Síndrome de Munchausen por poder

El Síndrome de Munchausen por poder (Munchausen syndrome by proxy, MSP), también conocido como trastorno ficticio por poder, es una enfermedad mental que afecta a los encargados del cuidado de otra persona, especialmente a los encargados del cuidado de niños. Las madres de niños pequeños con frecuencia son las más afectadas por este trastorno, pero también puede afectar a los padres y a otros encargados del cuidado. Algunas personas que padecen de este síndrome actúan como si la persona que está bajo sus cuidados estuviera enferma. Con frecuencia falsifican información médica o les mienten a los profesionales médicos acerca de la salud o de la condición de la persona bajo su cuidado. Hacen esto para obtener simpatía o atención.

Además de mentir o exagerar acerca de los síntomas de la enfermedad del niño, las personas con el síndrome de Munchausen por poder intencionalmente tomarán acciones para que el niño enferme. Expondrán deliberadamente al niño a procedimientos médicos dolorosos o riesgosos e incluso a cirugías. Alguien con este síndrome podría crear intencionadamente síntomas en el niño al no darle alimentos, envenenarlo o sofocarlo, o al darle medicamentos inadecuados o al no darle los medicamentos que le fueron recetados. Al crear estas situaciones se puede poner al niño en un grave riesgo. Aproximadamente 1 de cada 10 víctimas de este síndrome muere como consecuencia de este.

Algunas enfermedades o síntomas comunes por los cuales los encargados de cuidados llevan a las víctimas del síndrome al médico, para obtener tratamiento, incluyen retraso en el crecimiento, náusea y vómitos, diarrea, convulsiones, dificultad para respirar y asma, infecciones, reacciones alérgicas y otras enfermedades que requieran atención inmediata de emergencia. También es común que presenten fiebre de origen desconocido.

Los padres y otros encargados del cuidado con este síndrome no se sienten desalentados por los costos de los tratamientos médicos ni por cómo harán para pagar las facturas. Por el contrario, tienen la percepción de que al acumular una gran cantidad de facturas médicas están haciendo todo lo que pueden por su hijo y ante los demás son incluso mejores encargados del cuidado.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Munchausen por poder?

Los síntomas que pueden ayudar a identificar a una persona que tiene este síndrome pueden ser difíciles de identificar. Existen algunos rasgos de personalidad y algunos antecedentes que parecen ser comunes en las personas que tienen el síndrome. Muchos de ellos fueron víctimas de abuso mental, físico o sexual durante su crecimiento o recibieron amor y atención únicamente cuando estaban enfermos. Al llegar a ser adultos, se interesan mucho por la medicina y a menudo trabajan en el campo médico. Ellos pueden expresarse como expertos cuando hablan de afecciones médicas. Generalmente, las personas que tienen este síndrome son muy colaboradoras y amigables con los profesionales de atención médica. Parece que siempre están dedicadas completamente al bienestar de su hijo.

En el niño, los síntomas de este síndrome incluyen un historial de admisiones al hospital con síntomas inusuales de salud. En muchas ocasiones, los síntomas de salud no coinciden con ninguna enfermedad. Los síntomas normalmente empeoran cuando están solos con su madre o encargado del cuidado, y desaparecen cuando la persona no está presente.

¿Cómo se puede diagnosticar el Síndrome de Munchausen por poder?

Los problemas éticos relacionados con el síndrome de Munchausen por poder hacen difícil el diagnóstico. Acusar a una madre, un padre o a otro encargado del cuidado de crear intencionalmente síntomas o de hacer que su hijo enferme es un asunto muy grave. Los profesionales médicos buscarán síntomas y otra evidencia incriminatoria antes de hacer acusaciones.

Una manera de confirmar la sospecha del síndrome de Munchausen por poder es separar al niño de la madre, del padre o de otro encargado del cuidado para determinar si los síntomas del niño mejoran. Los médicos también evalúan los expedientes médicos y buscan patrones que puedan sugerir que algo no está bien. Por ejemplo, un niño que ha sido atendido por varias enfermedades distintas durante un corto período debería provocar sospechas. Si hay sospecha de este síndrome, los proveedores de atención médica tienen la obligación de denunciarlo.

Tratamiento del Síndrome de Munchausen por poder

La seguridad del niño es la prioridad en el tratamiento. Una vez se identifica el síndrome como la causa principal de la enfermedad, el niño debe ser tratado y protegido para evitar más abuso. Podría ser necesario que el niño reciba tratamiento psicológico mientras se recupera.

El tratamiento de la madre, del padre o de otro encargado del cuidado no es tan sencillo. Muchas veces, esta persona negará el papel que desempeña, incluso si la evidencia lo demuestra. A menudo tienen un concepto impreciso de lo que es verdad y lo que no es. Hasta que estén listos para reconocer la verdad será difícil que se recuperen.

Se recomienda psicoterapia para las personas que tienen el síndrome de Munchausen por poder. Durante estas sesiones de asesoría, el terapeuta puede ayudar a que el encargado del cuidado identifique los sentimientos que ocasionaron esta conducta dañina. Con el transcurso del tiempo, el encargado del cuidado puede aprender a modificar su comportamiento y a forjar relaciones saludables que no se basen en la enfermedad de otra persona.

¿Se puede prevenir o evitar el Síndrome de Munchausen por poder?

Lamentablemente no hay manera alguna de prevenir este síndrome. La prevención depende de que el encargado del cuidado reconozca que sus sentimientos acerca de la enfermedad no son normales. En tales circunstancias, buscar ayuda podría evitar que le hagan daño al niño.

En su mayoría, depende de otros reconocer el comportamiento y detenerlo antes de que se acentúe. Si usted cree que un niño está en peligro o actualmente es víctima del síndrome de Munchausen por poder debe comunicarse con un profesional de atención médica, con la policía o con servicios de protección infantil.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Cuáles son algunos indicios de que mi cónyuge/encargado del cuidado tenga Síndrome de Munchausen por poder?
  • ¿Cuál podría ser la causa de que mi cónyuge/encargado del cuidado actúe de esta forma?
  • ¿Qué debo hacer si sospecho que alguien que conozco presenta síntomas del Síndrome de Munchausen por poder?
  • ¿Puede alguien recuperarse completamente del Síndrome de Munchausen por poder?