Sangrado uterino anormal

Descripción general

¿Qué es el sangrado uterino anormal?

El sangrado uterino anormal es cualquier sangrado del útero (a través de la vagina) que no sea el período mensual normal. Tener sangrado extremadamente abundante durante el periodo también puede considerarse sangrado uterino anormal. Tener sangrado muy abundante durante un periodo y/o sangrado que dura más de 7 días se llama menorragia. Las mujeres que tienen menorragia podrían, por ejemplo, sangrar lo suficiente como para humedecer completamente uno o más tampones o toallitas sanitarias cada hora.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del sangrado uterino anormal?

Muchos factores diferentes pueden provocar sangrado uterino anormal. El embarazo es una causa común. Los pólipos o los fibromas (crecimientos pequeños y grandes) en el útero también pueden provocar sangrado. Rara vez, un problema de tiroides, una infección en el cuello uterino o el cáncer de útero pueden provocar sangrado uterino anormal.

En la mayoría de las mujeres, el sangrado uterino anormal es provocado por un desequilibrio hormonal. Cuando el problema son las hormonas, los médicos llaman al problema sangrado uterino disfuncional (DUB, por sus siglas en inglés). El sangrado anormal provocado por un desequilibrio hormonal es más común en las adolescentes o en las mujeres que se están acercando a la menopausia.

Estos son solo algunos de los problemas que pueden provocar el sangrado uterino anormal. Estos problemas pueden ocurrir a cualquier edad, pero la causa probable del sangrado uterino anormal, por lo general, depende de su edad.

Mujeres en la adolescencia, y entre los 20 y los 39 años

Una causa común del sangrado anormal en mujeres jóvenes y adolescentes es el embarazo. Muchas mujeres tienen sangrado anormal durante los primeros meses de un embarazo normal. Algunas píldoras anticonceptivas o el dispositivo intrauterino también pueden provocar sangrado anormal.

Algunas mujeres jóvenes que tienen sangrado uterino anormal no liberan un óvulo de los ovarios (que se llama ovulación) durante su ciclo menstrual. Esto es común en las adolescentes que recién han comenzado con sus periodos. Esto provoca un desequilibrio hormonal en el que el estrógeno del cuerpo hace que el recubrimiento del útero (que se llama endometrio) crezca hasta que se vuelve demasiado grueso. Cuando el cuerpo elimina este recubrimiento durante el periodo, el sangrado será muy intenso. Es posible que un desequilibrio hormonal también haga que el cuerpo no sepa cuándo desprender el recubrimiento. Esto puede provocar un sangrado irregular ("manchado") entre periodos.

Mujeres entre los 40 y los 55 años

En los años anteriores a la menopausia y al comienzo de la menopausia, las mujeres tienen meses en los que no ovulan. Esto puede provocar sangrado uterino anormal, lo que incluye periodos abundantes y más leves, y sangrado irregular.

El engrosamiento del recubrimiento del útero es otra causa del sangrado en las mujeres de entre 40 y 59 años. Este engrosamiento puede ser una señal de advertencia de cáncer de útero. Si tiene sangrado uterino anormal y está en este grupo etario, debe informarle a su médico al respecto. Puede ser algo normal del envejecimiento, pero es importante asegurarse de que el cáncer de útero no sea la causa.

Mujeres después de la menopausia

La terapia de reemplazo hormonal es una causa común del sangrado uterino después de la menopausia. Otras causas incluyen el cáncer de endometrio y de útero. Estos tipos de cáncer son más comunes en mujeres más grandes que en mujeres más jóvenes. Pero el cáncer no es siempre la causa del sangrado uterino anormal. Muchos otros problemas pueden provocar sangrado después de la menopausia. Por este motivo, es importante que hable con su médico si tiene algún sangrado después de la menopausia.

Diagnóstico y pruebas

¿Qué pruebas pueden encontrar la causa del sangrado uterino anormal?

Es posible que las pruebas que su médico ordene dependan de su edad. Si existe la posibilidad de que esté embarazada, su médico podría ordenar una prueba de embarazo. Si el sangrado es intenso, además de otras pruebas, es posible que su médico desee hacerle un recuento de sangre para asegurarse de que no tenga anemia (falta de hierro) debido a la pérdida de sangre.

Una ecografía del área pélvica muestra tanto el útero como los ovarios. También podría mostrar la causa del sangrado.

Es posible que su médico desee realizar una biopsia de endometrio. Esta es una prueba del recubrimiento uterino. Se realiza poniendo un tubo plástico delgado (que se llama catéter) dentro del útero. Se extrae un pedazo diminuto del recubrimiento del útero y se envía a un laboratorio para analizarlo. El análisis mostrará si tiene cáncer o un cambio en las células. Se puede realizar una biopsia en el consultorio del médico y solo provoca dolor leve.

Otra prueba es la histeroscopia. Se introduce un tubo delgado con una cámara diminuta en el útero. La cámara permite a su médico ver dentro del útero. Si aparece algo anormal, su médico puede pedir una biopsia.

Tratamiento

¿Cómo se trata el sangrado uterino anormal?

Hay varias opciones de tratamiento para el sangrado anormal, según la causa del sangrado, la edad y según si quiere quedar embarazada o no en el futuro. Su médico la ayudará a decidir cuál es el tratamiento adecuado para usted. O bien, si su médico decide que un desequilibrio hormonal está provocando el sangrado anormal, es posible que su médico y usted decidan esperar y ver si el sangrado mejora por sí solo. Algunas opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

Píldoras anticonceptivas. Las píldoras anticonceptivas contienen hormonas que evitan que el recubrimiento del útero se engrose demasiado. También pueden ayudar a mantener la regularidad de su ciclo menstrual y a reducir los retortijones. Algunos tipos de píldoras anticonceptivas, en especial, la píldora que solo contiene progestina (que también se llama "minipíldora") pueden, de hecho, provocar sangrado anormal en algunas mujeres. Informe a su médico si la píldora que toma no controla el sangrado anormal.

Dispositivo intrauterino (DIU). Si las píldoras anticonceptivas no controlan el sangrado, su médico podría sugerir un DIU. Un DIU es un dispositivo pequeño de plástico que su médico inserta en el útero a través de la vagina para prevenir el embarazo. Un tipo de DIU libera hormonas y este tipo puede reducir en forma significativa el sangrado anormal. Al igual que las píldoras anticonceptivas, a veces los DIU pueden de hecho provocar sangrado anormal. Si le sucede esto, informe a su médico.

Una D y C o dilatación y curetaje es un procedimiento en el cual se estira el cuello uterino lo suficiente como para introducir un instrumental quirúrgico dentro del útero. El instrumental se utiliza para raspar el recubrimiento del útero. El recubrimiento extraído se examina en un laboratorio en busca de tejido anormal. Una D y C se realiza bajo los efectos de anestesia general (mientras está en un estado similar al del sueño).

Si está teniendo un sangrado abundante, una D y C podría hacerse para averiguar el problema y para tratar el sangrado. A menudo, la D y C por sí sola hace que pare el sangrado abundante. Su médico decidirá si este procedimiento es necesario.

Histerectomía. Este tipo de cirugía extrae el útero. Si se realiza una histerectomía, no tendrá más periodos ni podrá quedar embarazada. La histerectomía es una cirugía mayor que requiere anestesia general y una estadía en el hospital. Puede requerir un período de recuperación largo. Hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios de la histerectomía.

La ablación endometrial es un procedimiento quirúrgico que destruye el recubrimiento del útero. A diferencia de la histerectomía, no se extrae el útero. Es posible que la ablación endometrial detenga todo el sangrado menstrual en algunas mujeres. Sin embargo, algunas mujeres siguen teniendo sangrado menstrual leve o manchado después de la ablación endometrial. Unas pocas mujeres tienen periodos menstruales regulares después del procedimiento. Las mujeres que se realizan una ablación endometrial necesitan seguir usando algún método anticonceptivo, aunque, en la mayoría de los casos, no es probable que queden embarazadas después del procedimiento.

Su médico puede hacer una ablación endometrial de varias maneras diferentes. Las técnicas de ablación endometrial más nuevas no requieren anestesia general ni una estadía en el hospital. El tiempo de recuperación después del procedimiento es más corto que el tiempo de recuperación después de una histerectomía.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi sangrado uterino anormal?

  • ¿Es mi afección grave? ¿Estoy en riesgo de tener otros problemas de salud?

  • Teniendo en cuenta la causa, ¿qué opciones de tratamiento recomienda?

  • ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de este tratamiento?

  • ¿Afectará el tratamiento mis probabilidades de quedar embarazada en el futuro?

Las Citas

  • Abnormal Uterine Bleeding by KA Oriel, MD, and S Schrager, MD( 08/01/99, http://www.aafp.org/afp/991001ap/1371.html)