Nódulos tiroideos

¿Qué es un nódulo tiroideo?

La tiroides es una pequeña glándula ubicada en la base del cuello (cerca de la nuez de Adán) que regula las funciones del cuerpo tales como la frecuencia cardíaca, el metabolismo y el índice en que el cuerpo quema las calorías. Un nódulo tiroideo es un bulto en la glándula tiroidea del cuello. Más del 90 % de todos los nódulos tiroideos son benignos (no cancerosos). Algunos son quistes llenos de líquido.

Casi el 10 % de los adultos desarrollará nódulos tiroideos en su vida. Son más comunes en las mujeres que en los hombres. También tienden a ser hereditarios.

Síntomas de los nódulos tiroideos

La mayoría de los nódulos tiroideos no causa síntomas. Algunas personas pueden tener problemas para tragar o sentir saciedad, dolor o presión en la garganta o el cuello. Algunas personas pueden sentir un bulto en el cuello cuando se miran al espejo, pero esto es poco común. Algunas personas experimentan pérdida de peso rápida e involuntaria, nerviosismo o latidos cardíacos irregulares.

¿Qué causa los nódulos tiroideos?

Los médicos no siempre están seguros de por qué algunas personas desarrollan nódulos tiroideos, pero son muy comunes. A veces, los nódulos se asocian con otras afecciones médicas, que incluyen:

  • deficiencia de yodo;
  • hipertiroidismo (tiroides hiperactiva);
  • enfermedad de Hashimoto (hipotiroidismo o tiroides hipoactiva);
  • cáncer.

¿Cómo se diagnostican los nódulos tiroideos?

Muchas veces, un médico encuentra un bulto durante un examen de rutina o durante otras pruebas. Puede sentirlo.

¿Cómo puede saber mi médico si tengo un nódulo tiroideo que no es canceroso?

Su médico puede realizar diferentes pruebas. Una prueba es una aspiración con aguja fina. Su médico tomará una muestra de tejido de la glándula tiroidea y lo examinará bajo un microscopio para ver si es canceroso. La muestra de tejido se obtiene con una aguja muy pequeña.

Otra prueba que puede realizar su médico es una ecografía. Esta prueba usa ondas de sonido para realizar una imagen de la forma y el tamaño de los nódulos tiroideos. Puede ayudar a su médico a determinar si el nódulo es un tumor sólido o un quiste lleno de líquido.

Una tercera prueba es una gammagrafía de tiroides. Su médico le inyectará yodo radiactivo inofensivo en una vena del brazo. La glándula tiroidea absorbe el yodo y “brilla” mientras su médico toma una imagen especial. Su médico puede aprender sobre el nódulo según qué tanto o tan poco yodo muestre la imagen.

¿Los nódulos tiroideos pueden prevenirse o evitarse?

Los médicos no saben bien qué causa la mayoría de los nódulos tiroideos, de modo que no es posible prevenirlos. Puede comer alimentos ricos en yodo (sal de mesa, productos lácteos, mariscos, carne, etc.), que pueden prevenir una causa de nódulos tiroideos.

Tratamiento de los nódulos tiroideos

Algunos pacientes que tienen pequeños nódulos benignos pueden elegir esperar y observar. No es una forma de tratamiento activo, sino un período de observación. El nódulo puede desaparecer solo o conservar el tamaño. Los pacientes que siguen este tratamiento deben realizar un control médico cada seis meses para verificar el crecimiento del nódulo. En tanto el nódulo no crezca, no suele haber necesidad de preocuparse. Otras formas de tratamiento incluyen la toma de hormonas o yodo radiactivo para reducir los nódulos o inyectarles alcohol etílico (etanol) para reducirlos. Si un nódulo es canceroso o crece a pesar del tratamiento con hormonas, puede ser necesaria una cirugía para retirar el nódulo.

Vivir con nódulos tiroideos

La mayoría de las personas que tienen nódulos tiroideos lleva una vida normal. Tal vez necesite realizar un control médico más seguido, pero por lo general no suele haber complicaciones.

Si surgen complicaciones, pueden incluir problemas para tragar o respirar. También es probable que aumente o pierda mucho peso. Trabaje con su médico para tratar estos síntomas.

Si los nódulos tiroideos son un síntoma de cáncer de tiroides, podrá necesitar cirugía. Durante la cirugía, el médico eliminará la mayor parte, sino toda, la tiroides. Luego de la cirugía, tomará hormonas de reemplazo de tiroides todos los días durante el resto de su vida.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿El nódulo tiroideo que tengo es cáncer? Si no lo es ahora, ¿significa que tengo posibilidades de desarrollar cáncer de tiroides?
  • ¿Mis hijos tendrán más probabilidades de desarrollar nódulos tiroideos?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para los nódulos tiroideos?
  • Si tengo un nódulo tiroideo ahora y desaparece, ¿regresará?
  • ¿Qué puedo hacer en mi casa para prevenir los nódulos tiroideos?
  • ¿Tiene algún material educativo que pueda leer?
  • ¿Recomienda algún sitio web?