Quistes renales

¿Qué son los quistes renales?

Los riñones eliminan los desechos de la sangre. Lo hacen filtrando la sangre y produciendo orina. A medida que las personas envejecen, se pueden formar sacos llenos de líquido en los riñones. Estos sacos se llaman «quistes». Por lo general, son sacos pequeños, ovales o redondos, de paredes delgadas y contienen un líquido acuoso.

Los quistes renales son casi siempre benignos (no cancerosos). Por lo general, los quistes no causan ningún problema. De hecho, las personas pueden pasar por la vida sin siquiera saber que los tienen.

Algunas personas tienen quistes renales causados por una enfermedad hereditaria llamada enfermedad renal poliquística (PKD). Esta enfermedad puede causar síntomas como presión arterial alta, dolor en la espalda y los costados, sangre en la orina o infecciones renales frecuentes. No todas las personas que tienen PKD presentarán estos síntomas.

¿Qué tan comunes son los quistes renales?

Hasta el 50 por ciento de las personas mayores de 50 años tienen quistes renales.

Síntomas de los quistes renales

Si tiene quistes renales, puede presentar estos síntomas:

  • Dolor de costado entre las costillas y la cadera.
  • Dolor en el vientre o la espalda.
  • Fiebre.
  • Micción frecuente.
  • Sangre en la orina u orina oscura.

Si presenta alguno de estos síntomas, debe comunicarse con su médico.

¿Qué provoca los quistes renales?

Si sus quistes renales son causados por PKD, entonces son hereditarios. Esto significa que lo tiene porque están presentes en su familia. Para la mayoría de las personas, sin embargo, este no es el caso. Los médicos no están seguros del motivo por el cual se forman quistes renales en estos casos. Puede ser que la superficie del riñón se debilite con el tiempo. Esto podría explicar por qué los quistes renales son más comunes en personas de 50 años o mayores.

¿Cómo se diagnostican los quistes renales?

Casi todos los quistes renales aparecen en los diagnósticos por imagen que muestran una imagen de sus órganos internos. Estas pruebas incluyen ecografía, tomografía computarizada (TC) o imágenes de resonancia magnética (IRM). A veces, los quistes renales se encuentran cuando se realiza una de estas pruebas por otro motivo.

¿Se pueden prevenir o evitar los quistes renales?

Debido a que los médicos no están seguros de su causa, los quistes renales no pueden prevenirse ni evitarse.

Tratamiento de los quistes renales

Si no tiene ninguno de los síntomas enumerados en la sección «Síntomas» y su quiste renal es pequeño, es posible que no necesite ningún tratamiento. Tal vez su médico quiera revisar el quiste nuevamente con una tomografía computarizada en 6 a 12 meses.

Si comienza a tener problemas, es posible que su médico le solicite que se haga una tomografía computarizada o una resonancia magnética del riñón para ver si el quiste está creciendo.

Si el quiste en su riñón es grande o si contiene calcificaciones (piezas duras, pedregosas) o tejido denso, es posible que necesite hacerse una tomografía computarizada ocasionalmente. Esto le permite a su médico observar los cambios en el quiste.

Si el quiste está bloqueando el flujo sanguíneo o el flujo de orina, es posible que su médico deba tratarlo. Puede hacerlo mediante un procedimiento llamado escleroterapia. En la escleroterapia, su médico usará una aguja larga para drenar el quiste. Luego, llenará el quiste con una solución de alcohol para endurecer el tejido renal.

¿Necesitaré cirugía para extirpar un quiste renal?

Si el quiste renal no está causando ningún problema, probablemente no será necesario extraerlo. Si se está agrandando o si está causando problemas, su médico puede referirlo a un urólogo (un médico que tiene capacitación especial en problemas renales).

Vivir con quistes renales

Si tiene más de 50 años, es muy probable que tenga quistes renales y no lo sepa. Tal vez nunca se dé cuenta porque es posible que nunca tenga síntomas. Además, la mayoría de los quistes renales no causan ningún problema.

Si presenta síntomas (dolor de espalda o vientre, sangre en la orina, etc.), consulte a su médico. Su médico puede aconsejarlo sobre un tratamiento o formas de ayudar a aliviar sus síntomas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tratamiento es el mejor para mí?
  • ¿Hay alguna causa para mis quistes renales?
  • ¿Hay algún medicamento que deba tomar?
  • ¿Necesitaré cirugía?
  • ¿Debo ver a un urólogo?
  • ¿Hay alguna complicación que deba tener en cuenta?
  • ¿El quiste renal crecerá?
  • ¿Con qué frecuencia debo volver para visitas de seguimiento?