Síndrome de Munchausen por poderes

Última actualización enero 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Beth Oller, MD

¿Qué es el síndrome de Munchausen por poder?

El síndrome de Munchausen por poder (MSP) es una enfermedad mental. También es una forma de abuso infantil. Afecta a los cuidadores, especialmente a los cuidadores de niños. También se conoce como trastorno facticio por poder. Las madres de niños pequeños son las más afectadas por esta condición. Los padres u otros cuidadores también pueden contraerlo.

Alguien que sufre de MSP actuará como si la persona bajo su cuidado estuviera enferma. A menudo falsificarán información médica. Pueden mentirle a los profesionales médicos respecto de la salud o el estado de la persona que tienen su cuidado. Lo hacen para obtener apoyo o para llamar la atención.

Alguien que tiene MSP puede deliberadamente tomar medidas para enfermar a su hijo. A sabiendas, expondrán al niño a procedimientos médicos dolorosos o riesgosos, incluidas las cirugías. Pueden crear deliberadamente síntomas en un niño. Pueden hacerlo evitando alimentarlos, mediante envenenamiento o asfixia, dándole medicamentos inapropiados o evitando darle los medicamentos recetados. Crear estas situaciones puede poner al niño en un riesgo extremo.

Las enfermedades o síntomas comunes por los que los cuidadores llevan a las víctimas de MSP al médico incluyen:

  • Falta de crecimiento
  • Náusea y vómito
  • Diarrea
  • Convulsiones
  • Dificultad para respirar y asma
  • Infecciones
  • Reacciones alérgicas
  • Fiebre de origen desconocido
  • Otras enfermedades que requieren atención inmediata

Aquellos con MSP no se desaniman por el costo de los tratamientos médicos. No se preocupan por cómo pagarán las facturas. En cambio, creen que aumentar la factura del hospital refuerza la percepción de que están haciendo todo lo posible por su hijo. Piensan que otros los verán como mejores cuidadores.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Munchausen por poder?

Los síntomas que pueden ayudar a identificar a alguien que tiene MSP pueden ser difíciles de detectar. Hay ciertos rasgos de personalidad y antecedentes que parecen ser comunes. Muchos sufrieron abuso mental, físico o sexual al crecer. O recibieron amor o atención solo cuando estaban enfermos.

Como adultos, las personas con MSP están muy interesadas en la medicina. A menudo trabajan en el campo médico. Pueden hablar de manera experta sobre afecciones médicas. Por lo general, son muy cooperativos y amigables con los profesionales de la salud. Siempre parecen estar completamente dedicados al bienestar de su hijo.

Sin embargo, para fingir los síntomas de la enfermedad en su hijo, pueden hacer cosas extremas que podrían incluir:

  • Darle al niño ciertos medicamentos o sustancias que lo harán vomitar o tener diarrea
  • Calentar el termómetro para que parezca que el niño tiene fiebre
  • No darle al niño lo suficiente para comer, por lo que parece que no puede aumentar de peso
  • Agregar sangre a la orina o las heces del niño
  • Inventar resultados de laboratorio

En el niño, los síntomas de un cuidador con MSP incluyen antecedentes de estar entrando y saliendo de hospitales con síntomas de salud inusuales. Muchas veces, sus síntomas no se corresponden con ninguna enfermedad. Los síntomas generalmente empeoran cuando están solos con su cuidador. Los síntomas suelen desaparecer en ausencia de esa persona.

¿Qué causa el síndrome de Munchausen por poder?

Los médicos no saben qué causa esta enfermedad mental. Puede ser el resultado de un abuso en la infancia. Algunas personas con MSP también pueden tener síndrome de Munchausen. Aquí es donde fingen estar enfermos para llamar la atención.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Munchausen por poder?

Los problemas éticos relacionados con la MSP hacen que sea difícil de diagnosticar. Acusar a una madre, un padre o un cuidador de crear síntomas intencionalmente o de enfermar a un niño es un asunto serio. Los profesionales médicos buscarán síntomas y otras pruebas incriminatorias antes de hacerlo.

Una forma de confirmar las sospechas de MSP es separar a la madre, el padre o el cuidador del niño y luego ver si los síntomas del niño mejoran. Los doctores también pueden evaluar los registros médicos. Pueden buscar patrones que sugieran que algo está mal. Por ejemplo, un niño que ha sido atendido por muchas enfermedades diferentes durante un corto período de tiempo debe despertar sospechas. Si hay una sospecha de MSP, los proveedores de atención médica deben informarlo.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de Munchausen por poder?

Desafortunadamente, no hay forma de prevenir el MSP. El cuidador debe reconocer que sus sentimientos acerca de la enfermedad no son normales. En esas situaciones, buscar ayuda podría evitar que dañen a un niño.

Por lo general, depende de otros reconocer el comportamiento y detenerlo antes de que se intensifique. Si cree que un niño está en peligro o es actualmente víctima de MSP, comuníquese con un profesional de la salud, la policía o los servicios de protección infantil.

Tratamiento del Síndrome de Munchausen por poder

La seguridad del niño es la prioridad n.° 1 del tratamiento. El niño debe ser tratado por cualquier problema médico que tenga y protegido de nuevos abusos. Es posible que sea necesario alejarlo del cuidador afectado. El tratamiento psicológico puede ser necesario a medida que el niño se recupera.

El tratamiento de la madre, el padre o el cuidador involucrado no es tan sencillo. Muchas veces, esta persona negará haber jugado un papel, incluso cuando la evidencia lo demuestre. A menudo han difuminado lo que es verdad y lo que no lo es. Hasta que estén listos para reconocer la verdad, será difícil para ellos mejorar.

Se recomienda la psicoterapia para las personas que tienen MSP. Durante estas sesiones de asesoramiento, el terapeuta ayuda al cuidador a identificar los sentimientos que causaron su comportamiento dañino. Con el tiempo, el cuidador puede aprender a modificar ese comportamiento. Pueden aprender a crear vínculos saludables que no dependan de que alguien esté enfermo.

Debido a que esta es una forma de abuso infantil, el síndrome debe informarse a las autoridades.

Vivir con el síndrome de Munchausen por poder

Alguien que vive con el síndrome de Munchausen por poder tiene una enfermedad mental grave. Es una forma de abuso infantil. Por eso no se les puede permitir que continúen con su comportamiento. Si sospecha que algún conocido tiene esta enfermedad, es importante que lo notifique a un profesional de la salud, a la policía o a los servicios de protección infantil.  Llame al 911 si conoce a un niño que está en peligro inmediato debido a abuso o negligencia.

También puede llamar a la línea directa de Childhelp National Child Abuse al 1-800-4-A-CHILD (1-800-422-4453). Los consejeros de crisis están disponibles para ayudarlo a determinar los próximos pasos. Todas las llamadas son anónimas y confidenciales.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuáles son algunas pistas de que mi cónyuge/cuidador padece el síndrome de Munchausen por poder?
  • ¿Qué podría estar causando que mi cónyuge/cuidador actúe de esta manera?
  • ¿Qué debo hacer si sospecho que alguien que conozco presenta síntomas del síndrome de Munchausen por poder?
  • ¿Alguien puede recuperarse completamente del síndrome de Munchausen por poder?