hijo cuando tartamudee. Sea paciente. No ser paciente cuando su hijo esté hablando solo lo empeora y lo avergüenza más a él.

Es muy probable que el tratamiento incluya visitas regulares (posiblemente cada semana) con el logopeda y ejercicios para hacer en casa. El tratamiento dependerá de la gravedad y la frecuencia de la tartamudez de su hijo, así como la causa de fondo.

Cómo vivir con la tartamudez

Puede ayudarle a su hijo a sentir confianza al mantenerse paciente, evitar algunas situaciones que sepa que empeorarán la tartamudez e incentivar la conversación en situaciones menos estresantes. Mantener una actitud positiva y tener contacto visual con su hijo cuando habla hará que se sienta más relajado. Las cenas en familia, los paseos en vehículo y otros momentos en los que participe la familia le darán a su hijo la oportunidad de practicar los ejercicios del habla para reducir la tartamudez.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Qué pasa si mi hijo nunca deja de tartamudear?
  • ¿Cómo afectará su vida de adulto?
  • ¿Es cierto que cantar puede ayudar algunas veces a que la persona supere la tartamudez?