Restricción del crecimiento intrauterino (RCIU)

¿Qué es la restricción del crecimiento intrauterino?

La restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) es un término que describe a un bebé que no está creciendo a la velocidad normal dentro del útero. Estos bebés generalmente tienen un peso bajo al nacer.

Síntomas de la RCIU

¿Todos los bebés pequeños tienen RCIU?

No. Alrededor de un tercio de los bebés que son pequeños al nacer tienen RCIU. El resto de ellos no tienen RCIU, solo son más pequeños de lo normal. Al igual que hay diferentes tamaños de bebés, niños y adultos, también hay diferentes tamaños de bebés en el útero. Los bebés pequeños tienden a depender de la herencia familiar. Los padres u otros niños de la familia pueden haber sido pequeños cuando nacieron también.

¿Qué problemas de salud causa la RCIU?

Los bebés que tienen RCIU tienen más probabilidades de tener ciertos problemas de salud (tanto durante el embarazo como después del nacimiento). Estos problemas incluyen:

  • Dificultad para manejar el estrés del parto vaginal.
  • Mayor riesgo de fallecimiento.
  • Nivel bajo de azúcar en la sangre al nacer.
  • Menor resistencia a la infección.
  • Problemas para mantener la temperatura corporal.
  • Un conteo de glóbulos rojos anormalmente alto.

¿Mi bebé tendrá una altura normal al crecer?

Su bebé probablemente alcanzará el tamaño y la altura normal alrededor de los 2 años de edad.

¿Qué causa la RCIU?

La RCIU tiene varias causas. La causa más común es un problema en la placenta (el tejido que transporta oxígeno, alimentos y sangre al bebé). Las malformaciones congénitas y los trastornos genéticos también pueden causar RCIU.

Un bebé puede desarrollar RCIU si la madre:

  • Tiene infecciones.
  • Tiene hipertensión arterial.
  • Tiene enfermedad renal.
  • Tiene cardiopatía.
  • Tiene anemia de células falciformes.
  • Fuma.
  • Beber alcohol.
  • Abusa de las drogas.

A veces, un medicamento recetado que la madre está tomando causa RCIU.

¿Cómo se diagnostica la RCIU?

¿Cómo sabré si mi bebé es pequeño o tiene RCIU?

Durante su embarazo, su médico hará pruebas para determinar si su bebé está creciendo normalmente. La prueba principal para verificar el crecimiento de un bebé en el útero es una ecografía. La ecografía le permite a su médico ver a su bebé en su útero con un instrumento que se mueve a través de su abdomen.

Mientras le hacen una ecografía, su médico medirá el tamaño de la cabeza, el abdomen y las piernas de su bebé. Estas medidas le informarán a usted y a su médico si su bebé está creciendo normalmente. Su médico también descubrirá la cantidad de líquido amniótico en su útero. En algunos bebés que tienen RCIU, la cantidad de líquido amniótico es baja. Si su bebé es pequeño, es posible que necesite ecografías más frecuentes para controlar la salud de su bebé.

¿Hay otras pruebas que pueda hacer?

Otra prueba es la monitorización fetal. Es una forma de verificar la salud de su bebé dentro de su útero. Se colocan los dispositivos de monitoreo sobre su útero mientras se acuesta durante aproximadamente 30 minutos. Escuchará los latidos del corazón de su bebé a medida que se graban. Su médico puede mirar la grabación y ver si el latido del corazón de su bebé es normal.

También es posible que se haga una amniocentesis. Durante esta prueba, se coloca una aguja a través de la piel en el útero. Se extraen algunas cucharaditas de líquido amniótico en la aguja. El líquido se analiza para ver si muestra la causa de la RCIU. A través del líquido amniótico se pueden detectar infecciones y algunas anormalidades cromosómicas que pueden causar problemas genéticos.

¿Se puede prevenir o evitar la RCIU?

¿He causado este problema?

La mayoría de las causas de la RCIU están más allá de su control. Por lo general, nada de lo que hizo la madre causa RCIU en su bebé. Pero si fuma cigarrillos, bebe alcohol o consume drogas, puede causar RCIU en su bebé.

Si tengo otro bebé, ¿ese bebé también tendrá RCIU?

En general, no. La RCIU generalmente no ocurre en otro embarazo. Pero en algunas mujeres, sucede de nuevo. Las mujeres que tienen otro embarazo afectado por la RCIU generalmente tienen una enfermedad, como la hipertensión, que causa RCIU. El buen control de las enfermedades antes y durante el embarazo disminuye el riesgo de tener otro bebé con RCIU.

Tratamiento de la RCIU

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi bebé mientras estoy embarazada?

La mejor manera de ayudar a su bebé es realizarle todas las consultas prenatales a su médico. También debe controlar la frecuencia con la que su bebé se mueve y patea. Un bebé que está en constante movimiento, por lo general, es saludable. Un bebé que no se mueve muy a menudo o que deja de moverse puede estar enfermo. Si nota que su bebé no se está moviendo tanto, llame a su médico.

Otra forma en que puede ayudar a su bebé es cuidar bien su cuerpo. Coma suficientes alimentos saludables y consuma la cantidad recomendada de calorías para una mujer embarazada. El descanso la ayudará a sentirse mejor e incluso puede ayudar a que su bebé crezca. Trate de dormir 8 horas (o más) por noche. Una hora o 2 de descanso por la tarde también es bueno para usted. Finalmente, si fuma, bebe alcohol o usa drogas, deje de hacerlo de inmediato. Estas cosas pueden dañar a su bebé. Puede que esto sea todo lo que necesita para mejorar la salud de su bebé, así como la suya.

Vivir con RCIU

Si mi bebé tiene RCIU, ¿nacerá prematuro?

Tal vez no. El momento del parto depende de qué tan bien esté su bebé. A veces, los bebés con RCIU siguen creciendo en el útero. Si su bebé sigue aumentando de peso, es posible que un parto prematuro no sea necesario. Pero si su bebé no está creciendo o tiene otros problemas, su médico puede determinar que un parto prematuro podría ser útil. En este caso, su médico puede querer inducir el parto. El ritmo cardíaco y los movimientos de su bebé serán vigilados de cerca para ayudarla a usted y a su médico a tomar esta decisión.

¿Necesitaré una cesárea?

Si no hay signos de problemas con su bebé durante el trabajo de parto, puede tener un parto vaginal. Algunos bebés con RCIU son débiles. El estrés del trabajo de parto y el parto puede ser demasiado para un bebé débil. Si su bebé tiene problemas durante el parto, puede ser más seguro realizar una cesárea.

¿Mi bebé tendrá que permanecer en el hospital más tiempo de lo habitual?

Probablemente, especialmente si su bebé nació temprano. Los bebés que son pequeños al nacer deben permanecer en el hospital hasta que puedan respirar y alimentarse normalmente. Después de que nazca su bebé, el médico controlará el peso de su bebé para asegurarse de que el bebé esté creciendo. En general, los bebés permanecen en el hospital hasta que pesan alrededor de 5 libras y pueden respirar y alimentarse con normalidad.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Con qué frecuencia necesito hacerme una ecografía?
  • ¿Mi bebé tiene bajo peso?
  • ¿Tiene restricción de crecimiento intrauterino (RCIU)?
  • ¿Cuál es la causa probable de la RCIU?
  • ¿Es necesario que mi bebé o yo hagamos un tratamiento? ¿Qué tratamiento me recomienda?
  • ¿Tendré un parto prematuro? ¿Es necesaria una cesárea?
  • ¿Qué cambios de estilo de vida puedo hacer en casa para asegurarme de que mi bebé esté sano?
  • Después de que nazca mi bebé, ¿qué problemas de salud puede tener?
  • ¿Mi bebé necesitará atención especial? ¿Tendrá que permanecer en el hospital?