Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés)

¿En qué consiste el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)?

El síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS) es la razón casi inexplicable por la cual un bebé menor de 1 año muere mientras duerme.

Cuando un bebé muere inesperadamente, la policía y un médico forense investigan la muerte. Observan el lugar donde ocurrió la muerte, realizan una autopsia al bebé y analizan el historial de salud del bebé.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS)?

Parte de la frustración de SIDS es que no hay signos o síntomas de advertencia. Todo lo que un padre o cuidador puede hacer es tomar medidas preventivas para reducir la posibilidad de SIDS (consulte la sección «Prevención»).

¿Qué factores provocan el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS)?

Se cree que el SIDS está relacionado con ciertos peligros para dormir que pueden hacer que el bebé deje de respirar. Estos incluyen:

  • ropa de cama suave cubriendo la cara del bebé;
  • una posición aprisionada o atrapada entre el colchón y otro elemento que se encuentre en la cama o cuna;
  • que un adulto gire accidentalmente sobre el bebé mientras comparten la cama;
  • si el bebé está acostado de lado o boca abajo en una posición que no le permite rodar ni levantar su cabeza.

Los bebés que nacen con defectos en la parte del cerebro que controla la respiración y el despertar del sueño tienen más probabilidades de morir de SIDS. Las infecciones respiratorias también pueden aumentar la probabilidad de que un bebé muera por SIDS.

Según la campaña Safe to Sleep®, el SIDS no es contagioso. No es causado por asfixia ni vómito, y no está relacionado con el abuso infantil ni con la falta de vacunas. No es lo mismo que la asfixia ni es causado por asfixia.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS)?

A un bebé se le diagnostica SIDS después de que se hayan excluido todas las demás causas. Se enumera como causa de muerte después de una autopsia. Luego, los profesionales realizarán entrevistas con los padres o cuidadores y revisarán los registros médicos del bebé. También examinarán el lugar donde murió el bebé, generalmente una cuna o una cama.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de muerte súbita infantil (SIDS)?

No hay una forma segura de evitar el SIDS pero hay formas de reducir los riesgos de su bebé. Si usted es padre o cuidador, mantenga seguro el espacio para dormir de su bebé haciendo lo siguiente:

  • Quite toda la ropa de cama suelta, como protectores de cunas, mantas, almohadas, animales de peluche y juguetes. Estos artículos pueden hacer que el bebé deje de respirar, se ahogue o se estrangule.
  • Asegúrese de tener una cuna moderna y cómoda para el bebé. Debe estar diseñada para evitar que su bebé se caiga entre el colchón y el costado de la cuna. También es importante que la cabeza de su hijo no pueda atascarse en los barrotes de la cuna. Si bien las cunas más viejas y usadas pueden ser más asequibles, busque una cuna más nueva que se ajuste a su presupuesto y mantenga a su bebé a salvo. Elija un colchón de cuna firme en vez de uno suave.
  • No permita que su bebé duerma con usted, otro adulto u otro niño. Si está con un bebé quisquilloso, puede olvidarse de volver a colocarlo en su cuna y rodar accidentalmente sobre él. Esto podría causar que el bebé deje de respirar. Si un bebé duerme en la misma habitación (no en la cama) ayuda a los padres a reducir el riesgo de SIDS.
  • Coloque a su bebé boca arriba (no boca abajo ni de costado) para las siestas y por la noche. El cuello y otros músculos de un bebé que le permiten levantar la cabeza o voltearse no están completamente desarrollados. Cuando el bebé está «atrapado» apoyado sobre su barriga, no puede levantar la cabeza para respirar.
  • Haga que su bebé duerma en su habitación, pero en una superficie separada durante al menos 6 meses, y si fuera posible, durante todo el primer año. Compartir una habitación con su bebé puede reducir el riesgo de SIDS hasta en un 50%. Le permite controlar al bebé sin llevarlo a su propia cama.
  • Mantenga la habitación fresca. Algunas investigaciones sugieren que cuando un bebé pasa mucho calor, puede caer en un sueño más profundo. Esto puede dar lugar a dificultades para despertarse cuando su cuerpo está tratando de decirle que respire.

Además de controlar el espacio para dormir de su bebé, también debe tomar las siguientes medidas para prevenir el SIDS:

  • Manténgase al día con las vacunas de su bebé y las visitas de bienestar. Las investigaciones muestran que si su bebé recibe las vacunas a tiempo, esto reduce la amenaza de SIDS en un 50%.
  • Amamantar a su bebé y usar un chupete reducen el potencial de SIDS.
  • Mantenga a su bebé alejado de los cigarrillos u otros tipos de humo antes y después del parto.
  • Evite el consumo de alcohol o drogas durante el embarazo.

El nacimiento prematuro o con bajo peso también puede estar asociado con el SIDS, así como con las madres menores de 20 años.

Tratamiento del síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS)

El SIDS no puede tratarse ya que la muerte ocurre sin previo aviso. Sin embargo, su médico puede ayudarlo a sobrellevar su pérdida recomendándole fuentes de asesoramiento para el duelo.

Cómo hacer frente a la pérdida proveniente del síndrome de muerte súbita infantil (SIDS)

Cualquier persona que alguna vez ha experimentado la muerte de un bebé, seguro que no tuvo consuelo, sin importar el motivo. Si está luchando con esta pérdida, es importante darse el tiempo para curarse y quizás, incluso, hasta buscar ayuda. Pida recomendaciones a su médico para obtener servicios de duelo y asesoramiento. Es importante hablar sobre lo que está sintiendo y cómo está afectando su trabajo, su hogar y sus relaciones.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Una vez que mi hijo tenga la edad suficiente para darse vuelta, ¿todavía estaría en riesgo de sufrir de SIDS?
  • ¿Debo despertar a mi hijo durante la noche cuando es un recién nacido?
  • ¿Hay algún examen para determinar qué tan bien está respirando mi bebé?
  • ¿Las alergias o el asma a una edad temprana pueden provocar el SIDS?