Prolapso de la válvula mitral

¿Qué es el prolapso de la válvula mitral?

El prolapso de la válvula mitral es un problema en su corazón. Su corazón tiene cuatro cámaras. La válvula mitral controla el flujo de sangre entre dos de las cámaras. Estas son la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo. Normalmente, cuando el corazón se relaja entre latidos, las 2 valvas de la válvula mitral se abren para permitir el flujo de sangre de la aurícula al ventrículo. Las valvas normalmente se abren solo en una dirección y la sangre solo fluye de una manera.

Si usted tiene un prolapso de la válvula mitral, las valvas de la válvula mitral están “flojas” y no se cierran correctamente. A veces esto puede permitir que la sangre se filtre desde el ventrículo hacia la aurícula. Si esto ocurre, puede experimentar ciertos síntomas.

Aproximadamente 1 de cada 20 estadounidenses tiene prolapso de la válvula mitral. Más mujeres que hombres lo padecen.

Síntomas de prolapso de la válvula mitral

La mayoría de las personas no saben que tienen prolapso de la válvula mitral. A menudo no causa síntomas. Si la sangre se filtra de nuevo a la aurícula, pueden presentar síntomas que pueden incluir:

  • sensación de que el corazón está acelerado o los latidos son irregulares;
  • dolor en el pecho que viene de vez en cuando;
  • dificultad para respirar;
  • mareos;
  • ansiedad o pánico.

¿Qué causa el prolapso de la válvula mitral?

Los médicos no saben la causa exacta del prolapso de la válvula mitral. La gente por lo general nace con esta condición. Tiende a ser hereditaria. Usted podría tener un mayor riesgo de prolapso de la válvula mitral si tiene padece ciertas afecciones, incluyendo:

  • trastornos del tejido conectivo (síndrome de Marfan o Ehlers-Danlos);
  • enfermedad de Graves;
  • problemas óseos, tal como escoliosis;
  • distrofia muscular;
  • antecedentes de fiebre reumática.

El envejecimiento también aumenta el riesgo.

¿Cómo se diagnostica el prolapso de la válvula mitral?

Por lo general, el médico encontrará el prolapso de la válvula mitral durante un examen regular. Al escuchar a su corazón con un estetoscopio, el médico puede oír cómo la valva de su válvula mitral hace un sonido similar a un clic. Si la sangre está fluyendo de nuevo a la aurícula, el médico escuchará un sonido “silbante”. Este sonido de denomina soplo.

Para averiguar qué tan bien funciona su válvula, el médico puede recetar un ecocardiograma. El ecocardiograma proporciona una imagen de su corazón, la cual muestra su válvula a medida que la sangre fluye a través de la misma. Esto puede ayudar al médico a decidir si necesita tratamiento. Otras pruebas que pueden ayudar a diagnosticar el prolapso de la válvula mitral incluyen una radiografía de tórax o un electrocardiograma.

¿Se puede prevenir o evitar el prolapso de la válvula mitral?

No hay nada que se pueda hacer para prevenir o evitar el prolapso de la válvula mitral. La mayoría de las personas nacen con esta condición.

Una de las complicaciones del prolapso de la válvula mitral se denomina endocarditis infecciosa (EI). Se trata de una infección en su corazón. Si usted tiene prolapso de la válvula mitral, los antibióticos pueden evitar que contraiga EI. Si usted está en alto riesgo de contraer EI, puede tomar antibióticos antes de una cirugía o un tratamiento dental para evitar la infección. Hable con su médico acerca de los riesgos versus los beneficios de tomar antibióticos para prevenir la EI.

Tratamiento del prolapso de la válvula mitral

La mayoría de las personas que tienen prolapso de la válvula mitral no necesitan ningún tipo de tratamiento. Solo alrededor de 2 de cada 100 personas que tienen esta enfermedad tienen complicaciones. Su médico le dirá si necesita tratamiento.

Algunas personas que padecen prolapso de la válvula mitral tienen que limitar la participación en deportes competitivos. Si el prolapso de la válvula mitral provoca dolor en el pecho u otros síntomas, el médico puede recetar medicamentos, como bloqueadores beta, para hacer que sus síntomas mejoren. Si sus síntomas son más notables, su médico podría recetar otros medicamentos, tales como:

  • Anticoagulantes para reducir el riesgo de coágulos de sangre.
  • Diuréticos para eliminar el exceso de líquido.
  • Medicamentos para el ritmo cardíaco para regular el ritmo del corazón.
  • Vasodilatadores para provocar la dilatación de los vasos sanguíneos y reducir el esfuerzo del corazón.

Algunas personas pueden necesitar cirugía para corregir el problema. Esto podría suceder si la válvula es muy anormal, o si una existe una gran cantidad de flujo de sangre en la dirección equivocada. Su médico operará para reparar o reemplazar la válvula mitral.

Vivir con prolapso de la válvula mitral

La mayoría de las personas con prolapso de la válvula mitral pueden llevar una vida normal y activa. No tienen síntomas y no necesitan tratamiento. Si usted tiene síntomas, normalmente se pueden controlar con medicamentos.

Si usted tiene prolapso de la válvula mitral, no necesita atención médica continua. Debe realizar visitas de seguimiento con su médico y controlar sus síntomas. Siempre tome los medicamentos que le recetaron. Llame a su médico si sus síntomas aumentan o empeoran. También es una buena idea hacer cambios de estilo de vida saludables para el corazón. Estos incluyen:

  • comer en forma saludable;
  • ejercitarse habitualmente;
  • dejar de fumar;
  • dormir lo suficiente;
  • controlar el estrés.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo contraje el prolapso de la válvula mitral? ¿He nacido con esta afección?
  • ¿Es potencialmente mortal?
  • ¿Es necesario realizar algún cambio en mi estilo de vida, como dieta o ejercicio?
  • ¿Cuáles son algunos de los síntomas que indicarían que mi afección está empeorando?
  • ¿Estoy en riesgo de contraer endocarditis bacteriana?
  • De ser así, ¿qué tipo de procedimientos médicos o dentales me ponen en riesgo de infección?
  • ¿Necesitaré antibióticos antes de realizar uno de estos procedimientos?