Púrpura de Henoch-Schönlein

Púrpura de Henoch-Schönlein

¿Qué es la púrpura de Henoch-Schönlein?

La púrpura de Henoch-Schönlein es una enfermedad rara que provoca que los vasos sanguíneos de la piel se irriten y se hinchen. Esta inflamación se llama vasculitis. Cuando los vasos sanguíneos sangran, se produce una erupción cutánea llamada púrpura. La PSH también puede afectar a los vasos sanguíneos en el intestino y los riñones.

Síntomas de la púrpura de Henoch-Schönlein 

La PSH causa una erupción cutánea llamada púrpura. Se parece a pequeñas magulladuras o manchas de color púrpura rojizo. La erupción puede ocurrir en las nalgas, alrededor de los codos o en las piernas y los pies. Además de la erupción, la PSH puede causar:

  • dolor en las articulaciones;
  • dolor de estómago;
  • náuseas;
  • vómitos;
  • diarrea sanguinolenta.

Los síntomas de la PSH suelen durar de cuatro a seis semanas. Si los vasos sanguíneos en el intestino y los riñones se inflaman, usted puede sangrar cuando tenga que defecar u orinar. Los problemas renales graves no suceden a menudo, pero pueden ocurrir. Si usted o su hijo tienen síntomas de PSH, consulte a su médico. En casos raros, puede ocurrir un plegamiento anormal del intestino llamado intususcepción. Esto crea una obstrucción en sus intestinos que puede necesitar cirugía.

¿Qué causa la púrpura de Schönlein-Henoch?

Se desconoce la causa exacta de la PSH. Los médicos creen que la PSH ocurre cuando el sistema inmunológico de una persona no combate una infección como se supone debe hacerlo. Podría ser tanto una infección bacteriana o viral, como una infección respiratoria superior. Las reacciones alérgicas a medicamentos, vacunas, alimentos o picaduras de insectos podrían ser la causa. La exposición a productos químicos o al clima frío son posibles desencadenantes también.

Es posible que se contagie una infección de alguien que le cause PSH, pero la PSH en sí no es contagiosa.

¿Cómo se diagnostica la púrpura de Schönlein-Henoch?

Su médico le realizará un examen físico y revisará sus síntomas. La PSH se puede diagnosticar si tiene dos o más síntomas. El médico puede realizar una biopsia de la piel y/o de orina. También puede hacer pruebas adicionales para descartar otras afecciones.

¿Se puede prevenir o evitar la púrpura de Henoch-Schönlein?

Los médicos no saben cómo prevenir la PSH. La enfermedad es más común en niños que en niñas. Los niños de dos a once años de edad son más propensos a ser afectados, pero los adultos también pueden padecerla.

Tratamiento de la púrpura de Henoch-Schönlein

No existe un tratamiento específico para la PSH. Su médico puede recetarle un medicamento para ayudarlo a sentirse mejor. Los antibióticos pueden tratar la infección que puede haber desencadenado la enfermedad. La PSH a menudo mejora sin tratamiento alguno. Los medicamentos antiinflamatorios, tales como ibuprofeno o naproxeno ayudan con la hinchazón y el dolor en las articulaciones. Los esteroides, como la prednisona, pueden ayudar a tratar el dolor de las articulaciones y el dolor de estómago grave.

Vivir con púrpura de Henoch-Schönlein 

Por lo general, la PSH no causa problemas duraderos y se mejora por sí sola. Aproximadamente la mitad de las personas que tienen PSH una vez la tendrán de nuevo. Unas pocas personas tendrán daño renal debido a la PSH. Su médico puede querer hacerle análisis de orina de rutina para comprobar si hay problemas en los riñones. Asegúrese de ver a su médico regularmente durante este tiempo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de la PSH?
  • ¿Qué medicamentos puedo tomar para tratar los síntomas?
  • ¿Cuál es mi riesgo de contraer PSH otra vez? ¿Hay algo que pueda hacer para tratarla?
  • ¿Estoy en riesgo de daño renal? ¿Cuáles son los síntomas del daño renal?

Anuncio