Síndrome de Sjögren

Última actualización septiembre 2020 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Robert “Chuck” Rich, Jr., MD, FAAFP

¿Qué es el síndrome de Sjögren?

El síndrome de Sjögren (pronunciado «show-grin») es una enfermedad que causa sequedad en la boca y los ojos. También puede causar sequedad en otros lugares que necesitan humedad. Esto incluye la nariz, la garganta o la piel. Es una enfermedad autoinmune. Significa que su sistema inmunológico ataca a su cuerpo por error. En el síndrome de Sjögren, el sistema inmunológico ataca las glándulas que producen lágrimas y saliva. El daño impide que las glándulas funcionen correctamente.

Síntomas del síndrome de Sjögren

El síntoma más común del síndrome de Sjögren es sequedad severa en los ojos y la boca. Esto dura al menos 3 meses y no es causado por ningún medicamento que esté tomando.

  • Sequedad en los ojos: Sus ojos pueden sentirse arenosos y con comezón. Podría tener visión borrosa o ser sensible a la luz brillante.
  • Sequedad en la boca: Su boca podría sentirse como si estuviera llena de algodón. Puede tener problemas para tragar, comer alimentos secos o, incluso, para hablar.

En casos más graves de síndrome de Sjögren, otras partes de su cuerpo pueden verse afectadas por la sequedad. Estas podrían incluir:

  • piel
  • articulaciones
  • pulmones
  • riñones
  • vasos sanguíneos
  • órganos digestivos
  • nervios

Los síntomas en estas áreas incluyen:

  • Piel seca.
  • Erupción cutánea.
  • Tos seca crónica.
  • Dolores articulares y musculares.
  • Fatiga o sensación de mucho cansancio.
  • Sequedad vaginal.
  • Entumecimiento y hormigueo en brazos y piernas.

¿Qué causa el síndrome de Sjögren?

Los médicos no saben exactamente qué causa el síndrome de Sjögren. Suele afectar a mujeres mayores de 40 años. Es 9 veces más común en mujeres que en hombres. El síndrome de Sjögren puede desarrollarse en personas que tienen otras enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, enfermedad de Hashimoto o lupus. La investigación muestra que los factores genéticos pueden hacer que una persona sea más propensa a desarrollar la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Sjögren?

Para diagnosticar el síndrome de Sjögren, su médico se basará en varias cosas. Estas incluyen sus síntomas, un examen físico y pruebas. Primero, su médico querrá descartar otras razones por las que puede tener sequedad en los ojos secos o la boca. Podrían ser otras afecciones de salud o medicamentos que esté tomando. Luego, puede realizar pruebas especiales que miden cualquier disminución en el volumen de las lágrimas o saliva. Un examen de la vista es útil para encontrar cambios en el ojo que podrían ser causados por la enfermedad. Finalmente, su médico puede solicitar análisis de sangre. Estas pruebas buscan anticuerpos en su sangre que indiquen que usted padece el síndrome de Sjögren. A veces, su médico puede querer hacer una biopsia de sus glándulas salivales para ayudar a hacer un diagnóstico.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de Sjögren?

No hay nada que pueda hacer para prevenir o evitar el síndrome de Sjögren.

Tratamiento del síndrome de Sjögren

No existe cura para el síndrome de Sjögren. El tratamiento consiste en aliviar los síntomas que causa la enfermedad. Las gotas para los ojos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) o recetadas pueden ayudarle con la sequedad en los ojos. En casos más graves, los conductos lagrimales que drenan las lágrimas de los ojos pueden obstruirse o bloquearse. Para tratar la sequedad bucal, puede beber agua, mascar chicle o usar sustitutos salivales. Si es necesario, su médico puede recetarle medicamentos que ayudarán a su cuerpo a producir más lágrimas y saliva. Estos tratamientos pueden ayudar a aliviar un poco la sequedad. Pero normalmente no desaparece por completo.

Si tiene dolor en las articulaciones asociado con el síndrome de Sjögren, su médico puede recomendarle tomar un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) de venta libre, como ibuprofeno (dos nombres de marca: Advil, Motrin). Este medicamento puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de las articulaciones.

Según sus síntomas y de si presenta daño orgánico debido al síndrome de Sjögren, su médico puede recetarle otros medicamentos y tratamientos.

Vivir con el síndrome de Sjögren

Actualmente, no existe una cura para el síndrome de Sjögren. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el tratamiento puede ayudar a aliviar sus síntomas y prevenir complicaciones. La mayoría de las personas con síndrome de Sjögren están sanas y no presentan complicaciones graves por la enfermedad.

Las personas con la enfermedad tienen más riesgo de padecer algunos problemas debido a la disminución a largo plazo de las lágrimas y la saliva. Estas incluyen infecciones en los ojos o alrededor de ellos y problemas dentales, como caries. Asegúrese de estar cuidando bien sus dientes y visite a su dentista con regularidad. Si nota algún dolor o enrojecimiento en los ojos, hágase examinar de inmediato. Pueden ser signos de una infección.

Las complicaciones poco frecuentes del síndrome de Sjögren incluyen problemas pulmonares, problemas hepáticos o renales, erupciones cutáneas, debilidad y entumecimiento o linfoma.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo contraje el síndrome de Sjögren?
  • ¿Cómo puedo aliviar los síntomas del síndrome de Sjögren?
  • ¿Qué tipo de tratamiento será mejor para mí?
  • ¿Existe algún medicamento que pueda tomar para aliviar mis síntomas?
  • ¿Necesitaré ver a un especialista?
  • ¿Existe una cura para el síndrome de Sjögren?