Neuralgia del trigémino

¿Qué es la neuralgia del trigémino?

La neuralgia del trigémino es una afección dolorosa que causa un ardor extremo, un dolor eléctrico o una sensación de choque en la cara. El dolor puede ser tan extremo que puede obstaculizar la actividad normal. Incluso el miedo a los ataques que se aproximan puede ser tan estresante que realizar las tareas diarias es un desafío.

Síntomas de neuralgia del trigémino

El dolor de la neuralgia del trigémino puede durar unos segundos o minutos, luego se alivia y luego se repite. Por lo general, estos ciclos de dolor ocurren durante unos días o semanas, y luego se detienen durante días, semanas o incluso años, antes de regresar. Con el tiempo, los ciclos tienden a repetirse más rápidamente, con pausas más cortas en el medio.

El dolor a veces se desencadena por actividades muy normales, como masticar, sonreír, hablar, afeitarse o cepillarse los dientes. A veces, incluso el viento en la cara puede causar dolor.

Algunas personas que tienen neuralgia del trigémino notan entumecimiento u hormigueo en la cara en los días previos a un ataque.

¿Qué causa la neuralgia del trigémino?

La neuralgia del trigémino ocurre cuando el nervio trigémino está pellizcado o dañado. El nervio trigémino conecta muchas partes diferentes de la cara con el cerebro. Se compone de tres ramas. La rama superior une el cerebro con el cuero cabelludo y la frente. La rama media se conecta con la mejilla, los lados de la nariz, el labio superior y la mandíbula superior, los dientes y las encías. La rama inferior se extiende hasta la mandíbula inferior, los dientes, las encías y el labio inferior.

A menudo, el área dañada del nervio se encuentra en la base del cerebro, donde el nervio sale del cráneo y se extiende a partes de la cara. El nervio puede dañarse debido a un vaso sanguíneo que crece demasiado cerca y presiona el nervio o desgasta la capa protectora del nervio (llamada mielina). El daño al nervio también puede producirse cuando otra cosa ejerce presión adicional sobre el nervio, como un tumor. En muchos casos, no se puede encontrar una causa del daño del nervio.

¿Cómo se diagnostica la neuralgia del trigémino?

Ninguna prueba específica puede confirmar que tiene neuralgia del trigémino. A menudo, el diagnóstico se realiza al descartar otras posibles causas de su dolor. Su médico podría tratar de determinar la causa haciéndole preguntas sobre sus síntomas e historial médico. Él o ella podría buscar otras cosas que pudieran estar causando su dolor, como la mandíbula, el seno o problemas en los dientes.

Su médico podría solicitar un tipo de escáner cerebral llamado resonancia magnética (IRM) para saber si un vaso sanguíneo está presionando contra su nervio trigémino. Una resonancia magnética también puede buscar signos de un tumor u otros problemas.

¿Se puede prevenir o evitar la neuralgia del trigémino?

Cualquiera puede contraer neuralgia del trigémino, por lo que realmente no es posible prevenirla. Es más probable para personas mayores de 50 años. También es más común en personas que tienen esclerosis múltiple. Esto se debe a que la esclerosis múltiple daña la mielina que protege los nervios. Las mujeres tienen más probabilidades de padecerla que los hombres. La afección parece transmitirse en las familias, probablemente porque los vasos sanguíneos de los familiares se forman de manera similar.

Tratamiento de la neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino se puede tratar de muchas maneras diferentes. Al igual que con muchos trastornos, algunos tratamientos funcionarán bien para algunas personas y menos para otras. No se desanime si el primer tratamiento que prueba no funciona. Informe a su médico cómo se encuentra y pregúntele sobre otras opciones.

Su médico podría recetarle un anticonvulsivo o un medicamento antiespasmódico. Estos medicamentos cambian la forma en que los nervios transmiten información, o cómo los nervios se “disparan”. Es por eso que pueden ayudar con el dolor causado por la neuralgia del trigémino. Ejemplos de estos medicamentos son: carbamazepina, clonazepam, gabapentina, lamotrigina, oxcarbazepina, fenitoína, topiramato y ácido valproico.

Ciertos tipos de antidepresivos también pueden ser útiles en el tratamiento del dolor asociado con la neuralgia del trigémino. Los antidepresivos alteran la acción química en su cerebro que lleva a sentir dolor. Algunos ejemplos incluyen amitriptilina, bupropión, doxepina, duloxetina, imipramina, paroxetina, nortriptilina y venlafaxina.

Las combinaciones de dos, o incluso tres medicamentos podrían ser más eficaces que un solo medicamento. A menudo, se dedica mucho tiempo a probar diferentes medicamentos y combinaciones de medicamentos para encontrar el tratamiento médico más efectivo. Los efectos secundarios, tales como sentirse cansado, pueden limitar el uso de algunos de los medicamentos.

Su médico podría sugerirle que pruebe un bloqueo nervioso, que es una inyección con un anestésico que evitará que el nervio duela, al menos por un tiempo.

Si los medicamentos no ayudan lo suficiente y el dolor afecta su capacidad de funcionamiento, es posible que necesite cirugía. Durante la cirugía, su médico dañará o destruirá ciertos nervios usando productos químicos, corrientes eléctricas, radiación u otros medios. El nervio trigémino en sí podría cortarse para eliminar o reducir el dolor. Cualquier cirugía en la que se destruyan los nervios causará un entumecimiento continuo. Sin embargo, el dolor a veces puede regresar después de la cirugía y ser peor que antes.

Viviendo con neuralgia del trigémino

No saber cuándo tendrá brotes de dolor facial es estresante. Por eso es importante trabajar con su médico para encontrar un plan de tratamiento que funcione para usted. Además, conozca su afección lo más posible. De esa manera, puede desempeñar un papel más activo en su atención. Encuentre un grupo de apoyo de otras personas que tengan neuralgia del trigémino. Tener un espacio seguro para desahogarse y compartir historias puede contribuir en gran medida a mejorar su salud mental y emocional. También le recuerda que no está solo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Tengo esclerosis múltiple. ¿Estoy en riesgo de neuralgia del trigémino?
  • He tenido neuralgia del trigémino. ¿Cómo puedo evitar que vuelva a suceder?
  • ¿Cuánto durará esta afección? ¿Se irá de forma permanente?
  • ¿Necesitaré cirugía para tratar la neuralgia del trigémino?
  • ¿Los cambios en el estilo de vida ayudarán a tratar o prevenir la neuralgia del trigémino?