Síndrome de abstinencia neonatal (NAS, por sus siglas en inglés)

¿Qué es el síndrome de abstinencia neonatal?

El síndrome de abstinencia neonatal (NAS) se produce en un bebé que estuvo expuesto a las drogas en el útero. Después del nacimiento, el bebé pasa por la abstinencia de drogas y necesita atención médica.

Síntomas del síndrome de abstinencia neonatal

Los bebés que tienen síndrome de abstinencia neonatal pueden sufrir una amplia gama de síntomas. Otras afecciones y problemas de salud también pueden producir los mismos síntomas. Hable con su médico si ingirió drogas durante el embarazo y nota una o más de estas señales de advertencia:

  • Bajo peso al nacer y poco aumento de peso
  • Llanto extremo o agudo
  • Fiebre
  • Comportamiento inquieto o irritable
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Bostezos excesivos
  • Falta de apetito y succión débil
  • Respiración acelerada
  • Congestión nasal o estornudos
  • Piel áspera o con manchas
  • Sudor
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Temblores, contracciones nerviosas, músculos tensos o convulsiones.

Estos síntomas suelen comenzar entre un día y una semana después del nacimiento. Pueden durar de una semana a seis meses. La presencia y la gravedad de los síntomas varían en función de:

  • El tipo y la cantidad de drogas consumidas.
  • La frecuencia y la duración del consumo de drogas.
  • Cómo reacciona el cuerpo de la madre a las drogas (genética).
  • Si el bebé nació a término o fue prematuro (si nació cuatro semanas o más tiempo antes).

¿Qué causa el síndrome de abstinencia neonatal?

Todo lo que usted consume durante el embarazo pasa al bebé. La placenta es un órgano adherido a la pared del útero. Proporciona alimento y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. Las drogas, el alcohol y otras sustancias también viajan a través de la placenta.

Si el bebé está expuesto a las drogas en el útero, sufre abstinencia después del nacimiento. El síndrome de abstinencia neonatal suele producirse por el consumo de opioides o analgésicos. Esto incluye:

  • Heroína
  • Metadona
  • Oxicodona
  • Codeína
  • Morfina
  • Buprenorfina

Los bebés también pueden contraer síndrome de abstinencia neonatal por otras sustancias adictivas, como:

  • Cocaína
  • Anfetaminas
  • Marihuana
  • Nicotina
  • Alcohol
  • Barbitúricos
  • Benzodiazepinas
  • Ciertos antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

¿Cómo se diagnostica el síndrome de abstinencia neonatal?

Los síntomas del síndrome de abstinencia neonatal se superponen con los de otras afecciones y problemas de salud. Alerte a su médico o enfermera si nota algún síntoma. Ellos examinarán a su bebé y le preguntarán acerca de su consumo de drogas.

Los análisis de orina pueden verificar la presencia de drogas en usted y/o su bebé. El médico también puede realizar un examen de los primeros movimientos intestinales de su bebé. El sistema de puntuación del síndrome de abstinencia neonatal mide los síntomas y la gravedad. Es probable que su bebé tenga síndrome de abstinencia neonatal si tienen una puntuación alta.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome de abstinencia neonatal?

El síndrome de abstinencia neonatal se puede prevenir. Evite los opiáceos y otras drogas durante el embarazo. También debe evitar el alcohol y el tabaco. Hable con su médico acerca de los medicamentos que toma o si tiene una adicción. Él puede ayudarla a dejar de fumar y proporcionarle asistencia médica, si es necesario. No deje de tomar medicamentos sin consultar a su médico.

Si necesita opioides por motivos de salud, no quede embarazada. Utilice un método anticonceptivo u otras medidas preventivas.

Tratamiento del síndrome de abstinencia neonatal

Si su bebé tiene síndrome de abstinencia neonatal, el médico necesitará conocer detalles de su consumo de drogas. Esta información afecta el tipo de tratamiento. Los factores incluyen la droga, la cantidad, la frecuencia y la duración del consumo. La salud de su bebé y el nacimiento (a término o prematuro) también juegan un papel.

Lo más probable es que su bebé requiera hospitalización para tratar el síndrome de abstinencia neonatal. Los bebés que están deshidratados podrían necesitar líquidos por vía intravenosa. La leche de fórmula alta en calorías proporciona mayor nutrición. Podría ser necesario que alimente a su bebé con más porciones pequeñas. Además, su bebé va a necesitar una atención especial. Los consejos para ayudar a calmar a su bebé incluyen:

  • Acunarlo o balancearlo de forma suave
  • Envolverlo
  • El contacto piel con piel
  • Reducir luces y ruidos
  • La lactancia materna segura

Los bebés que tienen casos graves de abstinencia requieren medicamentos. Su médico le recetará un medicamento similar al que se utiliza para las madres con síndrome de abstinencia durante el embarazo. Comenzará con una dosis alta y de a poco la reducirá para desintoxicar al bebé de la droga.

Vivir con el síndrome de abstinencia neonatal

El tratamiento debería reducir los síntomas de la abstinencia. Sin embargo, su bebé puede tener efectos duraderos del síndrome de abstinencia neonatal y el consumo de otras drogas o sustancias. Las siguientes preocupaciones requieren más supervisión y cuidados:

  • Defectos de nacimiento
  • Una cabeza pequeña
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)
  • Retrasos o problemas de desarrollo
  • Problemas de comportamiento.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué medicamentos se pueden tomar durante el embarazo?
  • ¿Cuál es la mejor manera de dejar de consumir una sustancia adictiva?
  • ¿Mi bebé tendrá un daño permanente a causa del síndrome de abstinencia neonatal?