Síndrome del Choque Tóxico (Toxic Shock Syndrome, TSS)

¿Qué es el síndrome del choque tóxico?

El síndrome del choque tóxico (TSS, por sus siglas en inglés) es una complicación infrecuente pero grave y potencialmente mortal de ciertos tipos de infecciones. Es causado por las bacterias del estafilococo (Staphylococcus aureus) o del estreptococo (Streptococcus pyogenes). Las bacterias producen toxinas que pueden conducir rápidamente a un fallo orgánico e incluso a la muerte.

El síndrome del choque tóxico se relacionó originalmente con el uso de tampones súper-absorbentes. Pero los cambios en los tampones y los hábitos de uso lo han hecho menos común. Hoy en día, aproximadamente la mitad de los casos de síndrome del choque tóxico son causados por el uso de tampones. Muchos casos son el resultado de la entrada de bacterias en áreas de la piel lesionada. Estos incluyen cortes y rasguños, heridas quirúrgicas o ampollas de varicela. El síndrome del choque tóxico afecta a hombres, mujeres y niños.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del choque tóxico?

Usted tiene un mayor riesgo de desarrollar síndrome del choque tóxico si:

  • acaba de dar a luz;
  • tiene una infección por estafilococos;
  • está en su período menstrual;
  • procedimiento quirúrgico reciente
  • tiene una infección en una herida;
  • tiene cuerpos o elementos extraños (como los que se usan para detener las hemorragias nasales) dentro del cuerpo;

le sube fiebre repentinamente de 102 °F (38 °C) o más es una señal de advertencia para cualquier persona que esté en riesgo de síndrome del choque tóxico. Otros síntomas pueden incluir:

  • dolor de cabeza;
  • vómitos;
  • presión arterial baja;
  • confusión;
  • diarrea;
  • dolores musculares;
  • erupción roja en las palmas de las manos o en la parte inferior de los pies.

Si usted o su hijo tiene síntomas de síndrome del choque tóxico, vaya a la sala de emergencias de inmediato. La infección puede empeorar rápidamente. Puede causar que órganos como el hígado o los riñones fallen. También puede causar convulsiones, sangrado e insuficiencia cardíaca. Si no se trata, puede llevar a la muerte.

¿Qué causa el síndrome del choque tóxico?

La mayoría de los casos de síndrome del choque tóxico son causados por una toxina producida por estafilococos. Algunos casos son causados por una toxina de las bacterias estreptocócicas. No todas las infecciones por estafilococo o estreptococo conducen al síndrome del choque tóxico.

El síndrome del choque tóxico ganó atención nacional a fines de los años 70. Se vinculaba al uso de tampones durante el período menstrual de una mujer. Investigaciones más recientes muestran que usar un tampón durante más tiempo del recomendado sin cambiarlo puede crear el ambiente perfecto para una infección por estafilococos. Pero el uso de un tampón no es la única forma de contraerlo. El mismo peligro existe con ciertos dispositivos de control de natalidad cuando se usan más tiempo del recomendado. Estos podrían incluir un diafragma, una esponja o un capuchón cervical.

Con el uso de tampones, muchos investigadores creen que insertar un tampón puede rayar la vagina. Esto la hace vulnerable a una infección. También piensan que los tampones hechos con fibras artificiales tienen más probabilidades de «atrapar» bacterias que los tampones hechos 100% con algodón.

El síndrome del choque tóxico también puede ocurrir por otras razones. Puede ocurrir cuando una herida de una quemadura o cirugía no se cura correctamente. También puede ocurrir a partir de una infección en la piel, justo después del parto, e incluso en el caso de una hemorragia nasal grave que requiere el uso de una gasa médica envasada para detenerla.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del choque tóxico?

No existe una prueba rápida para el síndrome del choque tóxico. Los médicos pueden analizar la presencia de estafilococos mediante una muestra de sangre o una muestra tomada de una herida infectada. Sin embargo, confiar solo en eso lleva demasiado tiempo cuando su cuerpo está en apuros. Por lo general, los médicos diagnostican el síndrome del choque tóxico según los síntomas, como fiebre alta, presión arterial baja y erupción cutánea.

El síndrome del choque tóxico puede afectar múltiples órganos. Su médico puede ordenar otras pruebas para ver hasta qué punto se ha propagado la enfermedad. Estas podrían incluir una tomografía computarizada, una radiografía de tórax o una punción lumbar.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome del choque tóxico?

La mejor manera de evitar el síndrome del choque tóxico es prevenir infecciones. Lavarse bien las manos siempre es una buena defensa. Si tiene una herida abierta o una quemadura, asegúrese de limpiarla correctamente. Observe si hay signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón o pus. Pregúntele a su médico cómo debe cuidar la herida o la quemadura para evitar contraer una infección por estafilococos.

Puede reducir el riesgo de padecer el síndrome del choque tóxico si, en caso de que use tampones, lo hace con cuidado. Los médicos sugieren que, durante su período debe:

  • alternar entre tampones y toallitas/paños para no generar un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias;
  • evitar el uso de tampones de alta absorción;
  • cambiar el tampón con frecuencia, como se recomienda en el paquete (generalmente cada 4 a 8 horas);
  • en los días de menor flujo de su período, usar toallitas/paños en lugar de tampones;
  • lavarse las manos antes y después de insertar un tampón.

El síndrome del choque tóxico se puede contraer más de una vez. Si lo ha tenido antes o ha tenido una infección grave por estafilococos o estreptococos, no use tampones.

Tratamiento del síndrome del choque tóxico

El síndrome del choque tóxico es una emergencia médica. Llame a su médico de inmediato si tiene síntomas. Es posible que tenga que ir al hospital. Una vez allí, el personal médico puede comenzar una inyección intravenosa para administrarle líquidos, antibióticos y medicamentos para la presión arterial. Si sus riñones están fallando, es posible que también le administren plasma sanguíneo y le realicen diálisis renal. Si es mujer y tiene un tampón, diafragma, esponja o capuchón cervical, se le quitará. Si la infección se debe a una herida infectada, la herida se limpiará a fondo. Una vez que esté estable, puede ser trasladado a la unidad de cuidados intensivos para su control y seguimiento.

Vivir con el síndrome del choque tóxico

El síndrome del choque tóxico puede provocar la muerte en hasta el 50% de los casos. Puede experimentar desafíos importantes si sobrevive a la infección inicial. Esto puede incluir recuperarse de una falla orgánica o estar en soporte vital.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Podría ser que otra afección, y no el síndrome del choque tóxico, cause mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas se necesitan?
  • ¿Cuánto tiempo es demasiado cuando se trata de usar un tampón o ciertos dispositivos de control de la natalidad?
  • ¿Hay algún problema de salud que aumente mi riesgo de contraer una infección bacteriana que provoque el síndrome del choque tóxico en una herida?