Síndrome de dolor regional complejo

Síndrome de dolor regional complejo

¿Qué es el síndrome de dolor regional complejo?

El síndrome de dolor regional complejo (CRPS, por sus siglas en inglés) es una afección de dolor crónico. Puede ocurrir después de una lesión. Por lo general afecta a un brazo o una pierna. Puede ocurrir en otras áreas del cuerpo. En casos raros, se desarrolla después de una cirugía, un ataque al corazón u otro problema médico. El dolor se describe a menudo como una sensación de ardor. Normalmente es mucho peor que lo que se considera normal para la lesión. El médico también puede llamar a esta afección distrofia simpática refleja o causalgia.

Síntomas del síndrome de dolor regional complejo

Los síntomas del CRPS incluyen:

  • Una sensación de ardor y dolor en la zona afectada. Por lo general es un brazo, una pierna, una mano o un pie. A menudo se produce mucho después del momento en que su lesión debería haber sanado.
  • La piel afectada puede ser sensible al tacto. Podría estar hinchada y muy sensible a temperaturas altas o bajas.
  • Cambios en el color de la piel. A menudo se vuelve roja, azul, púrpura o con manchas.
  • Cambios en la textura de la piel. La piel sobre el área afectada puede volverse delgada o brillante.
  • Rigidez y dolor en las articulaciones.
  • Dolor muscular y debilidad.
  • Pérdida de la movilidad en la zona afectada.

Los síntomas de algunas personas son leves y desaparecen con el tiempo. Para otras, los síntomas pueden ser graves y causar incapacidad a largo plazo.

¿Qué causa el síndrome de dolor regional complejo?

Se cree que el CRPS sucede debido a daños en el sistema nervioso. Puede suceder si el sistema nervioso funciona mal. En la mayoría de los casos se desencadena por una lesión o un trauma. Entre ellos se pueden incluir los siguientes:

  • fracturas;
  • esguinces/torceduras;
  • quemaduras, cortes o contusiones;
  • cirugía;
  • procedimientos menores, tales como el pinchazo de una aguja.

Cualquier persona a cualquier edad puede contraer CPRS. Es más común en las mujeres. Parece alcanzar su punto máximo alrededor de los 40 años de edad. Es poco común en los niños y raro en los ancianos.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de dolor regional complejo?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas de dolor. Lo examinará físicamente. No hay una prueba específica que pueda diagnosticar el CRPS. Se pueden realizar algunas pruebas para descartar otras causas para sus síntomas. Una resonancia magnética puede mostrar cambios en el tejido de la extremidad afectada.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de dolor regional complejo?

El CRPS no es predecible. La única manera de prevenirlo o evitarlo es tratar de evitar la lesión.

Tratamiento del síndrome de dolor regional complejo

Comúnmente se usan diferentes terapias para tratar el CRPS:

  • Terapia física. Mantener la parte del cuerpo en movimiento aumenta la circulación y promueve la curación.
  • Las personas con dolor crónico pueden desarrollar trastornos de salud mental. Estos incluyen depresión o ansiedad. Éstos pueden intensificar el dolor. La psicoterapia lo ayuda a enfrentar el dolor. También lo ayuda a hacer frente a cualquier afección que se desarrolle.
  • Su médico le puede sugerir que tome un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE). Esto puede ayudar con el dolor y la inflamación. Estos medicamentos incluyen aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve). Los mismos son de venta libre. Hable con su médico antes de tomar AINE.

Si su dolor es severo, el médico puede recetarle medicamentos que bloquean ciertos nervios. A veces los esteroides ayudan con la inflamación y el dolor. Algunos medicamentos que se usan para la depresión y las convulsiones también ayudan con los dolores crónicos. Los narcóticos y otros analgésicos pueden no controlar el dolor del CRPS. A veces es necesaria una combinación de medicamentos.

  • Bloqueo del nervio simpático. Es una inyección de un anestésico (analgésico) en ciertos nervios. Esto bloquea las señales de dolor. Si la inyección alivia el dolor, puede repetirse. No es una cura.
  • Simpatectomía del nervio lesionado. Un cirujano cortará o sujetará la cadena nerviosa. Se ha informado que esto mejora el dolor causado por el CRPS.
  • Estimulación neural. Esto implica la estimulación de los nervios con corrientes eléctricas o magnéticas. Algunos tipos, tales como la estimulación de la médula espinal, requieren cirugía menor.

Un tratamiento que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Debe hacerse un plan de tratamiento individual para cada persona.

Vivir con síndrome de dolor regional complejo

Un tratamiento oportuno puede impedir que el síndrome de dolor regional complejo empeore. A veces, la afección mejora. Si el tratamiento se comienza a tiempo, los síntomas pueden desaparecer por completo. Las personas con síntomas más graves y de larga duración con frecuencia no responden al tratamiento. Estas personas pueden beneficiarse de un programa de manejo del dolor dirigido específicamente a tratar el dolor crónico.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi dolor?
  • Si mi lesión ha sanado, ¿por qué todavía siento dolor?
  • ¿Necesito alguna prueba?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mí? ¿Necesito medicamentos? ¿Fisioterapia? ¿Orientación?
  • ¿Cuándo podré aliviar el dolor?
  • ¿Ayudarán las terapias alternativas como el yoga o la acupuntura a aliviar mi dolor?

Anuncio