Psoriasis

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una afección crónica común de la piel. Existen varios tipos de psoriasis. El tipo principal es la psoriasis en placas. Ocurre cuando el crecimiento excesivo de células de la piel forma un tipo de erupción en la piel. La erupción a menudo se eleva con marcas rojas y áreas blancas que parecen escamas.

Síntomas de la psoriasis

Los síntomas de la psoriasis pueden incluir:

  • áreas rojas o rosadas de piel áspera y escamosa;
  • piel seca o escamosa que puede agrietarse y sangrar;
  • piel que quema o pica;
  • piel con picazón o dolor;
  • uñas gruesas e irregulares; y
  • ampollas llenas de pus en las manchas rojas de la piel (en casos más graves).

Los síntomas pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Los lugares comunes son las rodillas, los codos y el cuero cabelludo.

¿Qué causa la psoriasis?

La psoriasis comienza con el sistema inmune. El sistema inmune protege el cuerpo contra infecciones y enfermedades. Cuando tiene psoriasis, las células T (un tipo de glóbulos blancos) atacan erróneamente las células de la piel. Esto hace que las células de la piel se produzcan y se hinchen rápidamente.

La mayoría de las personas que contraen psoriasis tienen entre 15 y 35 años. La psoriasis puede ser genética y venir de familia; no es contagiosa. No puede obtenerla de otra persona o provocársela a otra persona al tocarla. Tampoco puede transmitirla a otras partes del cuerpo.

¿Cómo se diagnostica la psoriasis?

Puede ser difícil diagnosticar la psoriasis. Esto se debe a que se parece a otros problemas de la piel, como el eccema. Hable con su médico si cree que tiene psoriasis, quien le realizará un examen físico y analizará los síntomas. Podrá tomar una biopsia de piel y observarla en el laboratorio para ayudar con el diagnóstico. El médico podrá derivarlo a un dermatólogo (médico de la piel).

Hay diferentes grados de psoriasis:

  • Leve: los síntomas cubren menos del 3% del cuerpo.
  • Moderado: los síntomas cubren del 3% al 10% del cuerpo.
  • Grave: los síntomas cubren más del 10% del cuerpo.

¿Se puede prevenir o evitar la psoriasis?

No puede evitar la psoriasis, pero puede ayudar a controlarla. Las personas que tienen psoriasis pueden experimentar períodos de tiempo sin ningún síntoma. Otras veces, la psoriasis puede agudizarse o empeorar. Evite los factores que pueden causar brotes, que incluyen:

  • estrés;
  • piel seca;
  • irritaciones de la piel;
  • clima frío;
  • tabaquismo;
  • infecciones (como faringitis estreptocócica o resfriado común);
  • enfermedades que debilitan el sistema inmune; y
  • ciertos medicamentos (como los betabloqueantes para la presión arterial alta).

Tratamiento de la psoriasis

Existen varios tratamientos para la psoriasis. Su médico lo ayudará a decidir cuál es el mejor para usted. Primero, pruebe un producto de venta libre para humectar la piel. Una loción corporal puede ayudar a evitar que la piel se seque demasiado y se agriete, y puede eliminar algunas de las escamas o las áreas ásperas. Bañarse en sales de Epsom, sales del Mar Muerto, aceite de baño o avena también puede aliviar los síntomas. Puede ayudar a reducir el enrojecimiento y la picazón, y a eliminar las escamas.

Si las soluciones de venta libre no funcionan, su médico puede recetarle medicamentos tópicos, que incluyen cremas, ungüentos, lociones y geles recetados que se aplican en las áreas afectadas. Cubra las áreas tratadas con una envoltura de plástico para ayudar a que el medicamento permanezca en la piel. Puede usar champús especiales para la psoriasis en el cuero cabelludo.

Su médico puede recetarle medicamentos en forma de píldoras o inyecciones. Esto es más común en casos graves o cuando la afección es generalizada. Algunos de estos medicamentos pueden causar efectos secundarios. A menudo, se toman por un período corto de tiempo, como cuando los síntomas empeoran.

La luz solar puede ayudar a la psoriasis, pero tenga cuidado de no permanecer demasiado tiempo al sol. Una quemadura solar puede empeorar la afección. Hable con su médico acerca de cómo usar de manera segura la exposición a la luz solar como forma de tratamiento. La terapia de luz puede ser otra opción si los síntomas se limitan a ciertas áreas del cuerpo. Con este tratamiento, la piel afectada queda expuesta a formas controladas de luz solar artificial. A veces, el médico puede pedirle que tome Psoralen, que hace que la piel sea más receptiva a la luz. Esto se conoce como terapia PUVA.

Vivir con psoriasis

No hay cura para la psoriasis. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y reducir los brotes. Las personas que tienen psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica, que afecta las articulaciones y causa hinchazón, rigidez y dolor. La psoriasis puede estar relacionada con otras afecciones de salud, como la diabetes y la enfermedad cardíaca.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuánto dura el tratamiento?
  • ¿Tendré que tomar medicamentos por el resto de mi vida?
  • ¿Debo hacer algún cambio en mi rutina de cuidado de la piel?
  • ¿Hay algún producto para la piel o alimentos que deba evitar?
  • Si los síntomas empeoran, ¿cuándo debo llamar a mi médico?
  • Si tengo psoriasis, ¿la contraerán mis hijos?
  • ¿Hay un grupo de apoyo que recomiende?