Síndrome de Choque Tóxico (Toxic Shock Syndrome, TSS)

¿Qué es el síndrome de choque tóxico (toxic shock syndrome, TSS)?

El síndrome de choque tóxico (TSS) es una infección grave, y a veces mortal, causada por el estafilococo (Staphylococcus aureus). Es causado por una bacteria que se multiplica rápidamente y eventualmente tiene como consecuencia una insuficiencia orgánica. La bacteria de estafilococo se puede encontrar la vagina de una joven o de una mujer. Si la bacteria se desarrolla demasiado, podría entrar en el torrente sanguíneo.

El síndrome de choque tóxico es una infección grave y tiene como consecuencia la muerte en el 50 % de los casos; incluso las mujeres que sobreviven pueden infectarse de nuevo.

Síntomas del síndrome de choque tóxico

Una fiebre de 102 °F (30 °C) o mayor es una señal alarmante visible en alguien que esté en riesgo de un síndrome de choque tóxico. Los síntomas podrían incluir:

  • dolor de cabeza
  • vómitos
  • presión arterial baja
  • confusión
  • diarrea
  • sarpullido rojo en la palma de las manos o la planta de los pies

Si usted o su hija tienen síntomas del síndrome de choque tóxico, diríjase a la sala de emergencias de inmediato. La infección puede empeorar rápidamente y causar una insuficiencia orgánica o incluso la muerte.

¿Cuál es la causa del síndrome de choque tóxico?

El síndrome de choque tóxico obtuvo atención a nivel nacional a finales de los años 70 cuando se le consideró una infección relacionada con el uso de tampones durante el periodo menstrual de una mujer. Aunque las investigaciones más recientes demuestren que usar un tampón por más tiempo del recomendado sin cambiarlo crea un ambiente perfecto para una infección por estafilococo, utilizarlo no es la única manera de contraerla. Existe el mismo riesgo con algunos dispositivos anticonceptivos cuando se usan más tiempo del recomendado.

No todas las infecciones por estafilococo causan síndrome de choque tóxico. Cuando se usa el tampón, los investigadores creen que al insertarlo se puede rasguñar la vagina y hacerla vulnerable a una infección. También creen que los tampones hechos con fibras artificiales tienen más posibilidades de atrapar bacterias que los que están hechos con algodón 100 %.

El síndrome de choque tóxico también puede ocurrir por otras razones. Estas pueden ser: una lesión por quemadura o por cirugía que no sane adecuadamente, una infección en la piel, una lesión hecha justo después de nacer e incluso el sangrado de la nariz en el que se utilicen gasas para pararlo. Por esta razón, el síndrome de choque tóxico también puede afectar a hombres y niños.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de choque tóxico?

No existe un examen rápido para diagnosticar el síndrome de choque tóxico. Los médicos pueden realizar pruebas para detectar la bacteria de estafilococo al analizar una muestra de sangre o una muestra de una lesión infectada. Sin embargo, confiar únicamente en esa única muestra representa demasiado tiempo, más cuando su cuerpo se encuentra bajo tensión. Generalmente, los médicos diagnostican el síndrome de choque tóxico basados en síntomas como fiebre alta, presión arterial baja y sarpullido.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de choque tóxico?

Si usted es una mujer que quiere seguir utilizando tampones, puede reducir el riesgo del síndrome de choque tóxico al utilizarlos con precaución. A continuación, lea lo que los médicos sugieren que usted debería hacer durante el periodo menstrual:

  • Use de forma alterna tampones y toallas sanitarias para no propiciar la creación de un ambiente en el que pueda crecer a la bacteria.
  • Evite el uso de tampones altamente absorbentes.
  • Cambie su tampón frecuentemente, como se recomiende en el empaque.
  • En los días en los que el periodo es más leve, utilice toallas sanitarias en lugar de tampones.

Si tiene una herida o quemadura abierta, asegúrese de que se encuentra debidamente limpia y preste atención a señales de infección (por ejemplo, enrojecimiento, hinchazón o pus). Pregúntele a su médico cómo debe usted cuidar la herida o la quemadura para evitar infectarse con estafilococo.

Tratamiento del síndrome de choque tóxico

Debido a que el síndrome de choque tóxico empeora rápidamente, es posible que ya esté gravemente enfermo para cuando llegue a la sala de emergencias. Una vez ahí, el personal médico le colocará una sonda intravenosa para darle líquidos, antibióticos y medicamento para la presión arterial. Si sus riñones estuvieran fallando, es probable que también se le realice una transfusión de plasma sanguíneo y una diálisis renal. Si usted tiene colocado un tampón, un diafragma, una esponja vaginal o un capuchón cervical, se le removerían. Si la causa de la infección fuera una herida infectada, esta se limpiaría profundamente. Una vez que esté estable, le transferirán a la unidad de cuidados intensivos para monitorearle.

Cómo vivir con el síndrome de choque tóxico

Es posible que haya algunos retos significativos si sobrevive la infección inicial. Esto puede incluir la recuperación luego de haber estado recibiendo atención de soporte vital o de haber padecido una insuficiencia orgánica.

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Cuánto tiempo es demasiado en lo que se relaciona al uso de tampones o de algunos dispositivos anticonceptivos?
  • ¿Hay algunos padecimientos médicos que incrementen el riesgo de tener una infección bacteriana que cause el síndrome de choque tóxico por medio de una herida?