Anuncio

Problemas de audición en niños

Última actualización junio 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

¿Qué son los problemas de audición en niños?

Existen muchos tipos de problemas de audición en niños. Muchos de estos problemas producen pérdida de la audición. Esta pérdida puede ser temporal, pero también puede ser permanente. Es importante que los padres y otros cuidadores reconozcan los signos de pérdida de la audición. Cuanto antes se reconozca el problema de audición, mejor será para su hijo.

Los niños aprenden a hablar escuchando e imitando los sonidos de las personas que los rodean. Y comienzan a aprender sobre el lenguaje y el habla antes de aprender a hablar. Por eso, cuanto antes su hijo tenga acceso a los sonidos, mejor. Si su bebé tiene un problema de audición, explorar las opciones de comunicación desde el principio puede ayudar a evitar problemas y retrasos en el habla.

Síntomas de los problemas de audición en niños

Los signos de la pérdida de audición en niños muy pequeños pueden ser difíciles de notar. Los problemas de audición no son evidentes hasta que los niños tienen entre 12 y 18 meses. En este momento, deberían comenzar a decir sus primeras palabras. Los niños que no oyen bien suelen responder a su entorno utilizando sus sentidos de la vista y el tacto, y esto puede ocultar sus problemas de audición.

¿Qué causa los problemas de audición en los niños?

Existen muchos factores que pueden causar problemas de audición en niños. Algunos niños nacen con una pérdida auditiva. Esto se denomina “pérdida auditiva congénita”. La pérdida auditiva que se produce más adelante se denomina “pérdida auditiva adquirida”.

Pérdida auditiva congénita

A veces, los médicos pueden identificar las causas de la pérdida auditiva congénita, pero a menudo no pueden. Este tipo de pérdida auditiva puede ser genética (se hereda de generación en generación) o no genética.

Existen algunas maneras de que los padres transmitan la pérdida auditiva a sus hijos (pérdida genética):

  • Ambos padres portan el gen recesivo de la pérdida auditiva y lo transmiten.
  • Un padre porta el gen dominante de la pérdida auditiva y lo transmite.
  • Un padre transmite un síndrome genético (síndrome de Down, síndrome de Usher, etc.).

Las causas no genéticas suelen estar relacionadas con enfermedades o traumatismos antes del parto o en el transcurso de este. Estas son algunas causas no genéticas comunes de la pérdida auditiva en niños:

  • La madre tuvo una infección durante el embarazo, como citomegalovirus, rubéola y el virus del herpes simple.
  • Nacimiento prematuro.
  • Diabetes de la madre.
  • Consumo de drogas o alcohol durante el embarazo.

Pérdida auditiva adquirida

La pérdida auditiva adquirida puede suceder en cualquier momento de la vida. Suele estar causada por una lesión o una enfermedad. Estos son solo algunos de los factores que pueden causar pérdida auditiva:

  • Lesión grave en la cabeza.
  • Otitis frecuentes.
  • Medicamentos que dañan el oído.
  • Un orificio en el tímpano.
  • Infecciones y virus, como la meningitis, la encefalitis, la varicela y el sarampión.
  • Líquido en el oído medio.
  • Exposición constante a ruidos fuertes.

¿Cómo se diagnostican los problemas de audición en los niños?

A los niños que nacen con problemas auditivos se los suele diagnosticar con un análisis de audición. Todos los bebés deben realizarse un examen de audición dentro del mes posterior a su nacimiento. Muchos hospitales examinan a los bebés recién nacidos para detectar problemas de audición. Si su bebé recién nacido no ha sido sometido a esta evaluación, hable con su médico.

Responda las siguientes preguntas sobre su hijo para identificar signos de un problema de audición. Si responde “no” a alguna pregunta, consulte con su médico de familia si se le deben realizar estudios de audición a su hijo.

0 a 4 meses

No
¿Su bebé se sobresalta al escuchar un ruido fuerte repentino, como tos, gritos, ladridos o aplausos? _____ _____
Cuando está durmiendo en una habitación silenciosa, ¿su bebé se mueve o se despierta al oír voces o ruidos cercanos? _____ _____
Cuándo su bebé llora, ¿parece calmarse, aunque sea durante unos segundos, al poner música, cuando hay un ruido fuerte repentino o cuando usted habla (mientras no puede verlo)? _____ _____
A los 3 o 4 meses, ¿su bebé a veces gira la cabeza o mueve los ojos buscando la fuente de un sonido? _____ _____
¿Su bebé parece reconocer la voz de su madre mejor que otras voces? _____ _____

4 a 8 meses

No
¿Su bebé gira la cabeza y los ojos buscando la fuente de un sonido cuando esta no se encuentra dentro de su visión periférica (lateral)? _____ _____
En un entorno silencioso, ¿la expresión de su bebé cambia, o se agrandan sus ojos, al oír una voz o un sonido fuerte? _____ _____
¿A su bebé le gustan las campanas, los juguetes con sonido o los sonajeros? _____ _____
A los 6 meses, ¿su bebé parece hablar o balbucear frente a otras personas que le hablan o emiten sonidos? _____ _____
A los 6 meses, ¿el balbuceo de su bebé incluye 4 sonidos diferentes? _____ _____

8 a 12 meses

No
¿Su bebé se gira directa y rápidamente hacia un juguete con sonidos, cuando dicen su nombre o ante un siseo fuera de su visión periférica (lateral)? _____ _____
¿La voz de su bebé baja y sube de tono cuando balbucea? _____ _____
¿Su bebé produce varios sonidos consonantes diferentes (como m, b, p, g) cuando balbucea? _____ _____
¿Su bebé parece disfrutar la música y responde a ella escuchando, moviéndose o cantando? _____ _____
¿Su bebé entiende la orden “no”? _____ _____

 

¿Se puede prevenir o evitar los problemas de audición en niños?

Algunos tipos de pérdida de la audición no se pueden prevenir ni evitar. Este es el caso en la mayor parte de los casos de pérdida auditiva congénita, aunque existen algunas excepciones. La pérdida auditiva congénita causada por el consumo de drogas o alcohol de la madre durante el embarazo sí puede evitarse.

La mayoría de los tipos de pérdida auditiva adquirida pueden prevenirse. Puede prevenirla de las siguientes maneras:

  • Procure que las otitis se traten bajo supervisión de un médico.
  • Asegúrese de que su hijo siempre use casco al montar en bicicleta o patinetas para evitar traumatismos de cráneo.
  • Mantenga a su hijo alejado de ruidos fuertes prolongados.
  • Preste atención a signos tempranos de un problema de audición.

Tratamiento de los problemas de audición en niños

Los problemas auditivos pueden ser temporales o permanentes. Las otitis o los cambios de presión o líquido en el oído medio pueden causar problemas auditivos temporales. Estos se irán con el tiempo o con tratamientos. La mayor parte de los problemas de audición permanentes están presentes en el nacimiento. Pueden ser hereditarios (transmitidos de generación en generación), o bien originarse en problemas médicos. En algunos casos, la causa de un problema de audición puede ser desconocida.

Si su hijo tiene pérdida auditiva permanente, hable con su médico sobre opciones de comunicación. Hay varios tipos de audífonos disponibles para niños. Su médico puede derivarlo a un audiólogo, que puede ayudarlo a decidir qué dispositivo es el adecuado para su hijo. También puede hablar con usted sobre otras opciones para ayudar a su hijo a comunicarse. Es posible que le recomiende enseñarle a leer labios o el lenguaje de señas. Consulte también si la terapia auditiva o la terapia del lenguaje pueden ser beneficiosas en su caso.

Vivir con problemas de audición en niños

La pérdida auditiva puede ser de moderada a profunda. Existen muchas herramientas que pueden ayudar a su hijo a oír. El tipo de pérdida auditiva que padezca determinará qué herramientas pueden funcionar en su caso. Si la pérdida auditiva de su hijo es de leve a moderada, un buen audífono puede ser de utilidad. Si la pérdida auditiva es de grave a profunda, tal vez necesite un implante coclear.

Lo más importante es que su hijo aprenda a comunicarse a pesar de su pérdida auditiva. Esto puede significar que tanto usted como su hijo deban aprender el lenguaje de señas. Puede que su hijo también deba aprender a leer los labios. Sea flexible y paciente. Tenga en cuenta que existen muchos profesionales que pueden ayudarlo a alcanzar los objetivos de comunicación de su hijo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Los problemas auditivos de mi hijo parecen haber comenzado después de que tuviera una infección en el oído. ¿Desaparecerán?
  • Mi hijo pequeño no reacciona cuando aplaudo o digo su nombre. ¿Puede tener un problema de audición?
  • Muchos miembros de mi familia tienen problemas auditivos. ¿Cuándo debo realizarle evaluaciones a mi hijo?
  • Si mi hijo es sordo, ¿cómo puedo comunicarme con él?
  • He oído hablar de los implantes cocleares. ¿Me puede brindar más información al respecto?
  • ¿Mi hijo debería usar un audífono?
  • ¿Mi hijo aprenderá a hablar?

Anuncio