Problemas de cadera en lactantes

¿Cuáles son los problemas de cadera en bebés?

El problema de cadera en los bebés se conoce como displasia del desarrollo de la cadera (DDH). Es cuando la bola de la articulación de la cadera no está bien formada y no encaja bien en la junta. A menudo, esto significa que la articulación de la cadera está suelta y es propensa a las lesiones. La DDH puede provocar una dislocación de la cadera u otros problemas de salud.

Síntomas de problemas de cadera en bebés

Los problemas de cadera pueden no ser fáciles de ver al principio y la mayoría de los bebés no muestran síntomas. Una señal que hay que buscar es si sus caderas no se abren bien al cambiar el pañal. Una vez que su hijo camina, una cojera puede ser un signo de DDH.

¿Cuál es la causa de los problemas de cadera en bebés?

La causa exacta de la DDH es desconocida. Es más común en bebés que:

  • están de nalgas (en una posición de abajo hacia arriba antes del nacimiento en lugar de una posición de cabeza hacia arriba);
  • son primogénitos;
  • son gemelas o múltiples;
  • son grandes en tamaño;
  • son niñas (sus ligamentos tienden a ser más flexibles);
  • tienen antecedentes familiares de problemas de cadera.

¿Cómo se diagnostican los problemas de cadera en bebés?

Por lo general, el médico puede sentir si algo está mal. El médico primero revisa las caderas de su bebé en el hospital después del nacimiento. Lo hacen empujando y tirando suavemente de los huesos del muslo del bebé para ver si están sueltos en la cavidad de la cadera. Puede ser necesario un ultrasonido para obtener una imagen de la cadera. Las radiografías se pueden tomar una vez que el bebé tenga 3 meses de edad.

Es posible que los problemas de cadera no estén presentes en el nacimiento. Pueden convertirse en un problema a medida que el cuerpo de su bebé se desarrolla. El médico revisará las caderas de su bebé en cada revisión del bebé sano. A medida que su hijo crece, el médico comprueba si los muslos de su bebé se separan fácilmente.

¿Se pueden prevenir o evitar los problemas de cadera en los niños?

La DDH no se puede prevenir ya que la causa es desconocida. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para evitar que empeore.

  • Use un método apropiado para envolver a su bebé. No envuelva sus piernas demasiado apretadas. Su bebé debe tener espacio para mover las caderas y mantener las articulaciones sueltas.
  • Compre productos que protejan las piernas y las caderas de su bebé. Esto incluye asientos para bebés, cabestrillos, columpios y portabebés. Siga las instrucciones para usar estos productos correctamente.
  • Tenga cuidado cuando lleve a su bebé en un portabebé. Las caderas de su bebé deberían estar en posición de cuclillas. Esto significa que sus caderas están abiertas y sus rodillas están dobladas a la misma altura o más alto que su trasero. Sus piernas deberían poder envolver su torso.
  • Informe a su médico si usted, otro niño o un pariente tiene problemas de cadera. Esto aumenta la posibilidad de que su bebé tenga DDH.

Tratamiento de los problemas de cadera en niños

Es posible que el tratamiento no sea necesario de inmediato. En cambio, el médico seguirá revisando las caderas de su bebé para asegurarse de que crecen correctamente. Si el problema no desaparece, empeora o es grave, es probable que el médico decida tratarlo.

Un apoyo suave, llamado “arnés de Pavlik”, puede tratar la mayoría de los problemas de la cadera. Este aparato mantiene las rodillas del bebé separadas y dobladas hacia el pecho. El médico debe revisar las caderas de su bebé durante las primeras semanas para ver si la cadera está en su lugar y se queda allí. Una vez que la cadera está en su lugar, su bebé sigue usando el aparato por otros 2 o 3 meses. Su bebé usa el aparato día y noche durante unos 3 a 6 meses en total.

Aproximadamente 1 de cada 20 bebés necesita más que un aparato ortopédico para solucionar un problema de cadera. La cirugía es necesaria en los casos más graves. Una cirugía de reducción cerrada implica mover la articulación de la cadera a su lugar. Una cirugía de reducción abierta implica quitar o dislocar la articulación de la cadera. Esto permite al médico limpiar la cavidad y luego alinear y volver a colocar la articulación de la cadera correctamente. Después de la cirugía, su bebé puede usar un yeso o un aparato ortopédico durante varios meses para mantener la cadera en su lugar.

Vivir con problemas de cadera en bebés

El tratamiento y la vigilancia continua deberían arreglar la DDH. Existe la posibilidad de que en el futuro se repitan problemas como la dislocación. Hable con su médico sobre los beneficios y los riesgos del tratamiento, así como sobre los posibles problemas relacionados. Puede beneficiarse al unirse a un grupo de apoyo de otros padres que han lidiado con el mismo problema.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tan grave es el problema de la cadera de mi hijo?
  • ¿Con qué frecuencia ve esta condición en otros niños?
  • ¿Mi hijo necesitará ver a un especialista?
  • ¿Cuál es la mejor forma de tratamiento y qué tan efectivo es?
  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de la cirugía?
  • ¿Mi hijo necesitará usar un aparato ortopédico o un yeso? Si es así, ¿por cuánto tiempo?
  • ¿Mi hijo corre el riesgo de tener otros problemas de cadera más adelante?